Educación

De regreso a clases

Diógenes Armando Pino Ávila

15/01/2021 - 07:00

 

De regreso a clases

 

Volver a clases siempre ha sido un acontecimiento, bien de alegría para unos, de pereza para otros y para muchos de expectativas sobre lo que el colegio, la escuela, la Universidad nos traerá. En años anteriores (pre-pandemia, dicen ahora), se esperaba con ansiedad volver a ver a los amigos después de muchos días de vacaciones, reencontrarse y contar las aventuras de esos días de asueto, las travesuras en las fincas de los padres, tíos o abuelos, los paseos al río y de la pesca. Los más picados presumían de sus vacaciones con mar y playas y sus viajes a capitales deslumbrantes, aderezando la historia con aventuras inventadas para descrestar a los amiguitos de la primaria.

Los adolescentes también regresaban llenos de expectativas y se pavoneaban de sus viajes y aventuras para llenar de envidia a sus compañeros de estudio, también alimentaban su expectativa para ver a la novia o a la niña de la cual se estaba enamorado, igual pasaba en la universidad pues siempre era grato el reencuentro con amigos y compañeros, novias y enamorados. De todas maneras, ese “volver” implicaba la renovación de amistades, el renacer de amores interrumpidos y la costumbre de reiniciar años con apodos viejos o nuevos remoquetes traídos de sus sitios de origen.

Sí, eso era en el pasado, pues de unos años para acá la cosa ha cambiado substancialmente, ya no hay aventuras que contar, pues en las redes sociales se han subido y publicado, videos, fotografías, audios y que se yo, otras tantas evidencias de esas vacaciones que terminan. Ya no hay la magia de la comunicación oral en el recreo, ya la envidia no se despierta en los pasillos del colegio, esta se sufre poco a poco y día a día en las redes sociales.

Ya no hay la misma expectativa por ver la novia o la niña que se roba los suspiros, pues en Internet se le ha hecho seguimiento día a día consumiendo horas de las vacaciones mirando sus historias, sus videos, sus fotografías y sus memes. Es precisamente en las redes donde se ha enterado del filtreo con otro amigo o compañero, es en el silencio de su habitación donde ha saboreado el amargor de los celos. Las redes han acortado las distancias y han hecho del tiempo algo fugaz, por ello las vacaciones no tienen el mismo sabor, la misma alegría de antes pues es como «no estar estando».

Ya no hay nada que contar, nada que comentar, pero ahora en tiempos de pandemia la cosa fue peor, de verdad, no hay aventuras que contar, pues el encierro y las normas de bioseguridad no han permitido,  los jóvenes responsables, vivir las aventuras tradicionales ni las de nuevo cuño, la gran mayoría han pasado ese tiempo recluido en sus casas pegados al portátil, sumergidos en Internet, disparando tuits a granel, compartiendo memes por Wasap y Facebook, escuchando música en YouTube o viendo películas en Netflix; de pronto uno que otro a googleado sobre algún tema en particular.

De todas maneras, niño, adolescente o adulto joven en la etapa de preparación estudiantil o pregrado comienza a sentir el cosquilleo de la expectativa del regreso al estudio, del deseo del reencuentro, de la angustia de las obligaciones que ello implica y, por supuesto, la inquietud que padece al prepararse mentalmente para esos procesos adaptativos de las responsabilidades consigo mismo, con sus padres y con la institución donde estudia.

El dilema de este nuevo año estaba entre la presencialidad, la semi presencialidad o la virtualidad, pero el repunte pandémico del coronavirus diluye cualquier ilusión de volver a las aulas en presencialidad, aun cuando, el otro día en una entrevista que le hicieron por Caracol Tv a la señora Ministra de Educación, sostuvo que todo estaba dado para las clases semi-presenciales y al ser contra preguntada por el periodista que le hablaba del repunte de la enfermedad y del número de contagio y muertes en el país, ella sacó a relucir que se podía hacer en las regiones donde no estuvieran copadas las camas UCI.

Esta respuesta estúpida o cínica de la ministra me llevó a pensar «¿es que las clases se darán en las camas UCI?», ya antes había visto un video de un directivo de los educadores de Santander donde con vehemencia decía que no entrarían a presencialidad hasta tanto el gobierno no vacunara, a estudiantes, padres, docentes y directivos docentes, eso me pareció más razonable.

Creo que estudiantes, padres, profesores, sociedad en general debemos prepararnos para la virtualidad, con los mismos problemas del año pasado: nula o ninguna conectividad, ausencia de celulares, tablet o portátiles en casa del grueso de la población y la falta de recursos para la generación de guías contextualizadas para que los estudiantes reciban sus clases.

 

Diógenes Armando Pino Ávila

@Tagoto

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@Tagoto

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Picto-Lectura: una herramienta pedagógica para niños autistas. Una charla con la pedagoga Paola Reales

Picto-Lectura: una herramienta pedagógica para niños autistas. Una charla con la pedagoga Paola Reales

  El pasado mes de abril se celebró la concientización mundial del autismo. Es, sin duda, un tema que afortunadamente ha ganado muc...

Mejorar sus habilidades directivas y de liderazgo con técnicas de Coaching

Mejorar sus habilidades directivas y de liderazgo con técnicas de Coaching

Crecer profesional y personalmente  es el sueño de mucha gente. Queremos disfrutar del día a día, de nuestros trabajos o proyectos,...

La Casa de la Cultura, narrada por Denis Esther Chinchía Zuleta

La Casa de la Cultura, narrada por Denis Esther Chinchía Zuleta

La Casa de la Cultura, ubicada en el casco antiguo de Valledupar, es un sitio destacable para todo aquel que quiera acercarse a las cos...

La universidad pública en el Cesar: ¿en peligro?

La universidad pública en el Cesar: ¿en peligro?

El fondo educativo FEDECESAR fue instituido en el año 2008 mediante Ordenanza 005 de la Asamblea Departamental, su finalidad original ...

Ganadores del  Primer concurso departamental de cuentos: Mariposas de Gabo

Ganadores del Primer concurso departamental de cuentos: Mariposas de Gabo

  En un evento virtual que unió emociones, la Caja de Compensación Familiar del Cesar (COMFACESAR) dio a conocer los ganadores del ...

Lo más leído

Las 5 canciones más queridas de José Barros

Redacción | Música y folclor

José Barros navega en La Piragua del recuerdo

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El tabaco: una historia americana

María Solórzano | Historia

Una experiencia inolvidable: Escalona en París

Clemente Arturo Quintero Castro | Música y folclor

Julio Cortázar: el mejor saxo alto

Fabio Martínez | Literatura

El Partido Conservador: “el bobo del pueblo”

Eddie José Dániels García | Historia

Más vale llegar a tiempo

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados