Educación

Enseñar aprendiendo y aprender enseñando

Diógenes Armando Pino Ávila

08/05/2020 - 05:40

 

Enseñar aprendiendo y aprender enseñando

Al momento de escribir ésta columna, escucho al señor Gobernador del Cesar, doctor Luis Alberto Monsalvo en la presentación virtual de la Estrategia de Calidad Educativa en Casa “Es mejor saber” por Youtube, donde anuncia una estrategia de educación flexible y preparación de los estudiantes para las pruebas del Estado, con el fin de subir en cuanto a notas en dicho tipo de pruebas. Para ello anuncia la entrega de cuarenta mil libros y otro tanto de cuadernillos. Esta iniciativa cae como anillo al dedo en esta época de confinamiento por la pandemia del Covid-19.

Éste sería un material suplementario para darle actividad a los estudiantes de noveno, décimo y undécimo, pero no quita la responsabilidad que como educadores tenemos de guiar a nuestros estudiantes en su formación, y el asumir por parte del profesorado de su rol de tutor, de guía y orientador del proceso educativo. Rol que desde siempre hemos tendido asignado, pero que, por la resistencia al cambio y la negativa de salir de la zona de confort, no hemos querido asumir.

Esta nueva circunstancia que se nos presenta y, que, de verdad, es algo traumática para el educador, acostumbrado a sus rutinas escolares, en cuanto a preparación de contenidos, uso de herramientas tradicionales dentro del aula, metodologías y control disciplinar imponiendo la presencia y la autoridad, hace que se desborda todo el andamiaje académico del cual éramos poseedores, reyes y magnánimos profesores o tiranos en muchos casos, y se nos presenta de golpe el confinamiento y las clases virtuales.

A todos nos cogió manos arriba esta nueva circunstancia, a nosotros los profesores, por no estar preparados en el uso de la Internet para presentar los contenidos y la utilización de metodologías, sistemas, contenidos virtuales, incluso a muchos nos cogió tan desprevenidos y sin preparación en éstas lides de la virtualidad, que tal hecho nos aumenta el nivel de estrés ya que la presión del estudiantes, padres de familia y directivos docentes aumenta la carga laboral del maestro que pasa de las ocho horas diarias reglamentarias a  una carga laboral de doce y hasta quince horas por día. A los estudiantes los tomó de sorpresa, pues si bien es cierto que son bastante adictos a utilidades informáticas, celulares, portátiles, software, chat, wasap, Facebook, Instagram, y demás redes sociales, también es cierto que solo la utilizaban para interactuar con sus parches, pero nunca o casi nunca para el estudio; hoy por hoy tienen que abandonar el “copia y pega” y asumir el rol de lectores para dar respuesta a los talleres y consultas que dan los profes.

Los padres de familia, también fueron tomados por asalto, pues estaban acostumbrados a desembarazarse de sus hijos a tempranas horas del día y a recibirlos en el hogar seis horas después, y en ese tiempo se dedicaban a sus labores en la seguridad que sus muchachos eran atendidos en los colegios bajo la tutela de profesores que les cuidaban y se daban la pela por domeñar con mucha paciencia los resabios propios de la niñez y la pubertad. Ahora tienen a sus hijos todo el tiempo en sus casas, interactuando con ellos, conociendo a ese ser que toda la vida a estado a su lado pero que presenta en este momento facetas y rasgos de la personalidad no conocidos dentro del hogar. En algunos casos hay padres y, también alumnos, que tienen la sensación de estar viviendo con un desconocido.

La cuarentena y la virtualidad de la educación tomó de sorpresa a los directivos docentes, estos acostumbrados a hacer sentir su autoridad a base de la presión sustentada en la jerarquía de su cargo, ahora no pueden llamar a sus profesores a la rectoría a hacer sentir su preeminencia, ellos se sienten desarmados, desnudos de su investidura y navegan a ciegas ante esta nueva circunstancia, pues tampoco conocen de estrategias y uso de herramientas pedagógicas para cubrir esta circunstancia de educación virtual.

Todos, absolutamente todos, los miembros de la comunidad educativa estamos aprendiendo sobre la marcha, todos estamos haciendo a la manera personal un aporte por sacar adelante la educación de los estudiantes. Todos estamos cometiendo errores, pero todos al tomar consciencia de los mismos, ponemos el empeño en subsanarlos en esta marcha acelerada de aprendizaje que nos ha tocado afrontar. El trabajo educativo ya deja de ser exclusivo de la escuela y los maestros, ahora todos hacemos parte de él.

 

Diógenes Armando Pino Ávila

@Tagoto

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@Tagoto

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

135 becados de Valledupar serán capacitados en música vallenata

135 becados de Valledupar serán capacitados en música vallenata

Un total de 135 alumnos de entre siete y 13 años en condiciones de vulnerabilidad y pertenecientes a las instituciones educativas de l...

Leer en el colegio

Leer en el colegio

  El acto de leer ha inquietado a tantos hombres y mujeres de pensamiento lúcido que han dado páginas brillantes sobre el tema. Pau...

La Primera Escuela de Liderazgo de mujeres del Cesar, en acción

La Primera Escuela de Liderazgo de mujeres del Cesar, en acción

La semana pasada dio inicio a uno de los grandes planes de formación de la Gobernación del Cesar. La Escuela de Liderazgo para la mu...

Ana Galindo: “Un diseñador no se limita a hacer dibujitos”

Ana Galindo: “Un diseñador no se limita a hacer dibujitos”

La aparición de programas de diseño en numerosas universidades colombianas evidencia los cambios que conoce la economía y la crecien...

La dificultad para fundamentar liderazgo en el educando: posibles estrategias de solución

La dificultad para fundamentar liderazgo en el educando: posibles estrategias de solución

Como docente, en más de una ocasión he notado que en un alto porcentaje, los educandos están interesados en el conocimiento solo por...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados