Cine

Nina Paola Marin y Oscar Alvarado, una pareja de cine

Johari Gautier Carmona

26/09/2018 - 07:25

 

Nina Paola Marin y Oscar Alvarado, una pareja de cine
Nina Paola Marín y Oscar Alvarado, una pareja de cine / Foto: Johari Gautier

 

Es cada vez más difícil desayunar con la familia Alvarado-Marín. La ciudad en la que normalmente residen se está haciendo más pequeña. Y no es porque ellos no lo quieran, sino porque el cine se ha convertido en su séptimo cielo.

La última vez que tratamos de encontrarnos, Oscar Alvarado respondió con un mensaje sonoro en el que se le veía un poco ocupado (por no usar el término local: “emproblemado”). El hombre andaba con su hijo menor en brazos (una fotocopia con sonrisa ampliada), y, por lo visto, encaraba algunas complicaciones. En el fondo podía escucharse una conjunción de ruidos dispersos: un vidrio roto, unos papeles retorcidos y un trozo de madera severamente impactado. Oscar se disculpó alegando que no podía hablar. Luego, no supimos más. Lo cierto es que Nina Paola Marín se había ido de viaje a Suiza para atender un encuentro de cineastas organizado por Dreamago llamado “Plume et Pellicule”.

En ese viaje trasatlántico, el corto “El camino de las luciérnagas” de la pareja Alvarado-Marín fue presentado junto con las creaciones de otros cineastas internacionales como Dominique Schnäbele (Francia), Tracey Lion-Cachet (EEUU), Carlos Franco Esguerra (Colombia) o Nestor González (España). Era un viaje inaugural, lleno de sorpresas. Algo así como el bautizo de una nueva obra, y como era de esperar, no faltaron los encuentros con guionistas conocidos (María Camila Arias, guionista de “Pájaros de verano” de Cristina Gallego y Ciro Guerra, fue uno de ellos). las visitas a lugares emblemáticos como el museo Chaplin, y una gran programación de cortometrajes ejemplares de los que Nina Paola rescató emocionada “Lulu” (dirigida por Maggie Saboil con una fastuosa actuación de Marina Tomé y Didier Flamad).

Aquella semana fue intensa para Nina Paola, quien exploraba un mundo fascinante cargado de relatos, pero también para Oscar quien tuvo que conciliar el trabajo diario con la custodia de los hijos. Es cierto que no era la primera vez que Oscar se quedaba en casa con ellos: ya tuvo la ocasión de practicarlo unos meses antes, cuando Nina Paola viajó a Cuba para participar en dos talleres internacionales de cine en la Escuela Internacional de Cine y Televisión – EICTV (en San Antonio de los Baños, Cuba) en la que pudo profundizar la técnica Meisner en Dirección de Actores y Desarrollo de Guion con otros cineastas de varias nacionalidades.

Ocurrió también lo mismo cuando Nina Paola se fue rumbo a Miami para filmar “Lo que la distancia no borra”. En aquel entonces, Oscar se atrincheró en casa, sin atormentarse. Sabía que lo que estaba cocinando en el horno le sorprendería. Por eso se puso el delantal y se armó de la paciencia que caracteriza a un buen guionista (o “chef de cuisine”). Y así fue. Unas semanas más tarde, tras un esfuerzo colosal de ajustes y retoques, ambos presentaban oficialmente en la Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez un cortometraje de una emotividad abrumadora en la que la soledad, la nostalgia y la melancolía conformaban un mensaje universal: emigrar es dejar atrás una parte de su inocencia e infancia.

Con el tiempo, Oscar y Nina Paola han conformado un equipo que lucha por lo que les gusta y disfruta de lo que van creando en el camino. Con Marines Producciones han sabido conciliar la vida cotidiana con una pasión que les invita a sonreír día tras día, aunque las dificultades siempre estén presentes. De esta manera se obstinan en preservar esa inocencia de infancia que todos añoramos. La creación los une, y ellos se complementan en la creación: Oscar es el que escribe, el que ordena las palabras, el que sugiere caminos. Y Nina Paola transforma esas palabras en imágenes torrenciales y deslumbrantes.   

Después de probarlo una vez más, logramos encontrarnos con ellos en un desayuno dominguero. No faltaron ni los panes de queso ni tampoco las almojábanas. Nina Paola y Oscar apenas regresaban de un viaje a Bogotá y, en ese momento supimos que acaban de ganar un gran estímulo regional de parte del Ministerio de Cultura para la realización de un nuevo cortometraje titulado “Antes de llover”. Visiblemente complacida, la pareja reconocía que esto había sido posible gracias a la conformación del Concejo de Cine departamental del Cesar en 2017 (una verdadera fuente de oportunidades para quienes aspiran a explorar el mundo del cine). En sus redes sociales, Nina Paola Marín tuvo un pensamiento para su esposo: “Sólo puedo decir que tengo un productor increíble, gracias Oscar Fabiano Alvarado González, consigues cosas maravillosas”.

Oscar Álvarado también aprovechó la ocasión para celebrar la selección de Nina Paola en el jurado de FesticineKids, un festival de gran trayectoria en la costa Caribe. Ya en ese instante quedaba claro que el joven escritor finalista del premio departamental de cuentos en dos ocasiones, y la tallerista de la Alianza Francesa de Valledupar y profesora de teatro, habían logrado juntar sus pasiones y crecer juntos. Ahora conforman un bello equipo y una gran pareja del cine regional.

 

Johari Gautier Carmona

@JohariGautier

4 Comentarios


Óscar Alvarado 26-09-2018 02:34 PM

Regocijado, verdaderamente sorprendido de las palabras selectivas de una gran pluma: Joharis, nuestra gratitud. Una lontananza hecho relato. Gratitud de la familia Alvarado Marín.

Miryam Fadul de Jiménez. 26-09-2018 09:42 PM

Bella narración- descripción, propicia para evidenciar que la conjunción amor-pasión, lleva al éxtasis.

Yeny 26-09-2018 09:43 PM

Felicitaciones a la familia Alvarado Marin. Orgullo colombiano creciendo y forjándose un camino prometedor lleno de ilusiones y crecimiento personal. Ustedes con ejemplo para las futuras generaciones. En buena hora! Abrazos gigantes a los dos desde lejanas tierras.

Andres Marin 27-09-2018 10:55 AM

A este escrito se le nota la calidad, siempre resaltando la labor, el trabajo y el esfuerzo de esa hermosa pareja con quien he tenido la oportunidad de departir muy pocos, pero muy agradables momentos! Un abrazo y mil felicitaciones, son una muestra de que hacer cosas que nos apasionan, al final deja mucho regocijo.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Ciro Guerra y el dulce abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y el dulce abrazo de la serpiente

Pánico, desesperación, tensión y muchas otras sensaciones similares son las que llegan a la mente al imaginar el abrazo de una ser...

Misión Imposible 5

Misión Imposible 5 "Nación secreta": Tom Cruise no envejece

Directores de éxito se han enfrentado durante 19 largos años a las diferentes entregas de una de las sagas más famosas del cine co...

Cine colombiano que visibiliza realidades

Cine colombiano que visibiliza realidades

Siempre he pensado que el cine es un cristal que nos permite ver hacia afuera o hacia adentro. Puede ser ventana cuando nos muestra lo...

American Pie - El reencuentro: cuando el sexo es una obsesión

American Pie - El reencuentro: cuando el sexo es una obsesión

Los que llevamos más de diez años yendo al cine o devorando películas en casa conocemos obligatoriamente American Pie. Esta comedia...

La casa de Miss Peregrine: un regreso a los inicios de Tim Burton

La casa de Miss Peregrine: un regreso a los inicios de Tim Burton

Éste es el décimo octavo largometraje dirigido por Tim Burton. Y como ha sucedido con algunos de sus últimas películas: está bas...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube