Historia

La carta de Jamaica de Simón Bolívar

Redacción

09/07/2019 - 06:20

 

La carta de Jamaica de Simón Bolívar
El Libertador Simón Bolívar

Tras el fracaso de la segunda República, con el ejército patriótico asediado por la derrota a manos de los ejércitos de Morales y Boves, el Libertador Simón Bolívar quedó convencido de que el triunfo de la gesta emancipadora requería un mayor apoyo de los ingleses.

Desde su exilio en Kingston, se apresura a escribirle una carta a Henry Cullen, un rico mercader británico, una misiva que pasaría a la historia como la Carta de Jamaica

En aquella epístola, Bolívar describe su proyecto de país y reitera la necesidad de que las naciones de la región se unan para lograr su independencia, pero principalmente, busca instar al imperio británico a sumarse a esta causa. 

En su carta, Bolívar justifica la rebelión de los criollos «patriotas» de la América española y hace un llamado a continuar la lucha para alcanzar la independencia (ya que «rara vez la desesperación no ha arrastrado tras de sí la victoria»).

En la carta de Jamaica, se ve también claramente la influencia de la ilustración y sus grandes pensadores, Bolívar incluye conceptos de Montesquieu (uno de sus autores favoritos de la ilustración) cuando habla de “despotismo oriental” para definir al Imperio español.

Para Bolívar El espíritu de las leyes, era una obra a la que recurría siempre como ayuda bibliográfica a la hora de definir posturas y disertaciones sobre el futuro y presente de los pueblos coloniales sudamericanos.

Aunque la Carta estaba originalmente dirigida a Henry Cullen, su objetivo fundamental era llamar la atención de la nación liberal más poderosa del siglo XIX, Gran Bretaña, a fin de que se decidiera a involucrarse en la independencia americana. No obstante, cuando los británicos finalmente accedieron al llamado de Bolívar, éste prefirió la ayuda de Haití

La carta tenía como título: Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta Isla. La edición inglesa de la carta tuvo el título de A friend y, en español, «Un caballero de esta isla». El original más antiguo que se conocía es el manuscrito borrador de la versión inglesa conservado en el Archivo General de la Nación (Bogotá), en el fondo Secretaría de Guerra y Marina, volumen 323.

La primera publicación conocida de la Carta en español apareció impresa en 1833, en el volumen XXI, Apéndice, de la Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador, compilada por Francisco Javier Yánez y Cristóbal Mendoza.

No se había podido localizar el manuscrito original español ni se conocía copia alguna entre 1815 y 1883, salvo las dos publicadas en inglés de 1818 y 1825, hasta que en 1996 se informó del hallazgo en un archivo ubicado en Ecuador del manuscrito original en idioma español del documento.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La historia de San Diego-Cesar: pasado, presente y futuro

La historia de San Diego-Cesar: pasado, presente y futuro

  Lo que hoy es San Diego, está localizado a corta distancia al oriente, del pueblo de Los Tupes, gran centro poblacional y ceremoni...

Relatos de tiempos en que el Cesar no era el Cesar

Relatos de tiempos en que el Cesar no era el Cesar

  Cuando eran muchachos, muchos cesarenses debían cumplir con agotadoras travesías para llegar a otras ciudades en las que estaba...

Simón Bolívar visto por sus contradictores

Simón Bolívar visto por sus contradictores

Una de las personalidades más polémicas de la historia latinoamericana es Simón Bolívar (1783-1830); su procedencia social, su form...

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

Con el paso de los años, desde las más diversas latitudes empezaron a aglutinarse clamores que cuestionaron la trata esclavista. Al i...

La manta arrastrá: una olvidada institución de la Ciénaga bárbara

La manta arrastrá: una olvidada institución de la Ciénaga bárbara

  "No me pise la sábana, señor. Mire que la acabo de lavar… en el río". Anónimo cienaguero Al iniciar el último cuarto del s...

Lo más leído

La historia afroamericana contada en las canciones de Salsa

Alejandro Álvarez Martínez | Música y folclor

Los Pacabuyes: ¿un pueblo Chimila o Malibú?

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Pueblos

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

El Vallenato de Rafael Escalona

Darío Blanco Arboleda | Música y folclor

Armando Zabaleta: el fecundo compositor de “No voy a Patillal”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados