Educación

La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral

José Luis Mariscal Orozco

11/02/2019 - 03:50

 

La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral

En gran parte de los países de Latinoamérica, los procesos de institucionalización de la cultura comenzaron en la primera mitad del siglo XX a través de la definición de acciones en el campo cultural cada vez más explícitas sobre todo generando instituciones cuyas funciones y objetivos fueron encaminados a la investigación e intervención de la cultura.

Tanto las instituciones de educación superior como las Universidades Públicas han formado profesionales en la docencia e investigadores que se han insertado laboralmente en las instituciones gubernamentales y en las mismas universidades para llevar acabo sus funciones; pero nunca se crearon instituciones o programas que formaran a las personas que hacían promoción y difusión cultural, precisamente una de las funciones sustanciales de estas nuevas instituciones culturales. Por lo tanto, las personas que ocuparon estos puestos de trabajo han adquirido las competencias generales de la ocupación laboral desde la práctica.

En muchos casos suele suceder que las personas que ocupan estos puestos provienen de profesiones distintas regularmente de las ciencias sociales, las artes y las ciencias administrativas. A través de la práctica se fue dando un proceso de “normalización” de técnicas y modos de hacer la acción cultural a partir del cruce entre los campos culturales y sus ámbitos de aplicación. A partir de la observación etnográfica y documental de la investigación se pueden identificar los siguientes campos culturales:

1-. Espacios culturales: Relacionado con la infraestructura y equipamiento cultural enfocado a ofrecer servicios culturales como son los museos, galerías, archivos, fonotecas, bibliotecas, centros culturales entre otros.

2-. Cultura popular y patrimonio cultural: En él se desarrollan acciones tanto de creación y reproducción desde las instituciones populares (familia, organizaciones comunitarias y gremiales, etc.) y de promoción, conservación e investigación desde las instituciones gubernamentales y privadas. Elementos importantes de este campo se encuentran por ejemplo las fiestas populares, el arte popular, la medicina tradicional, los oficios, la arquitectura, etc.

3-. Desarrollo artístico: En este campo, los agentes suelen implementar acciones relacionadas con la profesionalización de los creadores, el fomento a la creación, la educación artística, la formación de públicos, etc.

4-. Comunicación y medios: A él corresponden actividades como el periodismo cultural, radio, televisión, publicidad, multimedia, etc.

5-. Producción: Generalmente vinculado con la realización de festivales, muestras, proyectos escénicos y la industria discográfica, editorial, cinematográfica, etc.

No obstante, estos campos se dan en diferentes ámbitos de desempeño profesional o laboral, los que se han identificado son:

1-. Territorial: Tiene que ver con los diversos niveles geopolíticos de aplicación de la acción cultural como puede ser el municipal, estatal o federal. El agente dominante en este ámbito son las instituciones gubernamentales.

2-. Empresarial: Relacionado con la producción y prestación de servicios con fines de lucro.

3-. Asociativo: Desde donde se gestionan proyectos comunitarios y/o asociativos desde las organizaciones civiles como comités barriales, asociaciones, colectivos han desarrollado actividades culturales.

4-. Académico: En el que se desarrollan acciones de formación, investigación y difusión cultural, principalmente promovido por las universidades públicas [3].

Si hacemos un cruce de los campos y ámbitos descritos podemos identificar diferentes “nichos” desde donde los gestores culturales aprenden el oficio desde la práctica. Al hacer un análisis de los perfiles y trayectorias laborales se observa la tendencia a iniciar en un nicho específico para posteriormente ir moviéndose y ampliándose a otros. Por ejemplo, se registraron diversos casos en los que una persona sin experiencia previa en la gestión, es invitada por una autoridad a dirigir una casa de la cultura (nicho formado por el cruce de espacios culturales/territorial), esta persona asume la dirección echando mano de sus conocimientos y experiencias previas, pero también suele buscar capacitación a través de cursos, talleres y diplomados. Posteriormente van ocupando otros puestos (sea por invitación o porque ellos mismos lo buscaron) ubicados en diferentes nichos y por lo tanto ampliando los campos y ámbitos.

 

José Luis Mariscal Orozco 

 

Referencias:

[1] Un ejemplo de éstas son el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, entre otras.

[2] Por ejemplo La Universidad Nacional Pedagógica y las Escuelas Normales.

[3] En México las universidades han jugado un papel fundamental en la generación de bienes y servicios culturales ya que éstas reconocen tres funciones básicas, una es la formación a través de la docencia, otra es la investigación y una última es la extensión de los servicios y la cultura. La Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo, en el 2011 destinó a cultural el 10% de su presupuesto a comparación del 4.4% del presupuesto nacional que asigna el gobierno federal a cultura (Reyes, 2011; Cruz, 2011).

 

Acerca de esta publicación: El artículo titulado “ La gestión cultural como encargo social y ocupación laboral ”, del profesor José Luis Mariscal Orozco, corresponde a un capítulo extraído del ensayo académico “ La triple construcción de la gestión cultural en Latinoamérica ” del mismo autor.

2 Comentarios


Trinidad Liliana Parra Diaz 28-03-2020 05:17 PM

Hola soy gestora cultural de la Universidad de Antioquia, me parece muy interesante esta página, es verdad que muchos gestores culturales se hacen desde la practica, pero definitivamente es muy importante la formación academica para tener una vision mas desde lo subjetivo de lo cultural, para ser mas justos y equitativos en el acercamiento a la comunidad y a lo cultural de esa comunidad, es decir; el abordaje debe ser desde los subjetivo para entender y apoyar sus practicas. A mi me preocupa , este año mucho mas, que la cultura o lo cultural se mire como una mera practica , como un quehacer carente de sentido, y que se perciba como una actividad mas que puede llegar a desarrollar culaquier persona desde cualquier profesion u oficio solo porque le ha tocado ser un administrador por encargo y cree haber adquirido un conocimiento desde la práctica. entonces; ¿para que la profesionalizacion?

benjamin 30-04-2020 11:23 AM

hola que me pueden recomendar e informar acerca de la carrera ya que estoy estudiando gestion cultural

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Nurys Rodríguez: “Todos podemos tener hijos con capacidades superiores”

Nurys Rodríguez: “Todos podemos tener hijos con capacidades superiores”

La profesora Nurys Del Carmen Rodríguez expuso en el auditorio de la Biblioteca Rafael Carrillo su obra “La inteligencia axiológica...

El primer libro táctil colombiano

El primer libro táctil colombiano

El acceso a la literatura y la lectura de los niños con limitación visual se ha convertido en una prioridad para el Ministerio de Cul...

Toy Feliz, un nuevo centro de estimulación de temprana edad en Valledupar

Toy Feliz, un nuevo centro de estimulación de temprana edad en Valledupar

Piense en un lugar agradable y cómodo donde llevar a sus hijos para que sean custodiados. Imagínese un lugar donde sus niños aprende...

Analfabetismo digital

Analfabetismo digital

  Como es de general conocimiento, en la actualidad se nos exige leer bien, con creciente velocidad y el máximo provecho para info...

El primer festival dedicado a la Ciencia en Valledupar

El primer festival dedicado a la Ciencia en Valledupar

Del 22 al 24 de marzo tuvo lugar en Valledupar el primer festival dedicado a la Ciencia. Esta iniciativa impulsada por la Escuela Ambie...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados