Gastronomía

Bocadillos nutritivos y prácticos con frutas deshidratadas

Sara Benavides

01/12/2020 - 04:35

 

Bocadillos nutritivos y prácticos con frutas deshidratadas

 

En las temporadas de otoño e invierno, suele incrementarse el consumo de frutas deshidratadas. Aunque para nadie es un secreto que, hoy en día, se consumen incluso fuera de dichas épocas. Esto es gracias a sus múltiples beneficios y la practicidad en la elaboración de sus recetas.

Como su nombre lo dice, las frutas deshidratadas pierden el agua contenida en ellas, lo que permite que se concentren los minerales, nutrientes y vitaminas. Al mismo tiempo, se eliminan las bacterias, mohos, humedad y la levadura que pudieran crecer en ellas. En este post conocerás sencillas recetas que preparar con frutas deshidratadas.

Proceso de deshidratación

Este tipo de proceso se ha utilizado durante siglos en la cocina con la finalidad de conservar por mayor tiempo los alimentos. Algunos suelen recurrir a una forma natural de deshidratar el fruto, como tal se trata de cortarlas en rebanadas y colocarlas al sol durante 5 días, pero la tecnología ha simplificado mucho este proceso. Hoy en día, contamos con el horno deshidratador de frutas, que acorta el tiempo de espera para su proceso de deshidratación. De esta forma, el peso de las frutas se reduce en un 20% y el sabor se potencia.

Recetas con frutas deshidratadas

Dentro de la variedad de este tipo de frutas podemos encontrar: uvas, pera, piña, banano, ciruelas, pasas, rambután, orejones, dátiles, higos, tomates secos, pomelo, fresas, coco entre otros. Aunque muchos debaten su contenido en azúcar, debes tener presente que el proceso de deshidratación en su mayoría no involucra químicos sintéticos y que su proporción en fibras, vitaminas (del complejo B y E), minerales (calcio, hierro y potasio), así como de antioxidantes se vuelve muy elevado. Por lo tanto, su consumo favorece positivamente la salud del organismo. Estas son algunas recetas:

Budín

Para este postre sólo necesitarás:

-350 gramos de frutas deshidratadas de su preferencia.

-75 g de azúcar morena.

-1 huevo batido.

-175 g de harina leudante.

-Su preparación lleva 40 minutos y su cocción otros 50 min. Alcanza para 8 raciones en promedio.

Preparación: Se debe trocear las frutas deshidratadas, se colocan en un bol y se le agrega 120 ml de agua hervida, mezclar y dejar reposar por 20 minutos. Se precalienta el horno a 350°F/180°C y se prepara un molde, el cual debe estar previamente untado con mantequilla y con un papel para hornear, que facilita el desmolde.

Pasados los 20 minutos, se agrega el huevo batido ligeramente, el azúcar y la harina matizada, mezclar hasta que esté homogéneo. Finalmente, dicha mezcla se coloca en el molde, al cual puede pulverizar un poco de azúcar si lo desea. Se cocina por 50 minutos. Se deja reposar por 10 minutos y se desmolda. Así en pocos minutos podrá disfrutar de un rico postre.

Chips

Un bocadillo súper práctico para merendar entre comidas, sólo necesitarás:

-1 pera.

-1 manzana.

-1 plátano.

-1 zanahoria.

-1 calabacín.

-Su preparación lleva 10 minutos y su cocción 5 horas. Alcanza para 2 raciones en promedio.

Preparación: Para esta preparación se necesita un horno el cual se precalentará a 140°F/60°C, se debe lavar cada una de las frutas y cortar en rodajas muy finas dejando su piel, excepto la del plátano. Posteriormente se coloca en una bandeja con papel para hornear, se mete en el horno y se deja cocinar unas 5 horas (tiempo necesario para que ocurra la deshidratación). Para acelerar un poco el proceso se puede voltear las rodajas. Una vez listas se deja reposar por 10 minutos ¡Y listo! Podrás disfrutar de un chip con textura crujiente con un sabor intenso.

Ensalada verde de frutos deshidratados

Una excelente guarnición para tu platillo principal, sólo necesitarás:

lechuga italiana y ½ francesa.

-6 guayabas cortadas en cuadritos.

-8 ciruelas deshidratadas.

-¼ taza de arándanos deshidratados.

-¼ taza de piñones.

-⅓ taza de aceite de oliva.

-3 cucharadas de vinagre de vino blanco.

-Sal, pimienta y un toque de azúcar al gusto.

-Su preparación lleva 20 minutos. Rinde para 2 a 4 raciones en promedio.

Preparación: Se trocean los dos tipos de lechugas y se colocan en una ensaladera, se agrega las guayabas previamente cortadas, las ciruelas, arándanos y piñones. Se mezcla todo para finalmente añadir el aderezo, el mismo cual lo prepararemos con la mezcla del vinagre, el aceite de oliva, sal, pimienta y azúcar. Una ensalada muy sencilla de realizar que dejará decantado a más de un comensal.

 

Sara Benavides

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cinco bebidas ancestrales de Colombia

Cinco bebidas ancestrales de Colombia

  Las bebidas ancestrales conviven con otras más notorias desde hace siglos. Ignoradas en un principio y hasta diabolizadas como es ...

Ali José Martínez: “El uso de la hoja en la cocina está amenazado”

Ali José Martínez: “El uso de la hoja en la cocina está amenazado”

El consumo masivo de productos alimentarios y la consecuente industrialización afectan nuestra gastronomía. Algunos hábitos centena...

La almojábana: origen, historia y secretos de una preparación típica de Colombia

La almojábana: origen, historia y secretos de una preparación típica de Colombia

  En las calles y panaderías de muchos pueblos de Colombia, la almojábana tiene sus fieles seguidores. Es una de las preparaciones ...

De re coquinaria, el complejo libro de cocina de la Antigua Roma

De re coquinaria, el complejo libro de cocina de la Antigua Roma

  Uno de los personajes más importantes de la gastronomía de la Antigua Roma fue Marco Gavio Apicio. Aunque algunos historiadores c...

Una breve historia de los restaurantes

Una breve historia de los restaurantes

  En la antigüedad, las iglesias y los monasterios tenían por costumbre albergar a los viajeros y alimentarlos aceptando algunas do...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados