Cine

Oveja Negra, el cortometraje vallenato que narra el flagelo de las minas antipersonales

Samny Sarabia

09/12/2019 - 04:45

 

Oveja Negra, el cortometraje vallenato que narra el flagelo de las minas antipersonales
El actor Deiler Díaz (en el centro) protagonista principal del corto "Oveja negra"

En un conflicto armado, la violencia se manifiesta de varias formas. Una de las más crueles que se ha utilizado en Colombia es la mutilación y muerte de personas en campos minados. La relación cercana entre el conflicto armado que padeció Colombia por más de cinco décadas y el narcotráfico propagó el uso de minas con el fin de controlar el territorio y permitir el cultivo, el procesamiento y la distribución de narcóticos.

La  utlización de minas antipersonal y otros Artefactos Explosivos Improvisados (AEI) ha dejado profundas heridas en el corazón de los colombianos y miles de victimas entre los soldados y los campesinos, quienes son los blancos principales de este flagelo. Precisamente, esta es la temática que aborda el cortometraje ‘Oveja Negra’, una película escrita y producida en el Cesar por talento local. La historia fue escrita hace algunos años por el cineasta Jhon Robert Guerrero, pero hasta el 2019 pudo materializarse gracias a una convocatoria ‘Becas de profundización en la producción de cortometrajes de ficción y documental del programa “Imaginando Nuestra Imagen” – INI’ del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura.

Basada en una historia que el guionista escuchó en las noticias en las se hablaba sobre las minas antipersonal y el proceso de desminado que se efectuaría luego de la firma del Proceso de Paz. En esa noticia, un explosivista de la guerrilla decía que era imposible encontrar todas las minas, pues ellos no tenían mapas de los lugares donde sembraban las minas. En algunos casos -decía- los explosivistas morían o se marchaban sin dejar datos de las minas que plantaban.

“De esas minas los más afectados era la población rural. La idea tocar este tema desde la perspectiva de una familia rural, que son los más  expuestos a este peligro; exponen su integridad, pierden sus animales al pisar las minas y tienen que convivir con el miedo a no salir de las casas y no enviar los hijos al colegio por temor a entrar en un campo minado”, reflexiona Jhon Guerrero.

La historia es protagnizada por Josué Carmona, quien le da vida a Héctor, un niño de ocho años de edad que queda atrapado en un campo minado al intentar recuperar una oveja que se había extraviado.  Su padre Julio, interpetado por Deiler Díaz (director de Maderos Teatro) quiere desesperadamente llegar hasta su hijo, mientras que Ana (Ashley Cassiani) hermana de Héctor, corre en busca de ayuda para evitar que sus familiares salgan heridos del campo minado.

‘Oveja negra’ contó con la dirección de Romel Amador, coproducida por Claudia Agudelo y Alba Tamayo. El cineasta Carlos Hernández en la dirección de fotografía, en la dirección de arte Linda Suarez y Hanz Zuleta participó como director de sonido. La selección y preparación de los niños actores estuvo a cargo de la actriz y directora de teatro Claudette Díaz Zuleta.

El cortometraje fue rodado entre el 04 y el 06 de octubre del 2019 en las estribaciones de la Serranía del Perijá en la población de San José de Oriente (Cesar). Inicialmente se tenía como locación el corregimiento de La Mesa, pero el apoyo y la presencia del Ejército Nacional fue determinante, puesto que la producción requería hacer explosiones, que al principio fueron concebidas por la producción con efectos especiales, pero la participación de expertos explosivistas del Equipo Marte (Manejo de Artefactos Explosivos) del Ejercito de Colombia, permitió hacer cuatro detonaciones controladas reales.

“Fue un cortometraje donde se trabajó muchos efectos especiales porque además de las explosiones hubo que trabajar con efectos las ondas expansivas de la detonación. El apoyo del Ejercito Nacional fue muy importante, ellos actuaron realizando lo que siempre hacen que es buscar las minas para evitar que las personas las pisen o como en el caso de la historia de la película, a ayudar a las personas que queden atrapadas en los campos minados”, agrega Claudia Agudelo, productora de la película.

La posproducción de ‘Oveja negra’ se hizo entre Bogotá y Valledupar; la edición fue realizada por Vanessa Maya en la capital del país; luego volvió a Valledupar donde fue colorizada por Andrés Sotomayor. La musica del cortometraje es original de Hanz Zuleta y la posproducción de sonido fue hecha por Óscar Rojas.

Esta nueva producción cinematográfica local muestra una interesante mirada de una brutal realidad vivida por muchos colombianos a lo argo y ancho del territorio nacional y al mismo tiempo, visibiliza el drama que la población campesina ha soportado durante medio siglo de conflicto armado.

 

Samny Sarabia

 

1 Comentarios


Margarita DelaVega Hurtado 14-12-2019 06:14 PM

Muy interesante y doloroso proyecto! Buena suerte

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo

El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo

El Gran pequeño (“Little Boy”) es el nombre del largometraje producido por el mexicano Eduardo Verástegui que se posicionó com...

Ni contigo, ni sin ti: García Márquez y el cine

Ni contigo, ni sin ti: García Márquez y el cine

“La única posibilidad de llevar esa palabra al cine, es, justamente, no llevando esa palabra”. Fernando Birri   “Calor, sab...

Primeras manifestaciones del Cine de terror

Primeras manifestaciones del Cine de terror

  Desde la prehistoria el hombre se ha visto impulsado a representar sus miedos por medio del arte, tal vez como una forma de hacer ...

El paseo 2: ¿Lo mejor de la comedia colombiana?

El paseo 2: ¿Lo mejor de la comedia colombiana?

Viajar en familia debería ser un placer, eso digo yo cada vez que salgo para Santa Marta con la familia, pero la realidad no siempre e...

Ted 2: el regreso del osito más impresentable e irreverente

Ted 2: el regreso del osito más impresentable e irreverente

Después de la olvidable “Mil maneras de morder el polvo” (2014), el polifacético Seth MacFarlaner recupera su ópera prima como...

Lo más leído

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Pedro García: el incansable parrandero del “Trovador ambulante”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados