Cine

Después de la tierra: la historia del fin de nada

Alberto Campos

12/06/2013 - 12:13

 

Hace años que el director M. Night Shyamalan ha caído en un tenebroso agujero de malas producciones cinematográficas y tropiezos de muy mal gusto.

Las cosas empezaron a ir mal desde el 2006, cuando el alguna vez considerado “próximo Spielberg” filmó, en contra de todas las voluntades, La dama del agua. Desde entonces, hemos sido testigos de una carrera en la que los resultados en pantalla no avalan (ni crítica ni comercialmente) sus momentos de genio incomprendido (como El Sexto sentido o Señales). Sin embargo, para lo que nunca estuve preparado es para ver caer junto a Shyamalan a una de las figuras más sólidas de Hollywood: Will Smith.

De por qué el hombre con una de las carreras cinematográficas más saludables (Will Smith) hizo negocios con el director cinematográfico con una de las carreras más dañadas, hay que hablar en otro momento y espacio. Quizás podamos incluso hacer un estudio, pero por ahora tengo que enfocarme en el resultado de esta pareja circunstancial.

Procedamos a lo que me gustaría llamar la escena del crimen. Idea original de Will Smith, con guión y dirección de M. Night ShyamalanDespués de la Tierra relata la aventura del comandante Cypher (Will Smith) y su hijo Kitai (Jaden Smith), quienes han estrellado su nave espacial contra la Tierra, mil años después de que este planeta ya no esté habitado por humanos y se ha transformado en un lugar inhabitable para ellos. En el accidente, Cypher ha quedado inválido, poniendo en su hijo el peso de la misión. Kitai deberá internarse en el letal ecosistema de la Tierra para enviar señales de ayuda y conseguir que su padre y él regresen a casa.

Se pueden señalar muchos defectos, aunque sólo uno es el que afecta irremediablemente a esta película. Vamos de menos a más.

El tema de la humanidad buscando nuevo hogar y la Tierra vista como un lugar inhóspito es la tendencia narrativa del año en la ciencia ficción. En comparación a conceptos rivales, que perfilan a héroes abandonados a su suerte en un planeta hostil (como Oblivion de Joseph Kosinski o la próxima Elysium de Neil Blomkamp) la oferta de Shyamalan es austera en ideas y sorpresas.

La historia del joven Kitai es lineal y sin capas. Me viene a la mente compararla con un videojuego, pero ya ni si quiera los videojuegos son así de simplones.

A nivel visual algo hace ruido y distrae: es el aspecto del mundo futurista creado por Shyamalan. El diseño de producción (sets, vestuario, maquillaje) registra a cuadro con un raro look artesanal/hágalo usted mismo/en colores de la tierra que hacen que la cinta luzca barata y no con ciento treinta millones de dólares de presupuesto.

El gran problema de esta lamentable candidata a peor estreno del verano es la alineación de su elenco. Al pasar la estafeta a su hijo Jaden, Will Smith sacrifica su reflector, aceptando un personaje opaco, estéril, que contrasta con el héroe que siempre le ha gustado interpretar. En el papel de Cypher, no sólo se la pasa postrado en una silla; es un hombre sin espíritu, ni sentido del humor, autoritario, parco. Sin diversión ni carácter, ésta no es una película de Will Smith. Si tomamos en cuenta que el material publicitario de Después de la Tierra nos oculta el nombre de su director, entonces ésta tampoco es una película de M. Night Shyamalan.

Más que mala (en el sentido del cine mal contado, mal actuado, mal realizado), Después de la Tierra es plana y aburrida. Sus fallas no son detalles jugosos para una discusión entre críticos obsesivos. El mal cine, al menos, es un síntoma de los tiempos que corren, provoca una reacción. Este es el descenso de M. Night Shyamalan a lo irrelevante.

 

Alberto Campos


Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

1 Comentarios


pia 26-05-2015 03:16 PM

¡Es entretenida! No ha sido la mejor película pero al menos Después de la Tierra está bastante bien dirigida, ya que tiene grandes planos, buenos efectos especiales - aunque los de los animales dejan bastante que desear -, y tiene ritmo. Por cierto la puede ver hace un par de días en http://www.hbomax.tv/programacion.aspx échenle un vistazo para ver que otras opciones encuentran.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Mad Max, furia en la carretera: ¿La reina de las películas de acción?

Mad Max, furia en la carretera: ¿La reina de las películas de acción?

De vez en cuando aparece en el horizonte una franquicia que rompe con el resto. Hace mucho tiempo que se anunciaba la cuarta películ...

Misión Imposible 5

Misión Imposible 5 "Nación secreta": Tom Cruise no envejece

Directores de éxito se han enfrentado durante 19 largos años a las diferentes entregas de una de las sagas más famosas del cine co...

Jurassic World: ¿el regreso a los orígenes de la saga?

Jurassic World: ¿el regreso a los orígenes de la saga?

22 años después del estreno de la primera película Parque Jurásico, llega a las salas de cine Jurassic World: un reto cinematogr...

Robocop: un remake para los nuevos tiempos

Robocop: un remake para los nuevos tiempos

Permítanme un paréntesis antes ya incluso de comenzar esta crítica. Existe una epidemia en el mundo de los aficionados al cine. Una ...

Amores infieles o cuando las pasiones dictan el camino

Amores infieles o cuando las pasiones dictan el camino

El inicio de una película nos revela de inmediato la atmósfera y el nivel de lo que viene a continuación. En “Amores infieles”...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube