Cine

Una mirada a los Oscars de este año 2012

Rodrigo A. Rodríguez Fuentes

07/02/2012 - 14:54

 

The artistEn el 2012 veremos muchas más confluencias entre los Golden Globe y los Oscars. Desde ya me aventuro a decir que las grandes ganadoras de la noche seran The Artist y Hugo, y no por ley de probabilidad, sino porque son obras de arte que motivan a seguir siendo cinéfilo. Pixar por fuera de la lista por primera vez en su historia, BridesMaids con dos nominaciones (quién lo hubiera pensado) y sin Drive ni Melancholia en las nominaciones de dirección como sorpresas.

Sin duda, la academia este año 2012 decidió tomar la oportunidad única de honrar al cine mismo. No es que no lo haga usualmente, pero esta vez tenemos 21 nominaciones para dos películas que a decir verdad cumplen una función metacinematográfica (palabra que me acabo de inventar) muy poco común en las películas que se presentan a nivel comercial. A continuación lo explicaré de una manera más clara.

The Artist, que tiene 10 nominaciones, es una película que no sólo se recrea a finales de los años 1920s y principios de los 30s, sino que TODO, desde su fotografía (en blanco y negro), hasta el hecho de que es una película muda evoca de manera muy acertada los inicios de la industria del cine. Su guión gira en torno a George Valentin, un actor y bailarín que ve amenazada y venida abajo su exitosa carrera en el cine mudo por la llegada de los avances modernos a la industria, en especial, el sonido.

La manera como los destinos de Valentin y Pepper Miller, una desconocida que se convierte en una estrella del cine con audio, se ven entrelazados le otorgan un toque humano a la película que contrario a lo que se puede suponer retrata un drama humano de dimensiones dantescas.   Hacer una película en el que sus elementos de producción, maquillaje y vestuario sean tan modestamente explotados muestra que tiene un guión que a pesar de ser totalmente predecible, es cautivante y como tal, puede ser disfrutado plenamente a través de las actuaciones de Jean Dejuardin y Bérénice Bejo, merecidísimamente nominados sin (a mi juicio) un rival que pueda amargarle la noche del 26 de febrero.

El director Michel Hazanavicius tomó riesgos al permitir la adaptación de una banda sonora previamente -muy previamente utilizada, en el filme de Alfred Hitchcock Vertigo, que para los amantes del cine clásico es sinónimo de drama, como uno de los matices en la musicalización (mi favorito para ganarse el Academiy Award), confiada y magistralmente realizada por Ludovic Bource quien nos hace reflexionar sobre cuanto se necesitan los efectos de sonido hoy en día para que lleven nuestras emociones hasta donde las actuaciones no alcanzan. Este, al igual que muchos otros aspectos técnicos son estimados en las 10 nominaciones de este filme.

Hugo Hugo es una película sorprendente desde varios puntos de vista: primero está la historia que da muchos giros llevándonos por un recorrido tan impredecible como afortunado, segundo porque Martin Escorsese dirige una historia que en nada se parece a lo que no tiene acostumbrado, logrando otra nominación en su cuenta personal; y tercero por el desastroso trabajo de mercadeo que hizo Paramount al presentarla como una película para niños por lo que la taquilla no hace justicia con la obra de arte que en realidad es.

Esta película tiene la dirección de arte, fotografía y vestuario como fortalezas, rescata la aventura y tiene buenas actuaciones como las de Ben Kingsley y los jóvenes Asa Butterfield y Chloe Grace Moretz. El secreto que descubre la aventura de Hugo no solo lo ayuda a descibrirse a sí mismo sino que es una reseña histórica de los orígenes del cine, los efectos especiales y un homenaje a Georges Méliès. Lidera las apuestas para esta entrega de los Academy Awards® con 11 nominaciones y sin duda será emocionante ver cuantos gana en la ceremonia.

Comparándolas, el mensaje de The Artist es más trascendente que el de Hugo, sin embargo esta última representa más los valores del cine tradicional conjugado con el moderno (es en 3D). El as bajo la manga de The Artist son las emociones que deja despiertas al finalizar, desde melancolía hasta alegría. Recuerden que son casi 6000 miembros los que deben hacer las elecciones del caso y nunca deja de ser aventurado hacer predicciones (de hecho por eso lo son), estos círculos son demasiado impredecibles y siempre generarán opiniones divididas.

Estamos entonces, ante una dicotomía que será difícil que se repita: por un lado se rescatan los valores de una película tan tradicional y básica en su producción como se puede permitir un director en The Artist y por otro lado se establece todo lo que tiene la industria moderna del cine para dar en estos tiempos con a mejor fotografía en la historia del cine en 3D en Hugo. Irónicamente, me parece más arriesgada la posición de Hazanavicius que la de Escorsese por desafiar los patrones hollywoodenses y traer a las nuevas generaciones los valores subestimados de el cine clásico.

 

Sobre las demás nominadas, ¿qué puedo decir?

Lo más importante de para un director de cine sea independiente o comercial es ser atractivo para la audiencia. Aunque en algunas ocasiones he dicho que muchos de los considerados mejores directores de Hollywood son sobrevalorados en algunas de sus producciones no es prudente decirlo con Woody Allen y interesantísima comedia Midnight in Paris.

Esta película además de demostrar que anacrónico no es un adjetivo para Allen por su recursividad e innovación a la hora de escribir y dirigir, establece un necesario y ameno diálogo con elementos del arte que producen un doble efecto por evocar los autores y sus obras y por hacernos interesar más en los mismos. Encontrar conversaciones tan cuidadosamente escritas y que hacen justicia con los artistas que figuran en esta película nos hacen respetar a Allen y entender de mejor manera el humor tan inteligente que maneja en sus comedias.

Llena de paisajes de ensueño y un cuidadoso diseño de vestuario, Midnight in Paris nos recuerda los elementos básicos de una buena producción que rescata los valores básicos y minimalistas del cine arte. Tiene 4 nominaciones incluyendo mejor director y mejor película.

La verdad yo me quedé esperando la nominación de The Help como mejor guión adaptado. Sin embargo, la actuación de Viola Davis si fue valorada con la nominación a mejor actriz, pero supongo que tendrá que bajar los brazos y reconocer que con Meryl Streep y su SUPERACTUACIÓN (¡sí, en mayúsculas!) en The Iron Lady simplemente no se puede ganar.

Igualmente tiene dos nominaciones en la categoría de mejor actriz de reparto con Jessica Chanstain y Octavia Spencer. The Help, sin duda, es una de las mejores adaptaciones del año y una producción sólida que justifica totalmente la benevolencia de la crítica en general. Comenzando con el guión (basado en el libro homónimo de Kathryn Stocket) que fue muy bien logrado y la excelente actuaciones de Viola Davis, quien asume su rol con tanta dignidad como lo haría Aibileen Clark, la empleada doméstica que toma la decisión de ventilar los secretos de la clase alta de los años 60 por quienes aún eran discriminadas y maltratadas.

De la misma manera Emma Stone, a quién veremos en julio como Mary Jane Watson en The Amazing Spiderman,  nos dio un aviso de la diversidad sus capacidades histriónicas que ha confirmado en el papel más exigente de su corta carrera. Eugenia "Skeeter" Phelan se enfrenta a todos los prejuicios existentes en su época para revelar verdades que más que demostrar sus dotes literarios van a confirmar el marchante grito de igualdad que tomo forma no solo en Mississippi sino en todos los Estados Unidos. La tercera actuación que, por sus matices dramáticos y sus trazos de comedia, merece ser mencionada es la de Jessica Chastain como la adorable Celia Foote. Una dirección de arte no muy ambiciosa y un diseño de vestuario que le da prioridad a lo funcional sobre lo innecesario respaldan una fotografía que hubiera podido aspirar a más.

Lo más importante es que a pesar de sus sentimentalismos, The Help logra despertar reflexiones totalmente contemporáneas y pertinentes sobre los prejuicios que sobreviven desde la época en que se ambienta la película. No es una crítica directa a ninguno, sino a todos y nos recuerda que los finales son necesarios más allá de felices o infelices. Cautivante y simbólica, The Help en mi concepto, junto con las que he mencionado hasta ahora, son las verdaderas candidatas al Oscar® a mejor película. En ese orden de ideas, cualquiera de éstas que ganara el premio se lo merecería y no habría ninguna protesta. La cuestión con The Help es que los miembros de la academia encuentran más fortalezas en las actuaciones que en el guión y eso podría ser un punto en contra.

War Horse es una súper producción y tiene más momentos buenos de los que yo pensaba que tendría. La verdad quisiera que me hubiera gustado más. Pero la originalidad de la historia y los detalles de producción no son conjunto suficiente para justificar la excusa de tomar a un caballo como guía en la Primera Guerra Mundial.

Rodrigo A. RodríguezThe Descendants es buena… pero no para quitarse el sombrero. George Clooney tuvo un personaje con más matices en The Ides of March (con razón el mismo dijo que competía contra si mismo), pero acá también hizo un muy buen trabajo. A decir verdad yo no entendí un par de detalles del guión, lo que interpreto como física falta de inteligencia porque está nominada a mejor guión adaptado. De hecho si buscan una reseña o el trailer seguramente serán pocas personas a las que le despierte por lo menos curiosidad. Pero igual no deja de ser un “dramita” con un toque de comedia interesante que pone en términos humanos no pasionales el valor del perdón y la importancia de la buena crianza basada en la practica de los valores. Claro que note último sentido es mucho más coherente A Separation, -segura ganadora de Mejor Película Extranjera, que toca un tema similar.

¿Sobre Moneyball? pues si, interesante y creo que la más comercial de las nominadas pero si Brad Pitt no ganó por 12 Monkeys, y The curious case of Benjamin Button no veo porque ahora lo le concederían el Oscar (aunque recordemos lo que pasó con Kate Wislet). Moneyball es un muy buen guión adaptado e igualmente inspiradora, pero con las competidoras será seguramente la última de las mejores.

The Tree of Life es una película que yo, como un espectador común y corriente encuentro muy diferente, casi rayando en lo rara. Es de esas películas tan simbólicas que cuando aparecen los créditos miramos al que está a nuestro lado como diciéndote: ¿será que me perdí de algo?, lo bueno es que el de al lado te devuelve la misma mirada.

Lo que si es indiscutible es la belleza de las secuencias que presentan desde el cosmos, hasta imágenes microscópicas que van ensamblando una historia para nada linear que constituye el ejercicio de dirección más osado del 2011. Terrence Malick fue nominado por esto. Es una película para sostener una buena charla después de verla, pero de la que se discierne un bonito mensaje.

Finalmente, la película “underdog” del grupo, por la que nadie apostaba un peso, y ciertamente la peor criticada en hacerse un lugar en las nominadas de los diez últimos años: Incredibly Loud and Extremely Close. Ésta es una historia cualquiera de las miles (o millones) que pueden contarse sobre el 9/11, pero cuando esta Tom Hanks y Sandra Bullock a bordo la cuestión es diferente. Personalmente me pareció muy íntima y conmovedora (más que War Horse), aunque si miramos con atención tiene elementos confluentes con Hugo, pero con un toque obviamente más moderno y sentimental si se le quiere llamar así.  Está claro, eso sí, que haber llegado hasta estas instancias va a hacer el mayor de sus triunfos.

Por otro lado, ¿Soy el único que ha caído en la cuenta que de las películas más opcionadas para el Academy Award® a mejor película, tres: Midnight in Paris, Hugo y The Artist, deben gran de su éxito a París? La primera porque se ambienta allí y más que esto la ciudad es un elemento base del guión.  La segunda también por desarrollarse en esta ciudad y conjugar los elementos de la París actual con los de una época aún anterior a la de The Artist. Y The Artist sencillamente por ser una película francesa desde su producción hasta sus actores principales.

Para concluir, debo reafirmar que como todos los años no están todas las que deberían estar, pero las que están, sin duda merecen estarlo y parece que la critica muestra más unidad este año que en ocasiones anteriores en este sentido.

Presentación del autor: Rodrigo A. Rodríguez Fuentes es licenciado en Lengua Castellana e Inglés, especialista en enseñanza del inglés y candidato a Magister en Educación de la Universidad del Norte. Ha sido ponente en varios eventos académicos nacionales y más recientemente en la Cátedra UNESCO Latinoamérica 2011. Actualmente se desempeña como docente en la Universidad del Norte y administra un blog en el que se comparten opiniones de cine, música y literatura.

Sobre el autor

Rodrigo A. Rodríguez

Rodrigo A. Rodríguez

Kudos y Críticas

Rodrigo A. Rodríguez Fuentes. Profesor. Amante de todas las formas de arte. El cine lo apasiona y lo libera, en su columna Kudos y Críticas ofrece un acercamiento informal a las películas de todos los tiempos que merecen una mirada por ser una referencia obligada desde la crítica o simplemente por el valor que poseen en la cultura popular. Sus referencias incluyen desde documentales independientes de países remotos hasta las conocidas producciones de Hollywood.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Batman Vs Superman: motivos para un desencanto

Batman Vs Superman: motivos para un desencanto

“Batman vs Superman: El Origen de la Justicia” es una película con muchas pretensiones, que busca marcar una época en la histor...

Lo azul  del Cielo, la primera producción colombiana del 2013

Lo azul del Cielo, la primera producción colombiana del 2013

Esta semana se estrenó en una gran parte de los cines del territorio colombiano la ópera prima de Juan Alfredo Uribe, “Lo azul del ...

Las aventuras de Peabody y Sherman: acción didáctica

Las aventuras de Peabody y Sherman: acción didáctica

En los año 60 los canales ABC y NBC emitían con éxito “Peabody’s Improbable History”, una serie de pequeñas aventuras donde...

Una aventura extraordinaria: ¿una película extraordinaria?

Una aventura extraordinaria: ¿una película extraordinaria?

Había escuchado cosas positivas sobre esta aclamada adaptación de la novela de Yann Martel pero honestamente nunca me esperaba una av...

Cinefilia: entre el gusto y la calidad. Un libro para entender el mundo del cine

Cinefilia: entre el gusto y la calidad. Un libro para entender el mundo del cine

¿Cómo aprender de cine sin dejar de disfrutarlo? Es la pregunta que responde Jerónimo Rivera, profesor de la Facultad de Comunicac...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube