Diego Niño

Palabras que piden orillas

Diego Niño

Bogotá, 1979. Lector entusiasta y autor del blog Tejiendo Naufragios de El Espectador.

@diego_ninho

El camino del hombre es recto

Publicado 09/05/2016 06:40 | Escrito por Diego Niño

El camino del hombre es recto

Jules, un hombre negro de sesenta años, está sentado con los codos apoyados sobre el mesón de la cocina. En el suelo hay manchas de pisadas que llegan hasta la silla en la que él está sentado. Hay una pala recostada contra la pared y una caja de madera atiborrada de tierra, como si hubiera estado enterrada por años. Vibra el celular que está sobre el mesón. Jules lo toma y lo pone en su ...

Rey de copas

Publicado 18/04/2016 05:30 | Escrito por Diego Niño

Rey de copas

No fue difícil para El Bigote y El Barba desarmar a los vigilantes y amordazarlos. Como tampoco lo fue abrir la urna ni llevar la Copa Jules Rimet a la casa de Pereira. El problema vino después, cuando los medios se lanzaron contra los ladrones. Hasta Pelé pidió por televisión que devolvieran la Copa. La voz se quebró dos veces, causando una impresión mayor en los televidentes. Se org...

Florentino Ariza

Publicado 04/04/2016 09:15 | Escrito por Diego Niño

Florentino Ariza

El primer correo llegó el martes 3 de marzo. Era corto: apenas siete líneas. Corto y hermoso. Muy hermoso. No te imaginas cuánto. Lo leí muchas veces. Quería saber quién lo había escrito. Pero nada. Venía desde una cuenta de correo equis y firmado por un tal Florentino Ariza, el protagonista de El Amor en los tiempos del Cólera que espera a Fermina Daza por medio siglo. El siguiente ma...

Beso

Publicado 21/03/2016 05:40 | Escrito por Diego Niño

Beso

Están desnudos, sentados en los dos costados de la cama, dándose la espalda. A él le baja una gota de sudor que se pierde en la barba que empieza a encanecer. Ella tiene el cabello recogido en una cola de caballo que le llega a la mitad de la espalda. Entre ellos hay una bolsa de cuero de la que sale dos monedas. —No quiero verlo de nuevo —dice la mujer rígida como una piedra. —¿Por...

Deberías llamarte Esperanza

Publicado 14/03/2016 06:10 | Escrito por Diego Niño

Deberías llamarte Esperanza

Me interceptaron dos policías en la puerta del articulado y me obligaron a salir. Me requisaron, pidieron mi cédula y me retuvieron veinte minutos a pesar que la señora juraba ante dios que yo no era el individuo que le había sacado la billetera del bolso. Cuarenta minutos después me entregaron los papeles y me dejaron ir. Subí al primer bus que se detuvo frente a la estación. En el art...

Presagio

Publicado 22/02/2016 07:30 | Escrito por Diego Niño

Presagio

El hombre tomó el callejón que nace detrás del restaurante de la mona. Al final de la segunda cuadra giró a la derecha y encontró a una anciana sentada en una mecedora. —Anita, ¿qué haces ahí sentada? —le preguntó. La anciana no le respondió. Lo miró atentamente, como si no lo reconociera. —¿Sabes quién soy? La mujer continuó en silencio, contemplándolo. Ana llevaba cas...

Cicatriz

Publicado 18/01/2016 06:20 | Escrito por Diego Niño

Cicatriz

Cintia habló toda la noche. Aprovechando el espacio que daba su monólogo, me di a la tarea de observarla, medir sus gestos, sopesar la amargura que emergía cuando hablaba de una realidad que sus ojos desmentían. Parecería que quisiera convencerse a sí mismas a fuerza de hacer un catálogo de los lujos que le daba el esposo a cambio que se quedara en la casa, como si fuera parte de la decor...

Lustrabotas

Publicado 07/12/2015 08:10 | Escrito por Diego Niño

Lustrabotas

Parecía un hombre de setenta años a pesar que tenía cincuenta. Era completamente blanca la franja de cabello que no se llevó la calvicie. Estaba sentado en un banco de madera de no más de diez centímetros de altura. Tenía una melancólica expresión en la que no había tristeza. —¿Grasa? —preguntó sin notar el anacronismo de su pregunta. Acepté con un leve movimiento de la cabeza...

Amor

Publicado 22/11/2015 22:40 | Escrito por Diego Niño

Amor

Astrid Fue un amor que llegó por el sótano. Tumbó ventanas, arrancó paredes, descuadernó prejuicios. Me elevó al paraíso y luego me llevó hasta el último sótano del infierno. Si era o no era pareja de El Negro en el momento en que nos encontramos en la universidad, es algo que nunca terminó de aclararse. Hablamos, y cuando la garganta se secó, fuimos a tomarnos una cerveza. Pero no...

Llamada

Publicado 09/11/2015 02:40 | Escrito por Diego Niño

Llamada

Teresa quiso llorar cuando se acabó la batería del celular. No sólo por el estrés de ir tarde a la cita, sino porque no encontró una cabina de teléfono, ni siquiera halló una tienda de verduras. En las casas no le abrieron gracias a la desconfianza que cabalga en la sangre de los bogotanos. La cita continuaba alejándose, perdiéndose entre la bruma de las tres de la tarde. Y con ella, e...

Jota Jota

Publicado 19/10/2015 06:10 | Escrito por Diego Niño

Jota Jota

—No es nadie menos que John Jádison Huérfano Aguirre —dijo desde la ventana del campero. No sabía quién era el que lo acababa de saludar: las personas normalmente le decían Jota Jota, que era el resultado de anular el nombre que su padre llevó a la casa de su primer matrimonio. Dicen que le pertenecía al sobrino de su primera esposa, que se hizo hombre, luego ladrón y al final asesi...

Perdida (Gone Girl)

Publicado 05/10/2015 06:20 | Escrito por Diego Niño

Perdida (Gone Girl)

Ella es Amy y él es Nick Dunne. Los dos escritores exitosos. Se conocen, enamoran y casan. Después, por alguna conjura del destino, empieza el derrumbe.  Ella desaparece el mismo día que cumplen el quinto aniversario de matrimonio. Él la busca. O hace que la busca, porque su indiferencia da pie a suponer que no está tan interesado en que aparezca. Es evidente que está cansado del matrimo...

Nota

Publicado 21/09/2015 07:30 | Escrito por Diego Niño

Nota

El tercer disparo rasguñó uno de los sacos de arena que formaba las paredes del alojamiento del capitán Trueno, en el que estaban él y el soldado Varón. —Tome el camino que bordea el bosque, entre por la parte alta de la ciudad, baje por el callejón que se forma entre la capilla y la casa vecina. En la parte de atrás hay una puerta. Golpee fuerte. Le abrirá el padre Gutiérrez. Entré...

Leyes absurdas

Publicado 07/09/2015 06:10 | Escrito por Diego Niño

Leyes absurdas

Si usted canta bajo la ducha, le aconsejo que no viaje a Pensilvania, Estado Unidos, porque estará cometiendo un delito. De igual forma, en la República Popular China no deberá mirarle los pies a una mujer porque lo enviarán a la cárcel. En Estonia no podrá jugar ajedrez mientras tiene sexo porque tendrá problemas con la justicia. Como verá en la siguiente lista, esas no son las únicas...

Envío

Publicado 27/07/2015 06:05 | Escrito por Diego Niño

Envío

Llegó a las nueve de la mañana. No habría tenido problema si hubiera venido para sus hijos, pero iba dirigido a ella. Estuvo tentada a rechazarlo, pero pudo más la curiosidad. ¿Quién, a estas alturas de su vida, le podría enviar un paquete?, se preguntó mientras caminaba sosteniendo el paquete con las dos manos con una mezcla de asco y curiosidad. En el patio, lo dejó sobre una mesa y...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Demostración

Diego Niño | Literatura

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

A quince mil kilómetros de distancia

Roberto Molinares Sánchez | Literatura

Depresión momposina (3)

Diógenes Armando Pino Ávila | Pueblos

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados