Cine

Perdida (Gone Girl)

Diego Niño

05/10/2015 - 06:20

 

Ella es Amy y él es Nick Dunne. Los dos escritores exitosos. Se conocen, enamoran y casan. Después, por alguna conjura del destino, empieza el derrumbe. 

Ella desaparece el mismo día que cumplen el quinto aniversario de matrimonio. Él la busca. O hace que la busca, porque su indiferencia da pie a suponer que no está tan interesado en que aparezca. Es evidente que está cansado del matrimonio. Cinco años de convivencia no son fáciles. Probablemente hay razones para que Nick esté agotado. Pequeñas peleas, hábitos que no tolera, sueños postergados. O tal vez encontró nuevos horizontes. Quizás otra mujer más joven y hermosa.

Hasta este punto es un thriller equilibrado: toda la maquinaria narrativa está engrasada y trabajando a todo vapor. El ritmo y la tensión son perfectos. No hay fisuras por ningún lado.

Luego, en un giro imprevisto, todo se derrumba. Caen muros y techos desnudando la verdad. Cada uno es lo que es. Ni más ni menos. Tampoco su matrimonio escapa al desplome: se evidencia que el matrimonio perfecto no era más que un lodazal en el que reptaban todos los días.

En este film se quitan los resortes, las tuercas, los ejes de la institución matrimonial para ponerlos debajo de un reflector. Se hace evidente el desgaste de las piezas: las ranuras se ven enormes, el fango monstruoso, cientos de mordeduras que erosionaron los engranajes hasta hacer imposible el movimiento.

Por esa razón el matrimonio no avanza, se quedó estancado por meses o años. Agoniza. Parece una caja que lleva en su interior a una pareja de muñecos deformes y frustrados. Una caja que, al igual que la institución matrimonial, no avanza ni decide hundirse.

 

Diego Niño

@diego_ninho 

Sobre el autor

Diego Niño

Diego Niño

Palabras que piden orillas

Bogotá, 1979. Lector entusiasta y autor del blog Tejiendo Naufragios de El Espectador.

@diego_ninho

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El inventor de juegos: la unión del cine y la literatura infantil

El inventor de juegos: la unión del cine y la literatura infantil

Tras 5 años de desarrollo, se estrena en Colombia “El inventor de juegos”: la última película del cineasta argentino Juan Pablo ...

El arte audiovisual también tendrá su festival vallenato

El arte audiovisual también tendrá su festival vallenato

  Una nueva oportunidad de mostrar e impulsar la producción audiovisual del departamento es promovida por la Oficina Asesora de la...

Cantando bajo la lluvia: el arte del musical

Cantando bajo la lluvia: el arte del musical

  Inspirado en la serie de Melodías de Broadway, realizada entre los años 30 y 40 en Hollywood, Cantando bajo la lluvia es el cin...

Mi villano favorito 2: tiernamente peligroso

Mi villano favorito 2: tiernamente peligroso

Desde que vi la primera parte de “Mi Villano Favorito” en el año 2010, me declaré fan incondicional de la película. Cuando me en...

Ni contigo, ni sin ti: García Márquez y el cine

Ni contigo, ni sin ti: García Márquez y el cine

“La única posibilidad de llevar esa palabra al cine, es, justamente, no llevando esa palabra”. Fernando Birri   “Calor, sab...

Lo más leído

El hundimiento del galeón San José

Redacción | Ocio y sociedad

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

Luis Manjarrez, guerrero ciego del folclor vallenato

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

Quirófano

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

Viejos poemas de mi juventud

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados