Cine

Una aventura extraordinaria: ¿una película extraordinaria?

Natalia Fernández

03/01/2013 - 12:30

 

Había escuchado cosas positivas sobre esta aclamada adaptación de la novela de Yann Martel pero honestamente nunca me esperaba una aventura extraordinaria. Los temas de religión no suelen culminar en un guion estable ya que las distintas creencias la posicionan en un estado interminable de guerra personal. No obstante, el guionista David Magee convierte lo imposible en un triunfo ya que no sólo estamos presenciado una obra maestra sino estamos formando parte de ella al momento de involucrar nuestro razonamiento.

La cultura de la India es bastante fascinante e innovadora ya que muchos tendemos a creer que su forma de vida es primitiva en lugar de urbana. Al igual que en nuestra y otras ciudades del mundo, también cuentan con localidades al estilo de la arquitectura de Francia. La evolución de la Nueva India sigue en contraste con la conservadora y la religión tanto beneficia como perjudica esta situación. Debido a sus diversas variaciones e interpretaciones, se nos aconseja brevemente nuestra introducción a partir de nuestro cuestionamiento.

En este tratamiento se adopta la filosofía tachando la fe ciega por una fe razonable, sin embargo es un acercamiento desenvuelto con facilidad para la comprensión infantil. Si no tienes la menor idea de cómo introducir  a un niño al cristianismo, esta adaptación es la perfecta elección. Posteriormente de un complejo posicionamiento contextual, la trama se dispara con un núcleo intenso en contenido, suspenso y drama.

Debido al excelente desarrollo de personajes, se nos es fácil seguir y hasta identificarnos con el protagonista pese a su descendencia. Desde Naufrago, no había existido una producción de tal calibre pero he aquí un sobresaliente progreso en el género. En cuanto al clímax, está garantizado que tras la catarsis sabrás si eres creyente o no creyente de Dios.  Ambas posturas no implican necesariamente la pertenencia a una religión ni tampoco señalan a nadie de escéptico, simplemente nos ayudan a descubrir nuestra verdadera postura en el mundo.

Estoy sorprendido de Ang Lee ¿quién hubiera dicho que el director de Secreto en la Montaña y Hulk lograría reivindicarse con una adaptación visualmente espectacular y poderosamente emocional? Finalmente una fuente autentica de autodescubrimiento y travesía humana cuyos 127 minutos de duración no se sienten en lo absoluto. Lee brinda mucha experiencia en el uso de los paisajes, da credibilidad a los animales involucrados y convierte a Suraj Sharma en un verdadero estrella de cine.

En conjunto con la edición: la implementación del formato 3D sirvió de soporte visual ya que la pantalla digitalmente se ve preciosa en 2D. Los efectos especiales lucen de maravilla convirtiéndola en quizás La Invención de Hugo Cabret de este 2012. Es más, no me sorprendería verla triunfante en algunas de las categorías de: Cinematografía, Efectos Especiales, Edición General y Dirección de Arte. Cualquiera que la haya visto sabe que es una obra poética y magnifica.

Básicamente la actuación de Suraj Sharma radica como la verdadera reliquia aunque el resto del reparto cumple con los mismos estándares de calidad humana. Irrfan Khan como el adulto Pi nos atrapa con su modo de narrar que ninguna de sus interrupciones sobre la trama nos corta el ritmo sino lo opuesto, nos mantiene a flote con profunda inspiración. Gautam Belur como Pi a la edad de 5 años nos roba el corazón por su inocencia mientras Ayush Tandon a la edad de 11 años nos engancha con la exploración y autodescubrimiento al estilo característico de Slumdog Millionaire.

Adil Hussain y Tabu hace una gran labor como los padres de Pi. La pareja destaca en el campo paternal significando que cada uno de los gestos y acciones físicas son de impacto educativo. Las lecciones están presentes por más duras que sean, los distintos enfoques de la religión, el alcance de la madurez, la protección y economía. La actitud recta de Hussain nos brinda credibilidad en la forma de vida dura e inclusive escéptica mientras Tabu complementa con libertad, ternura y compasión.

Vubish Sivakumar, Mohamed Khaleeli y Ayan Khan son decentemente aceptables en las distintas facetas de Ravi Patel, el hermano de Pi. Básicamente es un personaje que viene y va pero nunca está del todo presente. La relación con Pi es común y se desconoce si realmente eran unidos ya que siempre están concentrados en sus respectivos caminos. Aun así contribuyen con diversidad temática. Como mención especial: Gérard Depardieu entrega un fuerte antagonismo en su aproximado minuto de participación.

Retornando a Sharma, este joven nos mantiene en constante suspenso y sufrimiento. Desde un principio nos gana nuestra preocupación y nos asustamos de su destino al enfrentar al tigre, una de las mejores dinámicas vistas entre un hombre y un animal. Esta autenticidad en sus expresiones nos hace creer en la belleza de la cinematografía y a su vez nos conmueve al ser parte de este trágico naufragio. Curiosamente similar a Tom Hanks y Wilson, pero para tratarse de un joven con mínima experiencia, es sin duda su graduación al estrellato.

Probablemente haga llorar a algunos porque es imposible no dejarse llevar por la emoción e intriga, con esto último me refiero especialmente a la reacción sentimental de Sharma durante el giro que nunca crees venir en conjunto con su relación entorno a los animales. Aprovechando la mención, el final mantendrá a muchos hablando por varios meses ya que contadas son las producciones que logran crear tal impacto personal. Por lo tanto, La Vida de Pi es fácilmente uno de los mejores filmes de 2012.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La dama de hierro: una actuación de interés cinematográfico

La dama de hierro: una actuación de interés cinematográfico

Quiero aprovechar este momento vacacional en el que todas las producciones comerciales invaden las programaciones del único cine en Va...

¿Existe el cielo?

¿Existe el cielo?

Esta es la pregunta que se hacen los protagonistas de la película “El cielo es real” y ese es el interrogante que nos hacemos buen...

Clint Eastwood: el último gran clásico del siglo XX

Clint Eastwood: el último gran clásico del siglo XX

  Clint Eastwood es cine en estado puro. Su naturalidad a la hora de interpretar, sin incurrir en las sobreactuaciones que otros come...

Manuel, grandes lecciones de vida y un pedazo de felicidad

Manuel, grandes lecciones de vida y un pedazo de felicidad

Manuel es un niño bueno. Un poco travieso, despistado y desobediente, pero con una capacidad reflexiva y carga de amor tan enorme qu...

El cine colombiano de antes: su evolución a lo largo del siglo XX

El cine colombiano de antes: su evolución a lo largo del siglo XX

  El romance de Colombia con el séptimo arte empezó en 1895. Todo inicia dos años después de la aparición del cinematógrafo, su...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados