Gastronomía

Alberto Muñoz Peñaloza y sus gustos gastronómicos

Herlency Gutiérrez

22/10/2014 - 05:50

 

Alberto Muñoz Peñaloza

Se le ve habitualmente en compañía de Los Juglares Vallenatos, o inaugurando exposiciones y otros eventos culturales de Valledupar. Su tradicional frase de apertura –“Reciban un cordial saludo en nombre del alcalde Fredys Socarrás” – se ha hecho célebre y resuena con la musicalidad que sólo él sabe poner a sus relatos.

Alberto Muñoz Peñaloza, coordinador de Cultura del municipio de Valledupar, es un hombre que siempre se hace notar y no solo por su estatura de 1.96 metros sino también por su tono de voz firme y su trato cordial.

Conociendo su gusto por la gastronomía y los platos típicos de Valledupar, iniciamos nuestra conversación sobre ese tema.

Llama la atención sus numerosos comentarios en la red social Tuiter refiriéndose a la gastronomía vallenata. ¿Cuáles son sus gustos en cuanto a comidas?

En materia de gastronomía me ocurre lo mismo que con la música: Soy casi universal. Me gusta todo pero sabiendo que la gastronomía es una manifestación cultural bastante olvidada en nuestro medio siempre trato de recordarle a la gente muchas de las cosas buenas que tiene nuestra comida criolla.

Y de verdad que Dios me ha premiado porque a mí me han llegado muchas muestras de cocinas tradicionales, mucho de lo que creía ya no íbamos a comer en estos tiempos como la ‘carne pangá’. Por ejemplo, el sábado se me presentó en la casa una señora que venía con el único fin de decirme que ella hace la ‘carne pangá’, un platillo criollo que ya muy poca gente prepara. Es carne machacada en siete piedras, así decían antes, ese plato tiene una sazón espectacular, una suavidad, la textura de la carne se vuelve un maridaje sensacional.

¿Existe esa vecina que usted siempre menciona en tuiter?

Sí, existe. Es una señora que tiene ínfulas de chef pero entre más trata de refinarse más se reafirma en lo típico. Ella siempre denigra de lo tradicional pero al final lo único que le queda bueno es lo que sabe hacer de aquí.  Cada vez que ha tenido incursiones en la cocina internacional ha sido desastroso.

¿Qué platos típicos considera usted han sido abandonados u olvidados?

Es oportuno este momento para lo siguiente: recientemente se llevó a cabo en el desarrollo del mes del patrimonio un foro gastronómico y Simón Martínez en su intervención dejó una inquietud y es que él no conoce cuál es el plato tradicional de Valledupar y tiene mucha razón en manifestarlo.

Con base en eso, vamos a iniciar un ciclo para que a nivel de instituciones educativas, de locaciones comunitarias y a través de los medios de comunicación podamos encontrar con aportes de la gente cuál es el plato tradicional.Pero te agrego: hay unas preparaciones muy tradicionales de Valledupar las cuales se han ido perdiendo como lo son los frijoles dulces que se hacen para la Semana Santa, no es un plato propiamente vallenato pero ha tenido un arraigo tremendo y hay otras preparaciones relacionadas con pescados como es el arroz de bocachico.

¿Y si se hace un festival gastronómico o se adelanta un programa para rescatar la gastronomía vallenata?

En el 2012 hicimos el primer encuentro de comidas tradicionales, fue una maravilla. Vamos a hacer el segundo el próximo seis de enero y espero todo el apoyo de PanoramaCultural.com.co para buscar la identidad gastronómica de la ciudad. Es verdad que aquí acogemos todo lo que nos llega pero culturalmente podemos perder identidad si no demarcamos la parte gastronómica.

Usted a lo largo del tiempo ha ocupado cargos muy importantes, qué tal si recordamos algunos.

Fui director de la cárcel de Valledupar. Trabajé en Sincelejo y Montería. Fui director comercial de la lotería La Vallenata, luego de La Nueva Vallenata, pero siempre trabajé de cerca con los temas culturales y ahora estoy en la coordinación de Cultura del municipio.

¿Qué retos ha tenido que afrontar como coordinador de Cultura de Valledupar?

El principal reto ha sido desenclaustrar el tema cultural, poder llevarlo hasta las comunidades, no contentarnos con hacer una programación y que la gente venga hasta donde está el evento porque sabemos que las personas se pueden enfrentar a problemas de transporte o de orden económico que les impedirían el traslado, por eso estamos llegando a barrios y corregimientos con programas de orden cultural.

Creo que ha sido muy importante lo que hemos hecho con la agrupación Los  Juglares, hemos adelantado procesos formativos en materia de educación musical y cultural que van por muy buen camino y hemos podido articular con otros operadores para otorgar apoyos significativos, para que la Fundación Aviva pueda hacer su mes del Patrimonio o para que la Alianza Francesa pueda cumplir sus cometidos.

¿Qué se puede hacer para que la música vallenata le deje espacios a otras manifestaciones artísticas como la poesía, la literatura, las artes plásticas…?

Eso también es un reto. Valledupar es una ciudad musical. De pronto ha habido mayor organización de quienes tienen escuelas de música, pero estamos trabajando para que el tema de las artes plásticas, el teatro, la literatura, puedan moverse en la debida forma. Estamos trabajando en un concurso de cuentos que apunta a eso y en materia de artes plásticas vienen dos sorpresas muy significativas que esperamos apuntarle a lo que ustedes plantean.

¿Por qué tanta demora para tener restaurada la infraestructura de la Casa de la Cultura?

La Casa de la Cultura fue edificada en 1970 y nunca más se le invirtió nada. Hemos tenido una gran dificultad y es que no está a nombre del municipio sino de la gobernación del Cesar. A pesar de que hay una ordenanza que autoriza al señor gobernador para que la enajene al municipio esto todavía no se ha cumplido y ha generado una gran dificultad para que el municipio pueda invertir recursos en su adecuación. Sin embargo, hemos logrado hacer algunas cosas como es que estamos a punto de reabrir la biblioteca y esperamos que la gobernación del Cesar nos ayude con el tema para que podamos avanzar en las reparaciones y las adecuaciones que demandan urgentemente la Casa de la Cultura.

Al salir de la coordinación de cultura del municipio, ¿cómo le gustaría que lo recordarán?

Más que me recuerden a mí lo que quiero es que la Casa de la Cultura quede con su teatro funcionando debidamente y que la biblioteca esté al servicio de la gente, que la estructura esté en mejores condiciones y que todos los programas culturales se mantengan, que Los Juglares persistan así como La Palabra Encantada.

¿Cuánto mide usted?

1.96

¿A quién le heredó esa estatura?

Un lunes Santo estábamos en la iglesia La Concepción de Valledupar, el obispo y  todos los sacerdotes iban entrando para la celebración de la Misa Mayor cuando uno de ellos se dirigió a mí y dijo ‘aquí está el hijo del altísimo’. Entonces creo que es un don que Dios me ha dado…pero sí, tengo familia de elevada estatura por el lado de mis padres.

¿Usted es vallenato?

Vallenato, vallenato.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG  

1 Comentarios


jairo tapia 22-10-2014 08:53 AM

*Algunos platos típicos de toda la zona de la hoya del río Cesar: sancocho de coroncoro y pecados del mismo río, hecho en sus orillas; yuca y arepa asada con queso y chicha de maíz; albóndigas bañadas en jugosa salsa... y algo que me gusta, particularmente, las empanadas de sardinas; ¡Bon Appettite, y Bon Sort!!

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Recetas típicas de Pueblo Bello

Recetas típicas de Pueblo Bello

La tradición de Pueblo Bello, un municipio ubicado en el departamento del Cesar, escondido dentro de un estrecho valle de montañas, e...

El maíz: su origen, historia y expansión

El maíz: su origen, historia y expansión

  El maíz (Zea Mays) es una planta gramínea anual, originaria de México, introducida en Europa durante el siglo XVI, después de l...

El chicle: historia de una golosina que nació en América

El chicle: historia de una golosina que nació en América

  Es muy probable que el último chicle que probaste era de marca norteamericana, estaba endulzado con un sustituto del azúcar, su...

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

Hay dos hechos determinantes en la historia de la arepa de huevo que identifica culturalmente a Luruaco (Atlántico): la construcción ...

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

“Un libro de cocina puede cambiar vidas. El libro Cocina palenquera para el mundo cambió la vida de quienes lo escribieron. Crea t...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Se murió esperando el homenaje

Eddie José Dániels García | Música y folclor

¿Dormiste? ¿Qué soñaste?

Giancarlo Calderón Morón | Ocio y sociedad

La incertidumbre educativa del pueblo Chiriguanero

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados