Cine

William González: “Hay que aprender las cosas básicas para desbaratarlas”

Redacción

10/08/2015 - 04:45

 

William González: “Hay que aprender las cosas básicas para desbaratarlas”

William González Zafra en Valledupar / Foto: Samny Sarabia

Cineasta colombiano de primera fila, conocido por producciones cinematográficas como “La Sargento Matocho” o “Hechizo”, William González Zafra brilla por su entusiasmo y apasionamiento. Vive y respira cine.

A su paso por Valledupar, donde impartió clases de dirección cinematográfica en el marco del taller “Imaginando Nuestra Imagen” apoyado por Mincultura, William González habló con PanoramaCultural.com.co sobre lo que implica dirigir una película, las bases y la mirada que se requieren.

Con él entendimos que es imprescindible conocer el lenguaje y las técnicas cinematográficas para comunicarse con el equipo de realización pero también para superarse y trascender en un arte que exige creatividad para seducir al espectador.   

¿Cuáles son los temas que se han abordado en este taller de dirección cinematográfica?

En primera instancia, unos elementos básicos del lenguaje cinematográfico para que los asistentes puedan moverse con facilidad y expresarse. Por otro lado, he insistido mucho en el trabajo de preproducción, haciendo énfasis que la dirección no es exclusivamente el rodaje propiamente dicho. Hay muchos ítems que tienen que abordar, como incluso la producción de mano de su productor de la exhibición y de la difusión.

Hemos visto películas que escenifican todo esto. Hemos hecho ejercicios de puesta en escena y todo esto lo concentramos en los 2 cortometrajes que deben culminar el taller. Dos cortometrajes de dos grupos conformados con los alumnos que se van a realizar con temática de la región, escritos por ellos y, que además, han sido apoyados y supervisados por otros talleristas.

¿Se puede empezar a trabajar inmediatamente como director o se debe recorrer un camino antes de llegar a eso?

Ser director de cine es un sueño. No creo que laboralmente sea fácil conseguirlo enseguida, hay que buscar caminos alternos como los vídeos o las pautas publicitarias, pero lo que sí creo es que hay que lanzarse a hacerlo. Hay muchos jóvenes interesados en dirección audiovisual, y lo que les digo a los grupos de amigos es que lo hagan y lo hagan una y otra vez. El Internet es lo más contemporáneo para exhibir pequeñas propuestas.

¿Qué recomienda a estos jóvenes ilusionados con el mundo del cine? ¿Cuáles son las aptitudes que deben desarrollar?  

Yo lo que les insisto es que vean películas. He insistido mucho en esto como una recomendación básica. Es bueno ver cine, ver películas, series de televisión –aunque hay mucha televisión basura– para aprender el oficio bien.

La otra recomendación es hacer, darse contra las paredes y contra el mundo, y aprender equivocándose, pero tratar de no perder la necesidad de expresión. Esto tiene que ser un motor para buenas producciones.

Un director colombiano que le parezca ejemplar…

Hay muchos y es una pregunta muy comprometedora.  Hay muchos cineastas admirables y amigos. Pero responderé de otra manera, creo que una de las mejores películas –que las hay excelentes en los últimos años con esa expresión de cine colombiano- se llama “La Sirga”. Me parece una película extraordinaria.

A nivel académico, ¿cuáles son los trabajos de dirección, las referencias o los nombres que se destacan?  

Hemos visto las últimas películas colombianas. Hemos visto La Sirga, también mi película “La Sargento Matocho” porque sobre esta película les puedo hablar mucho de cómo se hizo y qué dificultades hubo. Pero también y sobre todo hemos visto cine de todo tipo. Cine soviético contemporáneo, pasando por clásicos colombianos como “La estrategia del caracol”. Depende mucho también del género y el estilo.

Usted es director de cine, ¿pero cómo se enseña a dirigir?     

Es muy difícil. Yo no sé (risas). Hace rato que no lo hacía. Lo he hecho a lo largo de muchos años eventualmente, pero es muy complicado porque me he dado cuenta que digo que hay un ABC en lenguaje cinematográfico -porque hay unas nociones básicas-, pero resulta que, por otro lado, estas nociones hay que destrozarlas a base de creatividad, hay que destrozarlas a base de ideas e ingenio. Eso ha sido muy difícil para mí.

La pregunta es divertida porque muchas veces digo a los alumnos “hagan esto” y luego les digo “No, no hagan así, eso es mentira”. Hay que aprender las cosas básicas para desbaratarlas. El lenguaje hay que subvertirlo pero sobre todo con ingenio, con ideas y con algo que decir.

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Bajo la misma estrella, la gran sorpresa cinematográfica del 2014

Bajo la misma estrella, la gran sorpresa cinematográfica del 2014

Bajo la misma estrella es la gran sorpresa del año 2014. Ha aterrizado en EEUU como si fuera Transformers: en pocos días, esta pelí...

El taller #TengoUnaPelícula llega a Valledupar

El taller #TengoUnaPelícula llega a Valledupar

  En el año 2003, con la creación de la Ley 814, ampliamente conocida como la Ley del Cine, se estableció también la aparición...

Los reyes del mundo tatúan la niebla

Los reyes del mundo tatúan la niebla

  Resulta poético divisar en medio de la niebla. ¿Qué habrá más allá? La bruma no puede tatuarse, o quizás sí, los ojos atrav...

Ben Hur 2016: el duro reto de atacarse a un mito del cine

Ben Hur 2016: el duro reto de atacarse a un mito del cine

Adaptaciones de la novela de Lew Wallace de 1880 han sido muchas. Está la de 1907, la de 1925 por MGM, pero la más famosa de todas ...

Frozen: un retorno al Disney más clásico

Frozen: un retorno al Disney más clásico

Disney tiene como costumbre celebrar la Navidad con mucho frío, nieve, renos y algún que otro trineo, y “Frozen, el Reino del Hiel...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados