Gastronomía

La historia de la pasta y su increíble viaje de la China a Italia

Verónica Salas

11/01/2022 - 06:50

 

La historia de la pasta y su increíble viaje de la China a Italia
Italia supo capitalizar la pasta, pero su invento se atribuye mayoritariamente a China / Foto: pixabay

 

Según la teoría más aceptada sobre el origen de la pasta, los inventores de la pasta fueron los chinos entorno al año 1000 a. C. En esta época histórica, la pasta se preparaba con harina de arroz y harina de habas.

Pero fue Marco Polo en el siglo XIII, junto a sus tíos Nicolás Polo y Mafeo Polo, que, al regresar de una expedición de China en el año 1271, introdujo la pasta en Italia dónde tuvo gran éxito rápidamente.

Tanto fue el éxito que el escritor y humanista italiano Giovanni Boccaccio en su obra el Decamerón del año 1353 escribe: “En una región llamada Bemgodi hay una montaña de queso parmesano rallado en la que los hombres trabajan haciendo espaguetis y raviolis, y comiéndoselos con salsa de capón.”

A pesar de que la pasta provenía de China, los italianos capitalizaron el invento. Sin embargo, la Organización Internacional de la Pasta existen otras teorías sobre el origen de la pasta. No se descarta que su procedencia sea el resultado de una mediación medieval árabe relacionada con la ruta de la seda, o por contacto con pueblos que conocieron la pasta china.

Los árabes comieron en la Edad Media la al-itriya o aletría, una pasta que se pasaba por un embudo para conseguir fideos gruesos que luego se hierven. También los griegos de tiempos de Demóstenes la conocieron.

En cuanto al origen de algunos tipos de pasta sobresale la que atribuye a los florentinos el invento de los raviolislos tagliatellecuya forma trata de imitar los cabellos de Lucrecia de Borgia. La propia diosa del amor, Venus, inspiró con su ombligo divino a cierto cocinero de la Romagna que intentó reproducirlo en pasta: eran los tortellini.

La preparación de la pasta: de la Antigüedad hasta hoy  

A lo largo de la Historia los alimentos elaborados con harina de trigo han sido conocidos por numerosas culturas rurales que daban el extracto de almidón harinoso de los cereales forma de cinta, tubo, lazo, concha: manera de conservar la harina amasada y ahorrar trabajo a las amas de casa, que podían echar mano de la masa preparada y añadirle agua hirviendo para consumirla rápidamente.

En la era medieval se sabía que el gluten impide que la masa se disuelva al hervir. Durante mucho tiempo la pasta se hizo a mano; su arrollamiento y cortado era el trabajo más pesado desempeñado por las mujeres.

El producto como hoy lo conocemos comenzó a elaborarse de forma industrial a finales del siglo XVIII, en toscas prensas o tornos de madera de las que salían las largas e interminables tiras de masa que se colgaban al sol para su secado.

La pasta empezó a producirse a gran escala en Nápoles ya en el siglo XIX, con ayuda de prensas de madera. Hacia 1830 los napolitanos idearon una artesa mecánica para el amasado.

Sin embargo, la primera fábrica de espaguetis data del año 1795, y se estableció en París (Francia), siendo tal la acogida por parte del pueblo que pronto se extendió su elaboración a ciudades como Lyon y otras muchas.

En España, a finales del siglo XIX, la primera ciudad en fabricar fideos y pasta fue Barcelona: la casa Valls Hermanos. Sin embargo, hay noticia de que los fideos, la pasta o algo muy parecido eran populares en tiempos de Cervantes.

La popularidad de la pasta es hoy de tal envergadura en el mundo que sólo en Italia existen más de cuatro mil fábricas, que lanzan al mercado más de un millón de toneladas al año. Su capacidad industrial es tal que sería posible alimentar a media Humanidad con este producto, del que afortunadamente conservamos las viejas recetas.

 

Verónica Salas

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Integración solidaria, otra propiedad del ñame

Integración solidaria, otra propiedad del ñame

  El ñame es un tubérculo vinculado a la tradición gastronómica de los pueblos del Caribe colombiano. Ha acompañado el crecimi...

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

¿Por qué Palenque hizo el mejor libro de cocina del mundo?

“Un libro de cocina puede cambiar vidas. El libro Cocina palenquera para el mundo cambió la vida de quienes lo escribieron. Crea t...

Emprendimiento y gastronomía: una combinación posible

Emprendimiento y gastronomía: una combinación posible

Roque Carpintero Santiago es un chef colombiano de largo recorrido que promueve un emprendimiento innovador en la gastronomía. En su ...

La viuda de pescado: el plato nacido a las orillas del río Magdalena

La viuda de pescado: el plato nacido a las orillas del río Magdalena

  Allá en los departamentos del Caribe bañados por el rio Magdalena (desde el Cauca hasta el Atlántico), la viuda de pescado se de...

“Las comidas son como las canciones”: Paul Loaiza

“Las comidas son como las canciones”: Paul Loaiza

Cuando me hablaban de chef me imaginaba un hombre robusto y alto de bata blanca sosteniendo en una de sus manos utensilios de cocina y ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Un paseo por el cementerio San Miguel de Santa Marta

Joaquín A. Zúñiga Ceballos | Turismo

Del vallenato lírico, el vallenato romántico y el vallenato llorón

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados