Gastronomía

El tamal: historia y origen de un plato americano

Redacción

26/10/2020 - 04:20

 

El tamal: historia y origen de un plato americano
Presentación de diferentes tamales / Foto: El Tiempo

El tamal es un alimento que fue recogido por primera vez en las crónicas ‘La historia general de las Cosas dela Nueva España’, del religioso español Berardino de Sahagún, quien describió al tamal como un envoltorio de masa de maíz consumido por los indígenas. Sahagún y otros autores hacen referencia al tamal no solo como comida de la gente común, sino de los nobles, de los sacerdotes en ceremonias especiales de ayuno.

Se estima que la palabra “tamal” viene del náhuatl “tamalli” que significa envuelto y los investigadores consideran que los primeros tamales surgieron en Mesoamérica entre el 800 y 500 a.C. Las culturas que producían y lo intercambiaban con otras culturas también llevaron consigo platos y formas de cocinar el maíz.

El tamal es un método sencillo de cocción del maíz que tuvo gran aceptación en las culturas del litoral Caribe. De eso se encontraron referencias pictóricas en el mural de San Bartolo en Petén (Guatemala). Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta si la difusión del tamal se hizo de norte a sur o del sur hacia el norte.

La evidencia arqueológica muestra al tamal como parte de la vida cotidiana de algunas culturas de México en la época prehispánica, además de usarse en rituales religiosos, en ofrendas y tumbas. En la era precolombina, los mexicas comían tamales con estos ingredientes: pavo, flamenco, rana, ajolote, tuza, conejo, pescado, huevos de pavo, miel, frutas, calabaza y frijoles, así como sin relleno.

​En la actualidad, este delicioso platillo preparado con masa de maíz cocida y envuelta en hojas de distintas plantas (plátano, maíz, maguey, entre otras) se encuentra en diversos países del Caribe y de Sudamérica (como Chile, Perú, Guatemala, Honduras, Argentina, Bolivia, México y Colombia) que se disputan su autoría.

En Colombia, el tamal tolimense es el que cuenta con mayor reconocimiento. En el municipio de Coyaima se producen las hojas que envuelven al tamalito. La hoja es fundamental para la preparación, debido a que esta le proporciona sabor, conserva los olores y evita que el contenido se pierda. La hoja de plátano cachaco es la hoja ideal para envolver el popular amasijo de arroz, arvejas, zanahoria, carne de res, carne de cerdo, pollo y gallina.

Para los fines de semana, para los bautizos, los matrimonios, los guayabos, los desvares y hasta para los velorios, el tamal siempre ha sido una opción para alimentar a las y los colombianos. Se estima que diariamente tan solo en el centro del país se cocinan cerca de siete millones de tamales.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

“Un libro de cocina puede cambiar vidas. El libro Cocina palenquera para el mundo cambió la vida de quienes lo escribieron. Crea t...

Vinagre casero

Vinagre casero

  Como una reina en su trono, en las sencillas y modestas mesas de comedor de los pueblos del Caribe Colombiano, sin importar credo, ...

El cucayo o el pegao, un accidente exquisito de la cocina colombiana

El cucayo o el pegao, un accidente exquisito de la cocina colombiana

¿Cómo llamarlo? El “pegao” o “cucayo” (como se le conoce en la costa Caribe de Colombia) surge de un accidente. Es esa parte ...

Integración solidaria, otra propiedad del ñame

Integración solidaria, otra propiedad del ñame

  El ñame es un tubérculo vinculado a la tradición gastronómica de los pueblos del Caribe colombiano. Ha acompañado el crecimi...

Historia y origen del chile

Historia y origen del chile

El chile –o ají– es un producto indispensable en la comida mexicana. Su nombre proviene de Capsicum del griego cápsula y de nombr...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Se murió esperando el homenaje

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La incertidumbre educativa del pueblo Chiriguanero

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados