Cine

El maestro luchador o cómo combinar puños y escuela

Alberto Campos

13/02/2013 - 10:25

 

Kevin James es, junto a Adam Sandler, Vince Vaughan, Will Ferrer y otros cuyos nombres ni queremos recordar, el grupo de “intérpretes” más desastroso que haya pisado los escenarios de Hollywood.

Este gordito buena gente que actuaba de marido estúpido en una serie de TV de los 90, “The King of Queens”, ha sido el protagonista de varias de las peores películas que hemos tenido la mala suerte de ver en estos últimos años, siendo “El guardián del zoológico” un ejemplo de record, muy en especial por lo destartalado de la historia que cuenta.

Se puede decir, sin temor a mentir, que el guión de la presente, “Here comes the Boom” (El maestro luchador), no es tan malo como el antes mencionado. Sin embargo, es tan convencional y desabrido como los de varias docenas de comedias de los pasados años.

Como siempre, Scott Voos, que es maestro de un colegio privado, es un perfecto inútil, llega tarde a su clase, que no pone interés alguno en enseñar a sus alumnos y que es desaliñado y necio. Pero, cuando al profesor de música del colegio lo va a hechar  porque el colegio debe hacer ahorros, entonces, de buenas a primeras, ya Scott se dedica en cuerpo y alma a recolectar dinero para impedir la cancelación del anciano Marty y, de buenas a primeras, se convierte en luchador y, además, en abnegado profesor de biología y enamorado de la hermosa Salma Hayek (que, pura casualidad, se llama Bella como la vampira) a la cual habrá de levantarse porque, de tarado, pasa a ser héroe y galán y todo lo maravilloso que usted pueda imaginar, aunque, por supuesto, ningún infeliz espectador tendrá (y eso nos incluye a nosotros) tan formidable imaginación como para inventarse tantas tonterías repletas de incongruencias y necedades.

Naturalmente, con el cine de Hollywood, con ese cine pensado estrictamente para los muchachos norteamericanos y sin otra pretensión que no sea invertir unos millones para ganar más millones, nunca tenemos muchas expectativas. Puede que, alguna vez, nos sorprendan, pero eso es como ganarse el baloto.

En lo que se refiere a histrionismo, no vayan a la espera de nada que sobresalga. Kevin James es como los cómicos nuestros de la TV: siempre habrá de hacer lo mismo aunque el personaje parezca diferente.

Salma Hayek debe estar pasando un mal momento porque queda claro con este guión que su personaje de Bella no va a ser recordado no por la crítica más de tres semanas (Y si la recuerdan es por su liviandad). Y al casi olvidado Henry Winkler le han hecho un favor dándole unos miles de pesos por ese papelito inocuo de Marty Streb. Y el resto es tan o más olvidable que los ya mencionados.

No hay más que decir.  Esta es una película divertida pero pobre en contenido y originalidad. A la comedia americana le cuesta renovarse, ésa es la principal conclusión.

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Roa: el crimen que cambió la historia

Roa: el crimen que cambió la historia

O “los perdedores también escriben la historia”; igual da, de todas maneras y por donde se la mire es una película carente de rig...

Ciro Guerra: “El cine nace en Francia”

Ciro Guerra: “El cine nace en Francia”

Indudablemente, la relación entrañable que existe entre el mundo del cine y Francia supera los hechos históricos y el recuerdo de ti...

La cara oculta: el amor y sus múltiples facetas

La cara oculta: el amor y sus múltiples facetas

El amor tiene mil caras. Se construye a diario y de la manera más espontánea. Es una fuente de felicidad y de satisfacción, pero tam...

Recuerdos del Teatro Michichoa (II Parte)

Recuerdos del Teatro Michichoa (II Parte)

  El teatro Michichoa es hoy un gigante abandonado, un sitio de gratos recuerdos que aún viven en la memoria de los santaneros; su i...

El dictador, una sátira actual que seduce

El dictador, una sátira actual que seduce

Llevaba mucho tiempo sin ver una comedia divertida basada en hechos sociales. Para ser sincero, no logro recordar cuál fue la última ...

Lo más leído

La historia afroamericana contada en las canciones de Salsa

Alejandro Álvarez Martínez | Música y folclor

Los Pacabuyes: ¿un pueblo Chimila o Malibú?

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Pueblos

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

El Vallenato de Rafael Escalona

Darío Blanco Arboleda | Música y folclor

Armando Zabaleta: el fecundo compositor de “No voy a Patillal”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados