Cine

“Nuestro video prohibido” o cómo reavivar la pasión en una pareja

Alberto Campos

01/10/2014 - 13:40

 

Tras diez años de matrimonio y dos hijos en común, Jay (Jason Segel) y Annie (Cameron Díaz) siguen muy enamorados, pero la pasión se ha enfriado un poco.

Para recuperarla, nada mejor que volver a lo que les unió en un principio de manera pasional: el sexo. Así es cómo deciden grabarse en un video probando todas las posturas indicadas por un conocido manual de sexo en una sesión maratoniana de tres horas de duración.

A la mañana siguiente, la felicidad ha vuelto. Están de lo más contentos… hasta que descubren que su vídeo más íntimo ha pasado a dominio público. Esto da lugar a una noche de locura en la que procurarán por todos los medios recuperar su vídeo y reputación.

Buen inicio para una comedia. Pero no se equivoquen: Nuestro Video Prohibido tiene mucho corazón y a veces pocas sorpresas. Cameron Díaz y Jason Segel hacen un buen equipo, interpretando sus papeles con calidez y accesibilidad. Díaz es especialmente buena en esta película; su ritmo y sincronización son increíbles, y ella es tan agradable, incluso cuando su personaje tiende a caer en los extremos. Es notable, también, cómo Annie y Jay son plasmados como iguales en lugar de la típica pareja con opiniones diferentes que Hollywood suele arrojar en cada comedia romántica.

Sin embargo, cuando ya han pasado dos tercios de la película, uno siente como si el mismo chiste se estuviera repitiendo infinitas veces. Una nueva complicación se presenta hacia el final de la película innecesariamente, y el final no es sorprendente, por decir lo menos. Y sin embargo -y esto es el mayor atractivo de la película- uno se siente bien al final por Annie y Jay.

Los padres necesitan saber que Nuestro Video Prohibido -una comedia lasciva pero divertida sobre una pareja tratando de reavivar la pasión en su matrimonio- es definitivamente demasiado madura para adolescentes y preadolescentes. En primer lugar, está el tema central: el sexo, y la creación de un video sexual y los problemas y la hilaridad que se derivan de esa decisión. También está la exploración de las fallas de un matrimonio, que puede pasar por encima de los espectadores más jóvenes. Dada la parcela, hay mucha desnudez (no se muestran los genitales) y el lenguaje sube de tono.

El consumismo es rampante: Casi todo el mundo tiene un iPhone o un ordenador portátil Mac o algún otro producto de Apple. Se utilizan drogas y el alcohol, hay algo de violencia jugado para provocar risas (un hombre golpea a un perro vicioso, lo empuja hacia arriba contra una pared y se cae de un balcón con el).

Por lo demás, una película entretenida pero que no quedará en las memorias.

 

Alberto Campos


Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Noé: el regreso a las súper producciones con fondo religioso

Noé: el regreso a las súper producciones con fondo religioso

De entrada hay que resaltar que “Noé” (Noah originalmente) viene con la firma de Darren Aronofsky, director del Cisne negro (2010)...

Intensamente: ¿La película de animación del año?

Intensamente: ¿La película de animación del año?

En el pasado Festival de Cannes, “Intensamente” se acaparó de todas las miradas –quizás sin querer. El efecto fue notable y m...

El séptimo hijo o cómo buscar alternativas en el cine de fantasía

El séptimo hijo o cómo buscar alternativas en el cine de fantasía

El séptimo hijo nace de la literatura. Es la adaptación de la primera novela de una saga escrita por el británico Joseph Delaney q...

Aviones: ¿Reciclaje descarado o falta de imaginación?

Aviones: ¿Reciclaje descarado o falta de imaginación?

Hacía tiempo que no ponía los pies en una sala de cine y sentía semejante desazón. Con este inicio dejo claro mis impresiones acerc...

Cine: hace 20 años de…

Cine: hace 20 años de…

  En un principio, al pensar en el año 1998 es posible que no se antoje un año especialmente relevante en el mundo del cine porque ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube