Bienestar

Siete lecciones de un año de pandemia para vivir mejor

Maira Ropero

05/01/2021 - 07:15

 

Siete lecciones de un año de pandemia para vivir mejor

 

El año 2020 nos ha dejado imágenes insospechadas, momentos nunca vividos antes y muchas escenas de desconcierto que seguiremos recordando durante mucho tiempo.  

Como psicóloga, me ha tocado desde muy temprano entender lo difícil que era este momento para todos. El confinamiento fue, desde un principio, una prueba muy dura y exigente, llena de miedos. Tuvimos que protegernos de un virus desconocido, pero también convivir con la posibilidad de un desabastecimiento, la distancia de los seres queridos, el desmoronamiento económico y la falta de ingresos.

Todos estos elementos nos exigieron un gran esfuerzo para adaptarnos y superarnos. Uno de los grandes esfuerzos fue convivir todo el tiempo en un espacio reducido con un grupo limitado de personas, pero también asumir nuevas ocupaciones y responsabilidades. Como ejemplo, los padres tuvieron que ser profesores y tutores, pero también compañeros de juego y confidentes en plena etapa de educación virtual.

De estas vivencias hemos de sacar alguna enseñanza, algo que nos ayude a crecer, por eso destaco a continuación las 7 grandes lecciones que nos dio el año 2020 para vivir mejor.

1-. El estrés y la angustia pueden ser peores que un virus. Muchas personas se han encerrado para evitar el covid-19, pero, paradójicamente, durante el encierro han experimentado niveles altos de estrés y crisis de ansiedad que han mermado sus defensas, alentado insomnios, y provocado muchos malestares. El virus no ha llegado a sus casas, y, sin embargo, el miedo y la incertidumbre les ha hecho sufrir igual o más. Por eso, debe ser una prioridad y un esfuerzo continuo el cuidar los espacios de paz y generar momentos de bienestar y relajamiento.

2-. No somos indestructibles ni eternos, hay que cuidar el cuerpo para evitar complicaciones. Los virus atacan y derriban con más facilidad a aquellas personas con trastornos alimenticios, que sufren sobrepeso, diabetes, o problemas cardiacos. El coronavirus no es distinto y, por eso, hemos de actuar de manera constante y coherente. Cuidar nuestro cuerpo con una alimentación sana y ejercicio periódico es un asunto primordial.

3-. La familia es un tesoro que hay que valorar. Los confinamientos nos han hecho reflexionar sobre lo que más importa y sobre el verdadero sentido de la palabra “soledad”. En medio de tantos temores y restricciones, nos hemos dado cuenta del valor que tiene la familia y de la importancia de nutrir ese vínculo. No solamente porque nos ayuda a sentirnos menos solos, sino porque, al final, la familia es la que mejor entiende, siente y se identifica con nuestro dolor. Estar en familia permite sentirse más seguro y descargar una cantidad enorme de angustias.  

4-. Los niños pueden ser muy creativos si se les da el espacio y la importancia. El tiempo dedicado a los niños ha aumentado inevitablemente con el encierro, para bien y para mal. Muchos padres han tenido que limitar o alterar sus horarios de trabajo, para acompañar a sus hijos, y muchos de ellos han entendido que la creatividad de sus hijos ha sido una bendición en estas fechas. Los niños son, muchas veces, el motor de nuevas iniciativas (juegos, descubrimientos, paseos, etc…) y con muy pocos materiales, son capaces de inventar o crear cosas magníficas. El gran descubrimiento del 2020 es que estando más tiempo con ellos, los niños son más creativos, y al mismo tiempo, se afianzan los lazos de amor. Su creatividad depende, pues, del amor y el tiempo de calidad que se les entrega.    

5-. Mantener el contacto con la gente nos alegra y fortalece. Somos seres sociales. Vivir en la extrema soledad nos debilita, y, por lo contrario, sentir el calor de un saludo, de “un hola”, nos ayuda a mirar el día presente con más alegría. Hablar con la gente nos aparta de nuestras preocupaciones, también nos permite entender que no somos los únicos en sufrir. Por eso, es importantísimo para la autoestima y la actitud mantener el mayor número de contactos posibles. La gente que interactúa con más gentes es más propensa a ser alegre y superar las dificultades.   

6-. Hay que celebrar cada fecha, por pequeña e insignificante que sea. Con el encierro, hemos aprendido a valorar lo más importante (la vida), y a falta de grandes viajes o lugares extraordinarios, hemos tenido que disfrutar del momento presente en espacios reducidos y con un número limitado de personas. A partir de ahí, la creatividad y fantasía ha tenido que multiplicarse. Cada fecha en el calendario se ha transformado en una oportunidad para celebrar, tener detalles con los familiares y producir endorfinas (hormonas del bienestar). Ésta es, efectivamente, otra gran enseñanza del año 2020: todo, absolutamente todo, puede ser fuente de una celebración. Desde un cumpleaños, hasta la fecha de un compromiso matrimonial, el día de la mujer, del padre, de la mamá, de los abuelos, de la amistad, del psicólogo, del dentista, del medio ambiente, del perro o del gato.  

7-. Cada día es un regalo, agradece cada nueva mañana. Nada es definitivo. Nada es para siempre. Un día estamos aquí y el otro quién sabe. Muchas personas han sufrido con la pandemia la pérdida de un ser querido. Muchos hemos visto cómo las cifras de muertos aumentaban sin que nada pudiera detenerlas. Por eso, es importante valorar cada nuevo día. Dar las gracias por estar aquí y, aunque las circunstancias lo dificulten, disfrutar el momento presente.

 

Maira Ropero

@MairaRopero  

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

2 Comentarios


IRMA 06-01-2021 04:08 PM

Excelente reflexión, año 2020 de nuevas oportunidades

Eduard Daza 07-01-2021 08:15 AM

Excelentes mensajes y aprendizajes que debemos sacar provecho.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La enfermedad que impide expresar las emociones

La enfermedad que impide expresar las emociones

Cuando Marta le pregunta a Alfredo "¿Qué sientes?", la respuesta siempre es "No sé". Si le pregunta "¿Me amas?" Probablemente conte...

Bienestar: la sexualidad en la pareja

Bienestar: la sexualidad en la pareja

En muchas ocasiones llegan pacientes a mi consulta porque quieren superar problemas en sus relaciones sexuales: “ya no disfruto, no t...

Cerrando las heridas del conflicto colombiano

Cerrando las heridas del conflicto colombiano

La historia de Colombia en los últimos 50 años muestra una gran tragedia social: muertes inocentes, impotencia de la situación, mied...

Cómo interpretar y recordar los sueños

Cómo interpretar y recordar los sueños

Cada uno de nosotros sueña cada noche, en momentos distintos, durante al menos una hora. Los sueños son muchos pero, en el momento de...

El colchón y la almohada: dos aliados para tu descanso

El colchón y la almohada: dos aliados para tu descanso

  El efecto que un buen descanso tiene sobre la salud de las personas ha sido probado ampliamente. Lograr un buen sueño es vital par...

Lo más leído

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

La década de la Gran Colombia

Alonso Fernández García | Historia

¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Alicia Angosta | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados