Cine

En el corazón del mar, una nueva adaptación de Moby Dick al cine

Alejandro Chacón

09/12/2015 - 03:25

 

“En el corazón del Mar” es la típica película que nace de una buena intención, y termina en un lugar indefinido. Intenta tocar demasiados palos y no acaba de definir claramente sus intenciones.

A ratos parece un “súper ventas” de aventuras, otras veces un drama de superación personal e incluso en ciertos tramos una película histórica. Cada cual tendrá una visión distinta sobre qué tono lo gusta más, pero lo que debería ser el eje central del relato, el drama personal, se circunscribe a un segundo acto muy desequilibrado. Si los primeros compases del film resultan ser alentadores gracias a su genial diseño de producción, su parte central decae desde la aparición del cachalote, lo que debería ser lo más estimulante.

El problema radica en lo poco definidos que están los personajes. Tan solo quedan desarrollados los dos protagonistas; el resto presentan poco interés a pesar de deambular por ahí actores como Cillian Murphy, por lo que la muerte de algunos de ellos no representa la menor emoción en los espectadores.

Ron Howard, un director solvente donde los haya, parece perdido en su travesía por los mares. Mientras que las secuencias en tierra resultan ser lo mejor planificado de toda la cinta, la acción en alta mar se torna torpe y supeditada a un CGI que satura, intentándose convertir en protagonista de un film que no necesitaba de estos “adornos”.

El tratamiento del tiempo es correcto a pesar de lidiar con la dificultad de contar una historia que se desarrolla durante muchos días y en dos décadas distintas. El reparto funciona muy bien, destacando a un Chris Hemsworth que muestra sus mejores resultados cuando es dirigido por Howard. Tom Holland demuestra haber mejorado desde su debut en Lo imposible(2012); apuntando maneras para el esperado momento en el que se calce las mallas y dispare sus redes. El resto del plantel es curioso sobre todo por el desfile de intérpretes vistos en ‘Juego de tronos’ en temporadas anteriores. Genial Bredan Gleeson como viejo lobo de mar y desaprovechada la presencia de Cillian Murphy. Técnicamente el film brilla, como se ha comentado anteriormente, por su diseño de producción.

La fotografía también resulta interesante, aunque la mezcla de azules y anaranjados empieza a ser una constante algo molesta. Más allá del exceso de efectos visuales en pos de la espectacularidad, sí que hay que resaltar el maravilloso trabajo realizado para adelgazar a los actores, algo digno de ver. Pero lo que más destaca es su apabullante sonido, siendo de obligado consejo acudir a una sala con un buen equipamiento para poder apreciar todos los matices. La partitura del español Roque Baños está dentro de lo esperado pero no es su mejor trabajo, sin embargo, es motivo de alegría que uno de nuestros mejores compositores trabaje en proyectos de este calibre.

En el corazón del mar deja la sensación de no haber abarcado todo lo que podía. Es entretenida y disfrutable pero lo que podía haber sido una historia sobre los límites de ser humano y su avaricia, se ha quedado a medio camino de la aventura espectacular sin alma.

 

Alejandro Chacón

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

“Mis maestros me enseñaron que el arte se regala”: Mauricio Martínez

“Mis maestros me enseñaron que el arte se regala”: Mauricio Martínez

Compartir el conocimiento recibido de mentores nacionales e internacionales a lo largo de 20 años de trayectoria profesional y artí...

El Cartel de los sapos o cómo renovar el género narco

El Cartel de los sapos o cómo renovar el género narco

Una nueva película colombiana significa también una nueva excusa para abordar el tema del narcotráfico con todo lujo de disparos y s...

Un monstruo en Paris: un viaje por los inicios del cine

Un monstruo en Paris: un viaje por los inicios del cine

De todos los estrenos de este mes, “Un monstruo en París” puede ser el más interesante. No lo digo porque tenga la capital france...

La bella y la bestia: entre nostalgia e incomprensión

La bella y la bestia: entre nostalgia e incomprensión

Muchos crecimos con la maravillosa adaptación que Disney presentó en 1991 del clásico “La Bella y la Bestia”. Una película qu...

Gabo, México y el cine

Gabo, México y el cine

  La relación entre García Márquez y el país azteca comenzó en la década de los 60, cuando siendo entonces corresponsal en Nu...

Lo más leído

El chocolate: otra gran historia americana

José Luis Hernández | Historia

La pelea del siglo

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

Álvaro Rojano Osorio | Gastronomía

Soy, de Leandro Díaz

Gustavo Martínez Rubio | Música y folclor

De tamboras, ortofónicas y picós

Diógenes Armando Pino Ávila | Música y folclor

La Junta llora la muerte del eterno ”Médico del pueblo”

Juan Rincón Vanegas | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados