Educación

La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral

José Luis Mariscal Orozco

11/02/2019 - 03:50

 

La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral

En gran parte de los países de Latinoamérica, los procesos de institucionalización de la cultura comenzaron en la primera mitad del siglo XX a través de la definición de acciones en el campo cultural cada vez más explícitas sobre todo generando instituciones cuyas funciones y objetivos fueron encaminados a la investigación e intervención de la cultura.

Tanto las instituciones de educación superior como las Universidades Públicas han formado profesionales en la docencia e investigadores que se han insertado laboralmente en las instituciones gubernamentales y en las mismas universidades para llevar acabo sus funciones; pero nunca se crearon instituciones o programas que formaran a las personas que hacían promoción y difusión cultural, precisamente una de las funciones sustanciales de estas nuevas instituciones culturales. Por lo tanto, las personas que ocuparon estos puestos de trabajo han adquirido las competencias generales de la ocupación laboral desde la práctica.

En muchos casos suele suceder que las personas que ocupan estos puestos provienen de profesiones distintas regularmente de las ciencias sociales, las artes y las ciencias administrativas. A través de la práctica se fue dando un proceso de “normalización” de técnicas y modos de hacer la acción cultural a partir del cruce entre los campos culturales y sus ámbitos de aplicación. A partir de la observación etnográfica y documental de la investigación se pueden identificar los siguientes campos culturales:

1-. Espacios culturales: Relacionado con la infraestructura y equipamiento cultural enfocado a ofrecer servicios culturales como son los museos, galerías, archivos, fonotecas, bibliotecas, centros culturales entre otros.

2-. Cultura popular y patrimonio cultural: En él se desarrollan acciones tanto de creación y reproducción desde las instituciones populares (familia, organizaciones comunitarias y gremiales, etc.) y de promoción, conservación e investigación desde las instituciones gubernamentales y privadas. Elementos importantes de este campo se encuentran por ejemplo las fiestas populares, el arte popular, la medicina tradicional, los oficios, la arquitectura, etc.

3-. Desarrollo artístico: En este campo, los agentes suelen implementar acciones relacionadas con la profesionalización de los creadores, el fomento a la creación, la educación artística, la formación de públicos, etc.

4-. Comunicación y medios: A él corresponden actividades como el periodismo cultural, radio, televisión, publicidad, multimedia, etc.

5-. Producción: Generalmente vinculado con la realización de festivales, muestras, proyectos escénicos y la industria discográfica, editorial, cinematográfica, etc.

No obstante, estos campos se dan en diferentes ámbitos de desempeño profesional o laboral, los que se han identificado son:

1-. Territorial: Tiene que ver con los diversos niveles geopolíticos de aplicación de la acción cultural como puede ser el municipal, estatal o federal. El agente dominante en este ámbito son las instituciones gubernamentales.

2-. Empresarial: Relacionado con la producción y prestación de servicios con fines de lucro.

3-. Asociativo: Desde donde se gestionan proyectos comunitarios y/o asociativos desde las organizaciones civiles como comités barriales, asociaciones, colectivos han desarrollado actividades culturales.

4-. Académico: En el que se desarrollan acciones de formación, investigación y difusión cultural, principalmente promovido por las universidades públicas [3].

Si hacemos un cruce de los campos y ámbitos descritos podemos identificar diferentes “nichos” desde donde los gestores culturales aprenden el oficio desde la práctica. Al hacer un análisis de los perfiles y trayectorias laborales se observa la tendencia a iniciar en un nicho específico para posteriormente ir moviéndose y ampliándose a otros. Por ejemplo, se registraron diversos casos en los que una persona sin experiencia previa en la gestión, es invitada por una autoridad a dirigir una casa de la cultura (nicho formado por el cruce de espacios culturales/territorial), esta persona asume la dirección echando mano de sus conocimientos y experiencias previas, pero también suele buscar capacitación a través de cursos, talleres y diplomados. Posteriormente van ocupando otros puestos (sea por invitación o porque ellos mismos lo buscaron) ubicados en diferentes nichos y por lo tanto ampliando los campos y ámbitos.

 

José Luis Mariscal Orozco 

 

Referencias:

[1] Un ejemplo de éstas son el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, entre otras.

[2] Por ejemplo La Universidad Nacional Pedagógica y las Escuelas Normales.

[3] En México las universidades han jugado un papel fundamental en la generación de bienes y servicios culturales ya que éstas reconocen tres funciones básicas, una es la formación a través de la docencia, otra es la investigación y una última es la extensión de los servicios y la cultura. La Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo, en el 2011 destinó a cultural el 10% de su presupuesto a comparación del 4.4% del presupuesto nacional que asigna el gobierno federal a cultura (Reyes, 2011; Cruz, 2011).

 

Acerca de esta publicación: El artículo titulado “ La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral ”, del profesor José Luis Mariscal Orozco, corresponde a un capítulo extraído del ensayo académico “ La triple construcción de la gestión cultural en Latinoamérica ” del mismo autor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La Fiesta de la ciencia, en homenaje a Colombia y el Caribe

La Fiesta de la ciencia, en homenaje a Colombia y el Caribe

Con el tiempo, la Fiesta de la ciencia organizada por la Fundación Ecojugando se está ganando un espacio notable en los colegios de V...

El Vallenato entra en las aulas universitarias

El Vallenato entra en las aulas universitarias

La declaratoria de la música vallenata como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad en 2015 expuso algunas necesidades frente...

Orlando Saavedra y el reto constante de ser útil a la sociedad

Orlando Saavedra y el reto constante de ser útil a la sociedad

Desde hace un año y cuatro meses, Orlando Saavedra se desempeña como director regional del Sena, tiempo en que la institución ha g...

La Alianza Francesa de Valledupar abre sus cursos

La Alianza Francesa de Valledupar abre sus cursos

Nuevo año, nueva vida. El año académico está a punto de empezar y, mientras muchos piensan todavía en lo que van a hacer este año...

Octubre, el mes de la ciencia en Valledupar

Octubre, el mes de la ciencia en Valledupar

Octubre es el mes de la ciencia estudiantil en Valledupar, así lo demuestran actividades como la III Exposición Científica del Coleg...

Lo más leído

Aprender a amar y no depender

Maira Ropero | Bienestar

Semana Santa y oralidad

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Obras son amores: la plaza Alfonso López

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

La noche que Gabo cantó vallenatos en Valledupar

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube