Cine

Cine para proteger los derechos humanos

María Ruth Mosquera

15/08/2018 - 07:10

 

Cine para proteger los derechos humanos
Escena de la película Alias Yineth difundida en la quinta edición del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos

Cumplidos los doce años, fue arrancada de su cotidianidad y debió acostumbrarse a otras rutinas sin muñecas ni juguetes, lejos de su cuarto cálido y cerca del monte, de lo desconocido y del miedo en las filas de la guerrilla de las Farc, que la reclutó a esa edad. Así, el libreto de su vida aparece protagonizado bajo siete nombres que develan sendas maneras de enfrentar la vida, interactuar con el mundo y reinventarse como una nueva y definitiva mujer, que hoy se enternece al disfrutar prácticas tan sencillas como escoger el color de la ropa que se va a poner, el sonido de los tacones o los tonos de su lápiz labial.

Con esta historia, Alias Yineth, una cinta basada en hechos reales, de corte documental y que es transversal al dolor que ha vivido Colombia, inició la quinta edición del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos, que reúne 62 títulos, 28 largometrajes y 34 cortometrajes entre ficción, documental y animación de 18 países.

Hasta el 16 de agosto, en pueblos del caribe como San Basilio de Palenque, Arjona, María la baja, Carmen de Bolívar, Turbaco - Bolívar, y Ovejas - Sucre podrán disfrutar de las cintas en cartelera, que también se extenderán a una diversidad de puntos en ciudades como Bogotá, Medellín, Cartagena, Barranquilla y Pereira, así como de los municipios de Puerto Colombia, Soacha y Funza, sitios en los que se distribuirán las 200 proyecciones contempladas en el festival, que además tiene una agenda académica.

Se trata de eventos de entrada libre, en los que el público podrá conocer inspiradoras historias de resiliencia, con personajes que han logrado reinventarse después de una vida de dolor. Son historias que tienen como detonante la violación de los derechos humanos y a partir de esa experiencia demuestran la importancia de la defensa y respeto por el individuo como un principio básico.

Diana Arias, directora general del Festival habló de las miradas curatoriales orientadas a la identificación de historias en las que sus protagonistas o hechos sean de carácter inspirador; “en su mayoría las cintas parten de la violación a un derecho, buscamos miradas y personajes que a partir de su experiencia demuestren la importancia de la promoción y defensa de los derechos humanos” y añadió que “el cine es una herramienta muy poderosa y sensible para abrirle los ojos a la realidad de nuestro país y del mundo”.

Es por esto que se están haciendo proyecciones abiertas para que la mayor cantidad de personas posibles pueda entrar en contacto con dramas que hacen parte de la historia del país y lograr así hacer sus propias reflexiones al respecto, ya que se trata de situaciones que en muchas ocasiones son desconocidas e inverosímiles. “Vivimos en una burbuja. A través de los realizadores salimos a contar el conflicto, a mostrar las víctimas, mostrar el país en el que vivimos y que la gente no tiene ni idea”, puntualiza la directora.

El Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos tiene sus orígenes en el año 2013, cuando Diana Arias, quien es publicista y diseñadora, y el realizador Edwin Díaz se percataron de la necesidad inmensa de crear un espacio para la promoción de los derechos humanos y ¿qué mejor forma de conectar a las personas que llevándolas al cine, mostrándoles historias reales que narran los contextos del país?

Es esta la razón por la cual seleccionaron cintas que contienen historias de víctimas del conflicto armado, que enseña cómo a través del perdón y la reconciliación han logrado sanar las heridas de la guerra y retomar sus vidas. “Este es un mensaje muy importante para el país en el momento coyuntural que estamos viviendo por el posconflicto”, dice Diana Arias.

La apuesta de este certamen es cada año agregar más ciudades para ir ampliando el tejido protector de derechos humanos, mediante las proyecciones en salas de cine, colegios, auditorios de universidades, bibliotecas, parques y otros espacios al aire libre.

 

Mariaruth Mosquera

@Sherowiya

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Historias de luchas, sueños y diversidad en Mar de Colores

Historias de luchas, sueños y diversidad en Mar de Colores

  El sueño de Cabrerita es que algún día el ‘Bate y Tapita’ sea reconocido como un deporte nacional, de esos que se transfor...

Furia de titanes 2: acción pura y dura

Furia de titanes 2: acción pura y dura

Hay películas que te llaman la atención desde el principio por su nombre o por algo novedoso en su temática. Seamos sinceros: esto n...

Fiesta de Navidad en la oficina: irreverentemente navideña

Fiesta de Navidad en la oficina: irreverentemente navideña

La Fiesta de Navidad nos puede reservar las mejores y peores sorpresas. A veces incluso una mezcla de todo, como la comedia “Fiesta...

Roa: el crimen que cambió la historia

Roa: el crimen que cambió la historia

O “los perdedores también escriben la historia”; igual da, de todas maneras y por donde se la mire es una película carente de rig...

Un cuento de hadas en la pantalla gigante

Un cuento de hadas en la pantalla gigante

Se dice que Blanca nieves y los siete enanitos tuvo algunas posibles influencias en sucesos de la realeza del siglo XVII en Alemania y ...

Lo más leído

Diana Burco: una historia nominada

Fabrina Acosta Contreras | Música y folclor

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Carta abierta a Récords Guinness

Andy Romero Calderon | Opinión

Fiestas, cultura popular y educación

Diógenes Armando Pino Ávila | Educación

Un festejo por la vida, bajo el universo mágico de la tambora

María Ruth Mosquera | Música y folclor

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Coloquios de escritorio

Jairo Tapia Tietjen | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube