Cine

Ciudades de papel: un canto a la juventud

Alberto Campos

22/07/2015 - 06:00

 

Desde mi concepto del cine, la película “Bajo la misma estrella” fue uno de los mejores estrenos del 2014 con una historia que hacía temblar de emoción a cualquier espectador.

Ahora nos llega “Ciudades de papel”, una película del mismo autor John Green, que va siguiendo un sendero parecido, pero ¿tendrá el mismo éxito que la primera? Recordemos que, cuando John Green publicó Bajo la misma estrella en formato de novela escrita, batió records de ventas, y luego su éxito se hizo más notorio cuando se estrenó la versión cinematográfica superando expectativas de taquilla.

La película “Ciudades de papel” es la transposición al cine de la tercera novela homónima, por cierto, y ganadora del Premio Edgar, una distinción llamada así en honor a Poe y entregada por la Asociación de Escritores de Misterio de Estados Unidos.

Su autor, John Green, es un novelista norteamericano que es tan “best seller” como Stephanie Meyer o J.K. Rowling, sólo que no escribe dentro de los márgenes del género fantástico, como las autoras de las sagas Crepúsculo o Harry Potter, sino que su prosa se inscribe en un realismo, siempre dirigido específicamente al lector adolescente (lo que en el mercado editorial se conoce como Young Adults Fiction).

El encargado de dirigirla fue Jake Scheier (antes dirigió Un amigo para Frank, su primer largo, que aquí no se estrenó en cines), pero se repiten los mismos guionistas de Bajo la misma estrella, Scott Neustadter y Michael H. Weber, pareja que además escribió 500 días sin ella (aquella comedia paródica de 2009).

Quentin Jacobsen (Nat Woff) siempre estuvo enamorado de Margo Roth Spiegelman (Cara Delevingne). Quentin y Margo son dos adolescentes de Orlando que viven en la misma cuadra y fueron amigos inseparables en la infancia, aunque ya ni se saludan. Ahora él es el típico “nerd” (ratón de biblioteca) que nunca falta a las clases y ella la diosa popular inalcanzable. Todo parece haber cambiado durante el curso de la escuela secundaria, pero una noche ella le pide que la ayude a vengarse de su novio infiel.

Esta última novela es una novela de aprendizaje, modelo al que se ajusta la película. Así, Quentin –pero también sus amigos Radar, Ben y Lacey (Justice Smith, Austin Abrams y Halston Sage, respectivamente)– intentan entender un poco más sobre la propia identidad y algunos de los grandes temas de la vida como el amor y la amistad.

Es cierto que la “enseñanza” que señala la película queda más que explicitada, pero se entiende que es justamente eso lo que se busca. En ese sentido, no se le puede cuestionar la coherencia.

Es una película perfecta para este tiempo vacacional (o post vacacional, como quieran), que emociona, hace soñar y recordar los mejores tiempos de la juventud y se disfruta en familia o pareja. Sin embargo, que quede claro, no alcanza la intensidad de “Bajo la misma estrella”.  

 

Alberto Campos 

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cine cristiano, una cuestión de fe

Cine cristiano, una cuestión de fe

  Está claro que los tiempos en que el evangelio cristiano en los medios era liderado por el psicólogo ultraconservador James Dob...

Born losers: nacidos para perder

Born losers: nacidos para perder

“Born losers” (1967) es una cinta dirigida y protagonizada por Tom Laughlin, en la que Billy Jack representaba no solo al antihé...

Primeras manifestaciones del Cine de terror

Primeras manifestaciones del Cine de terror

  Desde la prehistoria el hombre se ha visto impulsado a representar sus miedos por medio del arte, tal vez como una forma de hacer ...

La cara oculta: el amor y sus múltiples facetas

La cara oculta: el amor y sus múltiples facetas

El amor tiene mil caras. Se construye a diario y de la manera más espontánea. Es una fuente de felicidad y de satisfacción, pero tam...

Cuando una crítica de cine salpica a la ministra de cultura

Cuando una crítica de cine salpica a la ministra de cultura

No es un título engañoso, y mucho menos una exageración. El cine puede ser tema de discusión en Colombia y más cuando se trata de ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados