Educación

La gestión cultural como profesión

José Luis Mariscal Orozco

18/02/2019 - 04:05

 

La gestión cultural como profesión

La construcción social de la gestión cultural como profesión se debe entender como una actividad productiva, ejercida por personas con competencias especializadas en un conjunto de saberes y habilidades adquiridas y reconocidas a través de un programa de formación universitaria reconocida por el Estado.

La gestión cultural, como otras profesiones, está viviendo un proceso de profesionalización que aún no se acaba de definir del todo en Latinoamérica, este proceso requiere no solamente la existencia y fortalecimiento de programas universitarios (tecnicaturas, pregrados y posgrados), sino también el reconocimiento oficial por parte del Estado de la existencia, competencias, necesidad social y alcances de gestor cultural como profesionista que puede ser claramente diferenciado de otros agentes como el antropólogo, el sociólogo, el comunicólogo, del economista, el administrador, etc.

Entonces, todo proceso de profesionalización requiere de la participación e integración de tres pilares:

1-. La existencia de una formación universitaria reglada y reconocida oficialmente que otorgue títulos académicos y expertise profesional.

2-. El reconocimiento del Estado de la existencia de tal profesional en el registro nacional de profesiones y si es el caso la dictaminación de leyes y/o normatividades (o su inclusión en ya existentes) que regulen y legitimen su ejercicio.

3-. El fortalecimiento de asociaciones o grupos formalmente organizados que promuevan el auto reconocimiento de la profesión, definan la regulación y reproducción de la práctica profesional.

En América Latina encontramos que la existencia y fortaleza de estos tres pilares son heterogéneos en toda la región, en algunos países están más fuertes unos pilares que otros y en otros más se carece de alguno, sin embargo, podemos decir que aún estamos en un proceso de consolidación de la profesión que requiere el trabajo de fortalecimiento de cada uno de estos tres pilares.

Los programas de formación de los gestores culturales en la región han sido heterogéneos y han variado a través del tiempo en niveles, modalidades y por supuesto en número. Entre la década de los noventa y buena parte del dos mil, los gestores culturales de la región tendían a estudiar en programas educativos españoles, ingleses, franceses y canadienses. No obstante a finales de los noventa comenzaron a surgir programas universitarios en la región en buena parte financiados y auspiciados por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), por lo que la mayoría de estos primeros programas tuvieron una visión desarrollista de la cultura, importando metodologías y dándole poca importancia a las prácticas de gestión cultural de la región enfocadas sobre todo al trabajo comunitario. Esto se puede observar en las mallas curriculares y programa de contenidos de las licenciaturas, diplomados y posgrados diseñados con la guía de estas instancias.

En los primeros cuatro años del siglo XXI, la gran mayoría de las ofertas educativas en el campo de la gestión cultural se centraban en Argentina, Colombia y Brasil, sin embargo, para el año 2012, nos encontramos con un crecimiento exponencial y la diversificación de niveles y modelos de formación en gestión cultural. En la actualidad se puede identificar más de 150 programas en la región concentrándose mayoritariamente en cuatro países: 29% se encuentran en México, el 21% en Argentina, el 16% en Brasil y el 10% en Chile.

En lo referente al nivel de los programas, durante la década de los noventa y parte del dos mil, la gran mayoría eran diplomados y maestrías, actualmente la tendencia es a la disminución de los programas de educación continua y un crecimiento de las licenciaturas. En la actualidad el 34% de la oferta es de licenciatura o pregrado, el 19% es de diplomados, 18% de maestría, así como 10% de tecnicaturas y un emergente 2% a nivel de doctorado. 

En cuanto a la modalidad, el 90 % es presencial, solamente el7% en línea y 3% en modalidad mixta. Cabe mencionar que cada vez surgen más programas mixtos, por lo que, de acuerdo a la tendencia de la educación superior, en la próxima década seguramente se virtualizarán programas presenciales ya sea para convertirlos en programas en línea o bien bajo una modalidad de B-Learning.

Aunque aún falta hacer un análisis exhaustivo de los programas de formación universitaria en gestión cultural, es posible observar un crecimiento exponencial y una tendencia a la diversificación de la oferta académica no solo en términos de niveles y modalidades como se expuso arriba, sino también de modelos de formación basados en sus planes de estudio y sus respectivos perfiles de egreso.

 

José Luis Mariscal Orozco

Acerca de esta publicación: El artículo titulado “ La gestión cultural como profesión ”, del profesor José Luis Mariscal Orozco, corresponde a un capítulo extraído del ensayo académico “ La triple construcción de la gestión cultural en Latinoamérica ” del mismo autor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un recorrido por la Biblioteca Digital Mundial

Un recorrido por la Biblioteca Digital Mundial

Todo surgió en 2005 con un proyecto presentado por James Billington, el bibliotecario de la Biblioteca del Congreso de los Estados Uni...

La panadería: un método especial de formación en valores

La panadería: un método especial de formación en valores

La educación es el proceso mediante el cual un individuo desarrolla nuevas habilidades; el entrenamiento resulta ser la pieza definiti...

El rector de la UPC rindió sus cuentas

El rector de la UPC rindió sus cuentas

El pasado martes 5 de mayo tuvo lugar la última Audiencia Pública de Rendición de Cuentas de la administración del rector de la U...

Estudiantes cesarenses dintinguidos en concurso de Derechos Humanos en EE.UU

Estudiantes cesarenses dintinguidos en concurso de Derechos Humanos en EE.UU

El pasado 12 de abril abría la convocatoria del Concurso Universitario de Derechos Humanos 2016 que organiza la Defensoría del Pue...

La formación del orador

La formación del orador

La construcción de un buen orador requiere tiempo y dedicación. Si es cierto que nada surge al azar, mucho más en las artes que re...

Lo más leído

Esclavitud, cimarrones y palenques

Christian Delgado Escobar | Historia

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

Un rey negro en América latina

Johari Gautier Carmona | Literatura

Si es con engaños, Vamos mal

Andy Romero Calderon | Opinión

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube