Cine

Tinker Bell, una película infantil con reflexiones adultas

Natalia Fernández

12/09/2012 - 12:15

 

Las películas infantiles no deben ser el foco de críticas por el simple hecho de dirigirse a los niños. Narrar una historia y atraer la atención de los más jóvenes es un verdadero desafío. Por no decir un arte.

Pues bien, pongámonos serios porque “Tinker Bell, el secreto de las hadas” (o “Secreto of the wings” en inglés) es una de esas películas que tratan de romper esquemas y generar una gran expectación.

No lo digo por los gráficos –que bien evidentemente están a la altura de las producciones de hoy (con el efecto de las 3 dimensiones)–, pero también por la historia y la profundidad de ciertos personajes.

Tinker Bell (o campanilla) es uno de los personajes más populares y queridos de Disney, una hada resuelta e idealista que trata de apoyar esas causas que otras hadas más realistas consideran “perdidas”. Es un alma noble, llena de buenos principios, que no acepta seguir el camino más fácil.

En esta película, Tinker Bell descubre que su tierra tiene un límite fijo. Una frontera. En su hábitat natural hace calor y hay mucha vegetación, sin embargo, decide emprender, en compañía de algunas hadas de la temporada cálida, un viaje al bosque del invierno: un lugar desconocido y prohibido.

Las sorpresas de la vida hacen que Tinker Bell se encuentre con su hermana, una hada llamada Periwinkle, y que pertenece al otro lado (el mundo del invierno). Sus vidas son similares en muchos puntos pero sus realidades son opuestas. Por razones térmicas, no pueden vivir juntas y éste es el motivo de diversas frustraciones.

El gran tema de esta película es –como en la gran mayoría de las películas que van dirigidas a este segmento–:la fraternidad. Las hadas que acompañan a Tinker Bell son la prueba de ello. Desde el principio la rodean y le brindan todo su apoyo, aunque ciertas diferencias surgen de vez en cuando.

La gran problemática consiste en resolver el conflicto del principio y descubrir cómo las dos hermanas pueden vivir juntas. Aunque pueda parecer poco, es suficiente para que la trama sea lo bastante larga y entretenida.

Desde el punto de vista técnico, la película luce unos logrados efectos y, además, hay una buena dosis de humor (un poco más que en las anteriores películas de la misma serie).

En definitiva es una buena película para el público infantil pero me temo que los adultos que los acompañan no compartan este entusiasmo. Sin embargo, ¿quiénes mandan? ¿Los niños o los adultos?

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Ben Hur 2016: el duro reto de atacarse a un mito del cine

Ben Hur 2016: el duro reto de atacarse a un mito del cine

Adaptaciones de la novela de Lew Wallace de 1880 han sido muchas. Está la de 1907, la de 1925 por MGM, pero la más famosa de todas ...

Intensamente: ¿La película de animación del año?

Intensamente: ¿La película de animación del año?

En el pasado Festival de Cannes, “Intensamente” se acaparó de todas las miradas –quizás sin querer. El efecto fue notable y m...

Dos son familia o cómo repetir (y mejorar) una fórmula ganadora

Dos son familia o cómo repetir (y mejorar) una fórmula ganadora

  Basada en la película mexicana más taquillera de la historia (No se aceptan devoluciones), “Dos son familia” es una adaptac...

Ciro Guerra: “El cine nace en Francia”

Ciro Guerra: “El cine nace en Francia”

Indudablemente, la relación entrañable que existe entre el mundo del cine y Francia supera los hechos históricos y el recuerdo de ti...

Born losers: nacidos para perder

Born losers: nacidos para perder

“Born losers” (1967) es una cinta dirigida y protagonizada por Tom Laughlin, en la que Billy Jack representaba no solo al antihé...

Lo más leído

Lirio rojo

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Las espadas de Bolívar

Juan Carlos Vela Correa | Historia

Corraleja

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rubén Darío: vida y obra de un poeta insigne

Harold Alvarado Tenorio | Literatura

La mecedora: remedio infalible

Henry Vergara Sagbini | Ocio y sociedad

Así nacieron las corralejas

Aura Angélica Hernández | Patrimonio

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados