Cine

Por qué dejaron a Nacho: una comedia llena de interrogantes

Alberto Campos

06/11/2012 - 11:40

 

No se equivoquen. “Porqué dejaron a Nacho si era tan buen muchacho?” no es el título de una de esas novelas suecas, sino una película colombiana lanzada en Septiembre en Colombia y que fue, a pesar de todo el tiempo pasado, estrenada en Valledupar este mes.

El motivo de esa llegada a la capital del Cesar puede explicarse por el hecho que uno de los productores (Juan José Daza) es vallenato y que, en muchos momentos, se percibe un humor local o costeño que hacía inevitable que esta película llegara aquí.

Pero seamos serios y realistas. Esto es una crítica cinematográfica y no un panfleto en pro de las películas locales. Por eso quiero describirles mi reacción al entrar en la sala y presenciar los primeros minutos de este largometraje. Mi primer comentario fue: ¿Por qué me dejaron entrar si soy un buen muchacho? Y los siguientes: ¿Por qué habrán grabado una película como esta? ¿Para acabar con la carrera de los que aparecen en ella?

Desde el principio la película expone lo que es: una especie de serie de televisión alargada o mejor dicho una comedia de bajo presupuesto donde los actores interpretan un papel que no se creen.

Nacho (Francisco Bolivar) es un tipo bueno. Uno de esos gomelos con plata que, logra ennoviarse con una mujerona hermosa y algo maliciosa. Cuando el joven le propone el matrimonio, su mundo se derrumba. Ella le termina inmediatamente alegando que “esto no va a funcionar”, excusa típica para un momento tan delicado.

Pero la desfachatez no se limita a esto: la novia anuncia al iluso pretendiente que sale con otro y, además, se retira con su carro y el anillo de compromiso que Nacho había heredado de su abuela.

Con este panorama, Nacho cae en una depresión inevitable. Tantas ilusiones y tanto amor no pueden borrarse así en un segundo, sobre todo porque la chica (Linda Baldrich) con quien estaba es una belleza inigualable (por lo menos en la película) y una mujer muy caprichosa.

Sus amigos aparecen en el horizonte –como siempre suelen hacer esos amigos de la Universidad, esos que comparten los momentos más amargos de nuestra juventud–, para elaborar un plan y así ayudar a Nacho a entender lo que ha ocurrido.

Todos los elementos que he enumerado anteriormente son suficientes para constituir una buena película, pero no nos engañemos: también hay que tener el deseo de crear una comedia de calidad y contar con una actuación de un cierto nivel.

Aquí no vemos ni lo uno ni lo otro. Desde el arranque, Nacho parece un niño retrasado mental, que además de tomarse el tetero, está enamoradísimo de una mujer que no le corresponde. Y yo me pregunto: ¿Cómo semejante bobo habrá hecho para salir con una mujer así durante un año?

Pero esto no es todo. Al ver “Por qué dejaron a Nacho”, uno tiene la sensación de que todos los actores interpretan su papel de manera histriónica, es decir más allá de lo creíble, y que cada uno de los comentarios han sido extraídos de un guión de serie barata.

Muchos dirán que es una película divertida, y no voy a desmentirlos. Uno se ríe bastante en esta película, pero después de digerir el hecho de que lo hayan estafado en la taquilla. En realidad, uno ríe para no llorar.

Esperemos que el futuro nos ofrezca películas más interesantes y que podamos también sentir que la industria colombiana esté avanzando porque con estos proyectos invendibles en otros países no se está llegando a ninguna parte.

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cuerpo y territorio, una metáfora en Montes de María

Cuerpo y territorio, una metáfora en Montes de María

¿Qué es el Cuerpo? “La estructura física de los seres humanos, integrada por cabeza tronco y extremidades” -si se lee a la luz d...

Si decido quedarme: amor adolescente y grandes decisiones

Si decido quedarme: amor adolescente y grandes decisiones

Al igual que “Bajo la misma estrella”, la película “Si decido quedarme” entra en esa categoría de novelas exitosas (o best-se...

American Pie - El reencuentro: cuando el sexo es una obsesión

American Pie - El reencuentro: cuando el sexo es una obsesión

Los que llevamos más de diez años yendo al cine o devorando películas en casa conocemos obligatoriamente American Pie. Esta comedia...

La bella y la bestia: ¿Bella o bestia?

La bella y la bestia: ¿Bella o bestia?

  Siempre que voy a ver un remake de un clásico del cine, voy con desconfianza. Lo reconozco. Es un miedo comprensible: temo que e...

Guardianes de la galaxia: Marvel va en serio

Guardianes de la galaxia: Marvel va en serio

No hay nada como descubrir una nueva aventura protagonizada por nuevos personajes en un universo totalmente desconocido. Ninguna idea p...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados