Cine

Tinker Bell, una película infantil con reflexiones adultas

Natalia Fernández

12/09/2012 - 12:15

 

Las películas infantiles no deben ser el foco de críticas por el simple hecho de dirigirse a los niños. Narrar una historia y atraer la atención de los más jóvenes es un verdadero desafío. Por no decir un arte.

Pues bien, pongámonos serios porque “Tinker Bell, el secreto de las hadas” (o “Secreto of the wings” en inglés) es una de esas películas que tratan de romper esquemas y generar una gran expectación.

No lo digo por los gráficos –que bien evidentemente están a la altura de las producciones de hoy (con el efecto de las 3 dimensiones)–, pero también por la historia y la profundidad de ciertos personajes.

Tinker Bell (o campanilla) es uno de los personajes más populares y queridos de Disney, una hada resuelta e idealista que trata de apoyar esas causas que otras hadas más realistas consideran “perdidas”. Es un alma noble, llena de buenos principios, que no acepta seguir el camino más fácil.

En esta película, Tinker Bell descubre que su tierra tiene un límite fijo. Una frontera. En su hábitat natural hace calor y hay mucha vegetación, sin embargo, decide emprender, en compañía de algunas hadas de la temporada cálida, un viaje al bosque del invierno: un lugar desconocido y prohibido.

Las sorpresas de la vida hacen que Tinker Bell se encuentre con su hermana, una hada llamada Periwinkle, y que pertenece al otro lado (el mundo del invierno). Sus vidas son similares en muchos puntos pero sus realidades son opuestas. Por razones térmicas, no pueden vivir juntas y éste es el motivo de diversas frustraciones.

El gran tema de esta película es –como en la gran mayoría de las películas que van dirigidas a este segmento–:la fraternidad. Las hadas que acompañan a Tinker Bell son la prueba de ello. Desde el principio la rodean y le brindan todo su apoyo, aunque ciertas diferencias surgen de vez en cuando.

La gran problemática consiste en resolver el conflicto del principio y descubrir cómo las dos hermanas pueden vivir juntas. Aunque pueda parecer poco, es suficiente para que la trama sea lo bastante larga y entretenida.

Desde el punto de vista técnico, la película luce unos logrados efectos y, además, hay una buena dosis de humor (un poco más que en las anteriores películas de la misma serie).

En definitiva es una buena película para el público infantil pero me temo que los adultos que los acompañan no compartan este entusiasmo. Sin embargo, ¿quiénes mandan? ¿Los niños o los adultos?

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Por qué no voy al cine a ver películas colombianas?

¿Por qué no voy al cine a ver películas colombianas?

Cuando mis amigos me llaman a invitarme a ver una película colombiana ya han caído en la cuenta que siempre les tengo una excusa para...

Érase una vez Bruce Lee

Érase una vez Bruce Lee

  Imagine que Quentin Tarantino no es director de cine sino un narrador que escribirá un cuento en el que Bruce Lee es un arrogante ...

Los Viajes del viento, elegida para el Festival Binacional de cine Colombia- Venezuela

Los Viajes del viento, elegida para el Festival Binacional de cine Colombia- Venezuela

El Cesar puede vanagloriarse de tener a un cineasta como Ciro Guerra.  El autor de la película “La sombra del caminante” (2005) ...

La vida secreta de Walter Mitty: fantasía sin miedos

La vida secreta de Walter Mitty: fantasía sin miedos

En “La vida secreta de Walter Mitty” (2013) conocemos a Walter Mitty (Ben Stiller), un tipo introvertido y retraído aunque con u...

La dama de hierro: una actuación de interés cinematográfico

La dama de hierro: una actuación de interés cinematográfico

Quiero aprovechar este momento vacacional en el que todas las producciones comerciales invaden las programaciones del único cine en Va...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados