Cine

Cuerpo y territorio, una metáfora en Montes de María

María Ruth Mosquera

22/10/2018 - 03:30

 

Cuerpo y territorio, una metáfora en Montes de María

¿Qué es el Cuerpo? “La estructura física de los seres humanos, integrada por cabeza tronco y extremidades” -si se lee a la luz de la Anatomía- que le provee al ser humano los medios para realizar funciones vitales como respirar, alimentarse, circular la sangre, excretar, conectarse con el cerebro y el sistema nervioso, reproducir para prolongar la especie, moverse de aquí para allá y muchas otras.

Así, desde distintos campos, se encuentra un universo amplio de definiciones, aunque poco se hallan aquellas que den cuenta –por ejemplo- de la capacidad para soportar heridas, sanarlas y guardar las cicatrices en la memoria manifiesta de la piel; de lo fuerte que se va volviendo el cuerpo, como ropa del alma, cuando se ve expuesto a las inclemencias que brotan del corazón humano y se ejecutan a través del cuerpo.

¿Qué es el territorio? “Un lugar o área delimitada bajo la propiedad de una persona o grupo, una organización o una institución”, aplicado a geografía, política, biología y psicología; este puede delimitarse en escenarios terrestres, marítimos o aéreos; también es aplicable a espacios físicos ocupados por manadas de animales, y muchas definiciones más.

Pero existe una definición sublime para cuerpo y territorio y es aquella que los metaforiza como cosa similar, que define el cuerpo como territorio de lo humano, donde tiene lugar la vida, el presente, la esperanza y el futuro; esto es, más allá de uno y otro por separado; están unidos en el ser en esencia; un ser que se expresa, siente, ríe, llora, ama, sufre y se reinventa; un ser resiliente que lleva en su cuerpo las marcas de la vida.

Y no se trata de borrar esas marcas. Se trata de echar mano de ellas para fortalecer y transformarse como humanos y como seres en relación con otros. Y es ésta la apuesta este año del Festival Audiovisual de los Montes de María, que en su séptima versión promueve el lema Cuerpo y territorio, que “va más allá del cuerpo físico, del cuerpo geográfico y de los territorios físicos y geográficos. Es también la apuesta por la preservación de la vida, incluso de las mujeres y los campesinos que expusieron su vida en la guerra, que los guerreros los maltrataron y les dejaron cicatrices y cómo eso debe ir también curándose en La medida que el tiempo va avanzando para seguir transformándose y el territorio con ellos”, expresa Soraya Bayuelo Castellar[i], fundadora y directora del Colectivo de Comunicaciones de Montes de María Línea 21, creador de este encuentro audiovisual.

Soraya, emblemática lideresa de esta región, detalla que, cuando se habla de cuerpo y territorio, se refiere también a los cuerpos de agua, a las relaciones del ser humano con el medio ambiente con el hombre y viceversa, y la apuesta por lo que hay en los recursos humanos físicos y agrícolas.

“Montes de María se afianza en este concepto del cuerpo y el territorio como un territorio y una región de vocación agrícola, en donde de cero va para adelante y su gente tiene la capacidad o vocación asociativa por herencia de los luchadores que fueron los campesinos de la ANUC (Asociación Nacional de Usuarios Campesinos), que hunde esta región sus raíces en esta lucha por la tierra, por el territorio, lo que hay arriba, dentro y fuera de él y nos une. Entonces esta metáfora o símil lo vamos a tener presente en toda la programación académica y proyección audiovisual que este año tiene el festival tiene”, puntualiza.

Este año se presentaron el festival se abre a una nueva etapa y es el salto que da de la realización bienal a una anual, lo que permitirá una conexión más frecuente con las narrativas que se construyen en lo local con los ámbitos regional, nacional e internacional, pero sobretodo con historias de vida que tejen

Para esta versión del Festival, que tendrá lugar entre los días 25 y 29 de octubre en el Carmen de Bolívar, se inscribieron más de cien producciones fílmicas, de las cuales han sido preseleccionadas para proyectarse en la muestra del festival un sesenta por ciento de ellas. “Hay de todo un poco: documentales nacionales, regionales, locales, y 12 producciones propias hechas por jóvenes, mujeres y campesinos del territorio que son en su gran mayoría víctimas del conflicto y población vulnerable que han apropiado el lenguaje audiovisual, radial y lo han puesto al servicio de la construcción de la memoria histórica. La memoria y la paz como fundamento para construir la vida de nuevo y seguir avanzando en la reconciliación del territorio y del país”, dice Bayuelo Castellar.

Este espacio en pleno corazón de Montes de María se ha convertido en lugar de encuentro de realizadores, pero también en lugar de formación general y temática que enriquece y transforma el quehacer de quienes asisten a los talleres. Las capacitaciones este año harán alusión a la manera como el cuerpo, el arte visual, las artes plásticas, la danza y el canto se hacen presentes en la simbiosis de los cuerpos y los territorios.

La esperanza está despierta, con la idea de que cuando se cierre el telón del sueño colectivo que es el festival, este cuerpo/territorio, cuya piel tiene tantas cicatrices que dan testimonio de su vida, sus luchas, su resiliencia, haya subido un nuevo peldaño hacia la construcción de su memoria, hacia la apropiación de su historia y hacia los desafíos de su presente y futuro.

 

Mariaruth Mosquera

@Sherowiya

 

[i] Soraya Bayuelo Castellar, oriunda de Carmen de Bolívar, es comunicadora de la Universidad Autónoma del Caribe, líder de víctimas en la región de Montes de María, donde ha dedicado sus fuerzas al trabajo comunitario; fue ese énfasis de periodismo comunitario que la llevó, en 1994, a fundar el Colectivo de Comunicaciones de Montes de María Línea 21; a través del cual abrieron una escuela de periodismo comunitario, un programa radial y un noticiero comunitario. En ese trabajo, se le vio recorrer los 15 municipios de su región, (El Carmen de Bolívar, San Jacinto, San Juan Nepomuceno, El Guamo, María La Baja, Zambrano y Córdoba -en el departamento de Bolívar- y San Onofre, Los Palmitos, Morroa, Chalán, Colosó, Ovejas, San Antonio de Palmito y Toluviejo -en Sucre-) llevado cine a las plazas para que las comunidades no perdieran la tradición de integrarse en escenarios comunales. Su liderazgo la ubicó como blanco de grupos armados ilegales y la llevó a la condición de víctima en todas las formas posibles, no solo por las amenazas constantes contra su vida y de los suyos, sino por la pérdida de familiares (hermano y sobrina) a manos de los violentos. “Su contribución a la reconciliación y la convivencia pacífica a través de un proyecto de comunicación que fortalece el tejido social de la región”; es decir, el colectivo, la hizo merecedora del Premio Nacional de Paz en el año 2003, lo cual significó un fuerte envión a los procesos de narrativas que adelantaba el colectivo, en favor de la paz, la reconciliación y la contrucción de memoria y la formación de jóvenes que contaran la región. Así nación, en 2014, este festival audiovisual, que hoy es un referente obligado en lo atinente a construcción de país y comunicación comunitaria.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Proyección de Vigilia en la sede de AVIVA

Proyección de Vigilia en la sede de AVIVA

En la Casa Luque, sede de la Fundación AVIVA, se ofrecerá este miércoles 6 de junio, a partir de las 7 de la noche, el cortometraje ...

Alien Covenant: ciencia-ficción pulcramente estudiada

Alien Covenant: ciencia-ficción pulcramente estudiada

  Desde su anuncio Alien Covenant fue el foco de mucha expectativa, y esto puede explicarse por diversos motivos. Primero y antes d...

Nagisa Oshima: el cineasta pornógrafo

Nagisa Oshima: el cineasta pornógrafo

Existen cineastas cuya contribución más notable a la historia del cine es atribuible a un solitario “one hit wonder” y Nagisa Os...

Azul bajo la luna

Azul bajo la luna

  Es un niño arisco, taciturno, agobiado. Vive en Miami, retirado de las playas glamurosas, las patinadoras en bikini, las mansion...

El francotirador: ¿el regreso triunfal de Clint Eastwood?

El francotirador: ¿el regreso triunfal de Clint Eastwood?

Cada dos o tres años, nos llega alguna película estadounidense con uno de esos temas bélicos sacados de Irak o Afganistan. Así es c...

Lo más leído

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

¿Por qué escribir?

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Las fiestas del Guatapurí

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El pintor de verdades de la orilla del Sinú

María Ruth Mosquera | Artes plásticas

Síndrome de once

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Agua para los vallenatos

Camilo Pinto Morón | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube