Cine

Los Minions: el origen de todo

Natalia Fernández

08/07/2015 - 06:40

 

Tras el éxito casi inesperado de esos seres extraños -que acompañaban a un amigo villano-, la película era casi una obligación. Los Minions ya habían seducido al gran público de una manera inmediata y sobrecogedora.

Así es cómo llega ahora una historia con el origen de estos personajes. Un filme necesario para conocer un poco más de su pasado y aventuras, además del esperado encuentro con Gru (el villano).

La pregunta era: ¿Habría suficiente material para mantener el interés durante una hora y media (o más)? ¿Se lograría construir una buena historia con ellos siendo el centro de atención absoluto?

La respuesta no hay que buscarla muy lejos. Esta película demuestra que sí había material y necesidad de hacerlo para consolidar el interés de toda la saga.

Pero hablemos de cómo evoluciona esta “Génesis”. La película empieza de forma graciosa y animada. Los Minions aparecen en la Prehistoria y van pasando brevemente por diferentes etapas históricas: Egipto, la Edad Media, un encuentro con Napoléon, pasando por la Antártida y el hombre del Yeti o incluso "la Luna". Su único sentido existencial es intentar conseguir hacerse con alguien que ejerza como villano y al que poder ayudar en sus tareas, como esbirros, pero no terminan de tener suerte.

Kevin, Stuart y Bob son los tres personajes en los que se focaliza la historia, aunque pertenecen a una tribu muchísimo mayor de seres casi idénticos. Todos son pequeños, amarillos y llevan anteojos. Pero notamos diferencias y detalles como que algunos tienen un ojo, otros dos, y alguno es más alto y alargado mientras que otros son bajitos y rechonchos, aunque su esencia es idéntica.

Tras esta primera parte amena e intensa, con guiños a diferentes culturas, llegan el gran conflicto: el robo de la corona de la Reina de Inglaterra y el casual encuentro de los personajes con Gru. La película pierde un poco de ritmo, algo de tensión, pero se mantiene divertida.

Para el gran público, y como oferta vacacional, Los Minions es una gran propuesta para disfrutar y reír. Es una lástima que la cinta sólo venga a explicar lo que pasa en las películas anteriores.

 

Natalia Fernández 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los 33: un drama chileno con trazos hollywoodienses

Los 33: un drama chileno con trazos hollywoodienses

No es fácil realizar una película basada en una historia real, y menos cuando se trata de un drama. Por eso, mucho tomaron con caut...

Punto de quiebre: ¿un remake necesario?

Punto de quiebre: ¿un remake necesario?

Hace tiempo que no llegaba a esta columna con una crítica dura y contundente. Quizás porque la Navidad había mermado mi intransige...

Diez títulos de películas mal “traducidos”

Diez títulos de películas mal “traducidos”

El título es el primer contacto del espectador con una película y define, en buena parte, si éste toma la decisión de verla y si de...

Ralph El demoledor, un villano con aires de héroe

Ralph El demoledor, un villano con aires de héroe

Ralph El demoledor representa la película número 52 en toda la franquicia de Disney. Algo enorme si consideramos la dificultad que co...

Los pingüinos de Madagascar: estrellas con futuro

Los pingüinos de Madagascar: estrellas con futuro

Los pingüinos a los que conocimos en “Madagascar” tuvieron un pasado y tendrán un futuro. Alejados del león, la cebra, la jira...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube