Cine

Cercana obsesión y el regreso cuestionado de Jennifer López

Alberto Campos

15/04/2015 - 06:10

 

Jennifer López lo hace todo. Algunos la consideran genial por ese motivo. De hecho, hubo un tiempo en el que Jennifer López se le conocía más por sus películas.

En aquella época se le podía llamar actriz, y si bien sus películas no eran obras de arte, funcionaban como entretenimiento casual. Entre ellas podemos destacar a Sueño de amor (Maid in Manhattan, 2002), Experta en bodas (The Wedding Planner, 2001) o hasta Si te casas te mato (Monster-in-Law, 2005).

Sin embargo, de un tiempo para acá, ya no sabemos por dónde ha seguido: cantante, actriz, productora, modelo para revistas con tinte rosado… Lo evidente es que sus películas no han satisfecho a mucha gente. “Cercana obsesión” (The Boy Next Door) no es la excepción.

Esta película intenta ser un thriller psicológico que, desafortunadamente, cae en todos los clichés del género, desde el uso del score para “obligar” a la audiencia a sentir miedo, hasta giros de tuerca poco sorpresivos. Pero si somos sinceros, Cercana obsesión parece más una parodia de otras películas de suspenso, y es que tiene tantas secuencias de humor involuntario, que tal pareciera que el objetivo principal de la guionista Barbara Curry era hacer una gran broma. 

Qué decir entonces de Jennifer López en el rol de una profesora de literatura ya madura que se obsesiona con un muchachito que se muda frente a su casa para ayudar a un pariente inválido y que rápidamente gana la confianza de ella y la amistad de su hijo adolescente de edad similar. 
 Hasta aquí el argumento ridículo sólo podría funcionar en esas películas que hicieron furor en los 90 y que recibieron también el sobrevalorado título de thriller eróticos para compartir lugares con otros títulos como Atracción Fatal (1987) o el clásico instantáneo Bajos Instintos (1992).  

Nada de eso se acerca a Cercana obsesión, ni siquiera la propuesta pseudo erótica y transgresora. Y todo parece gratuito, desde la historia en sí misma hasta las increíbles ingenuidades de los personajes pero lo que es más grave aún no es la insólita pendiente de complicaciones o falsas vueltas de tuerca en las que incurre López sino las resoluciones de cada conflicto.

No hay trabajo en la esfera psicológica de esta enfermiza y caliente relación, más allá del estereotipo violento y el juego de dominio entre ambos personajes. Tampoco aporta demasiado un grupo de personajes secundarios sin peso más que la funcionalidad al derrotero de los acontecimientos. 

Un film para el olvido o para un día de lluvia pero muy torrencial. 

 

Alberto Campos 

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La llegada y el poder innegable del lenguaje

La llegada y el poder innegable del lenguaje

En “La llegada”, Louise Brooks (Amy Adams) interpreta el papel de una reputada experta en lingüística que debe afrontar la trá...

Gravedad, un espectáculo visual y emocional

Gravedad, un espectáculo visual y emocional

Una de las cosas hermosas que tiene el cine, entendido esto como la experiencia de ingresar a una sala con buenos equipos de proyecció...

Cómo ser un latin lover: otra cine-fórmula para el público latino

Cómo ser un latin lover: otra cine-fórmula para el público latino

  Después del efecto “No se aceptan devoluciones” (2013), no es fácil regresar al cine con algo revolucionario. Ni siquiera c...

‘Un asunto de tierras’, es asunto de todos

‘Un asunto de tierras’, es asunto de todos

“Si tener la tierra es tenerlo todo, entonces perder la tierra es perderlo todo. Es perder la historia, la identidad y el sustento”...

El cine que unió África a Colombia

El cine que unió África a Colombia

Bajando las calles de Potosí, un barrio de casas de ladrillo con tejas metálicas y sintéticas colgado en una ladera montañosa del s...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados