Educación

La Fiesta de la ciencia, en homenaje a Colombia y el Caribe

Redacción

29/10/2012 - 11:37

 

Jóvenes en el Liceo ModernoCon el tiempo, la Fiesta de la ciencia organizada por la Fundación Ecojugando se está ganando un espacio notable en los colegios de Valledupar. Su camino desde el primer festival a principios del año 2012 ha ido creciendo y encontrando la respuesta entusiasta de instituciones comprometidas con el desarrollo integral del alumno.

Durante su segunda edición, el evento se centró esencialmente en las instalaciones del Liceo Moderno y, desde el sábado 20 de octubre, los jóvenes compartieron algunas de sus experiencias en compañía de sus profesores.

Entre las múltiples jornadas que animaron la institución podemos destacar la del miércoles 24 de octubre, fecha elegida para evocar los colores del Caribe colombiano y conocer las obras de algunos elementos característicos del patrimonio cultural de Valledupar.

Tras una corta presentación de las maquetas elaboradas en cartón y papel por los alumnos –y durante la cual se pudo apreciar las percepciones de los niños acerca de barrios como la Nevada o el 12 de octubre–, fue proyectado una serie de documentales donde resaltaban los ritmos y la alegría del Caribe.

Bailes, ceremonias, desfiles, risas y muchas otras anécdotas llamaron la atención de jóvenes entretenidos con el ritmo de la cumbia y el sonido de los acordeones. El mensaje de orgullo mantuvo interesada a la audiencia aunque, quizás, faltó explicar las raíces de cada baile o el simbolismo de elementos como el pilón.

A continuación, el talento de los bailarines locales se expuso de la manera más auténtica, es decir en vivo. Jóvenes parejas interpretaron las danzas más conocidas y representativas del Caribe. Primero con la chichamaya de origen wayuu, luego el mapalé, la cumbia, el porro, el pilón vallenato y, finalmente, el reggae de las islas de San Andrés y Providencia.

La muestra de baile, y sobre todo los contoneos sensuales de los bailadores de reggae, provocaron las risas de un público admirativo que no dudó en aplaudir a sus compañeros de colegio.

Finalmente, esa mañana finalizó con una muestra pictórica en la que quedaron visibles los elementos más representativos del Cesar: sus instrumentos, sus lugares y sus gentes.

En definitiva, fue una jornada en la que los niños pudieron interactuar y exponer las facetas más características de sus barrios y ciudad. Un espacio necesario para fomentar el diálogo y la conciencia de una identidad culturalmente rica.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La Universidad Piloto de Colombia: un espacio para la evolución

La Universidad Piloto de Colombia: un espacio para la evolución

El sector de la Educación se ha vuelto altamente competitivo en los últimos años en Colombia. No sólo hay que ofrecer unas mejore...

Educación inclusiva en Colombia

Educación inclusiva en Colombia

  El tema de la educación inclusiva en Colombia es un dilema en el que están metidos docentes, rectores, familias, niños y, por su...

Diplomado en Conciliación de Derecho: una oportunidad en el Cesar

Diplomado en Conciliación de Derecho: una oportunidad en el Cesar

En Colombia, el perfil de conciliador como profesional se ha seriamente instalado en el mercado laboral. Según las cifras presentadas...

La alianza entre amor y la docencia

La alianza entre amor y la docencia

En la semana anterior, la Secretaría de Educación de Valledupar, liderada por Luis Carlos Matute, desarrolló en convenio con el MEN,...

Una formación en conjunto vallenato para sectores vulnerables de Valledupar

Una formación en conjunto vallenato para sectores vulnerables de Valledupar

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata socializó el convenio que firmó recientemente con el Ministerio de Cultura y con el qu...

Lo más leído

El chocolate: otra gran historia americana

José Luis Hernández | Historia

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

La pelea del siglo

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

Álvaro Rojano Osorio | Gastronomía

Soy, de Leandro Díaz

Gustavo Martínez Rubio | Música y folclor

Un “Drama provinciano” que nunca culmina

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados