Historia

Barranquilla y los inicios de su desarrollo comercial

Harold Silva Guerra

07/04/2020 - 05:05

 

Barranquilla y los inicios de su desarrollo comercial
Barranquilla a principios del siglo XX / Foto: El Patrimonial

A pesar de las dificultades que había que enfrentar a falta de una bahía apropiada, la apertura del ferrocarril le dio un enorme impulso al comercio de Barranquilla, el cual creció esta vez a expensas del de Santa Marta. Las exportaciones de Santa Marta comenzaron a caer después de 1871, cuando salieron por este puerto mercancías por valor de US$4.449.629. Tres años más tarde, las exportaciones de Santa Marta apenas sumaban US$292.860. Mientras tanto, las exportaciones de Barranquilla, que se embarcaban en Sabanilla - Salgar, se habían multiplicado por cuatro. Las importaciones de Barranquilla recibieron aún un mayor impulso: “el valor de las mercancías que llegaban a Barranquilla pasó de US$655.731 en 1871 a US$8.350.000 en 1874”.

Para los años 1872 y 1873, el movimiento portuario de Barranquilla se beneficiaba de la bonanza económica del país. Grandes cantidades de tabaco y quina, que en sus respectivos momentos fueron los productos líderes de las exportaciones colombianas, salían por Barranquilla.

Entre 1903 a 1906, más de 50% de las exportaciones colombianas (según peso) que salieron por Barraquilla se dirigían hacia Nueva York; seguían en importancia los mercados de Gran Bretaña, Alemania, Francia, y ya en menores proporciones España. Italia, Dinamarca y Cuba”.

En 1903, el 67% del café colombiano que salió por Barraquilla se dirigió a Nueva York, aunque desde este puerto se reembarcaba hacia los mercados europeos. Ya el café empezaba a predominar entre las exportaciones nacionales; la quina había comenzado su ciclo y se seguían exportando por Barranquilla algunas cantidades de tabaco, principalmente a la Gran Bretaña y a Alemania. Las exportaciones de pieles ocupaban un renglón más importante. También salían por Barranquilla dividivi, tagua, caucho y minerales, entre otros. En 1904-05, vapores noruegos transportaron unas 21.000 cabezas de ganado con destino a Cuba.

Barranquilla se había consolidado así como el primer puerto de importación y de exportación del país. A la vuelta del siglo, entraba y salía por Barranquilla el 60% (aproximadamente) del comercio exterior colombiano.

 

Harold Silva Guerra

 

Referencias:

Posada Carbó, E. (1987). Una invitación a la historia de Barranquilla. Bogotá: Cámara de Comercio de Barranquilla – Cerec

Acerca de esta publicación: El artículo publicado bajo el título “ Barranquilla: una mirada a su desarrollo comercial ”, de Harold Silva Guerra, corresponde a la introducción del ensayo académico “ Ambiente de comercio en Barranquilla: un bosquejo histórico de su desarrollo ” del autor mencionado.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los cuatro viajes de Cristóbal Colon a América

Los cuatro viajes de Cristóbal Colon a América

  Tras establecer contacto con América por primera vez, Cristóbal Colón abrió una nueva etapa para la historia de Castilla, Europ...

La sociedad cartagenera en el siglo XVIII

La sociedad cartagenera en el siglo XVIII

A finales del siglo XVI y en la primera mitad del XVII, Cartagena fue un puerto negrero muy importante. El monopolio comercial sobre la...

La historia del automóvil en Colombia: más de un siglo a toda velocidad

La historia del automóvil en Colombia: más de un siglo a toda velocidad

El 19 de octubre de 1899 llegaba a las calles de Medellín el primer auto en Colombia. Llegaba a lomo de mula y el mismo día estallaba...

De una batalla de plomo a una Batalla de Flores

De una batalla de plomo a una Batalla de Flores

  El canje resultaba más que seductor, teniendo en cuenta que el país venía de vivir una devastadora guerra que no había permit...

Cimarronaje y palenques: el sueño de una completa libertad

Cimarronaje y palenques: el sueño de una completa libertad

  Se le llama cimarrón a toda persona que rechazando la esclavitud escapa de sus amos y se interna en la selva, en las montañas e...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados