Historia

La carta de Jamaica de Simón Bolívar

Redacción

09/07/2019 - 06:20

 

La carta de Jamaica de Simón Bolívar
El Libertador Simón Bolívar

Tras el fracaso de la segunda República, con el ejército patriótico asediado por la derrota a manos de los ejércitos de Morales y Boves, el Libertador Simón Bolívar quedó convencido de que el triunfo de la gesta emancipadora requería un mayor apoyo de los ingleses.

Desde su exilio en Kingston, se apresura a escribirle una carta a Henry Cullen, un rico mercader británico, una misiva que pasaría a la historia como la Carta de Jamaica

En aquella epístola, Bolívar describe su proyecto de país y reitera la necesidad de que las naciones de la región se unan para lograr su independencia, pero principalmente, busca instar al imperio británico a sumarse a esta causa. 

En su carta, Bolívar justifica la rebelión de los criollos «patriotas» de la América española y hace un llamado a continuar la lucha para alcanzar la independencia (ya que «rara vez la desesperación no ha arrastrado tras de sí la victoria»).

En la carta de Jamaica, se ve también claramente la influencia de la ilustración y sus grandes pensadores, Bolívar incluye conceptos de Montesquieu (uno de sus autores favoritos de la ilustración) cuando habla de “despotismo oriental” para definir al Imperio español.

Para Bolívar El espíritu de las leyes, era una obra a la que recurría siempre como ayuda bibliográfica a la hora de definir posturas y disertaciones sobre el futuro y presente de los pueblos coloniales sudamericanos.

Aunque la Carta estaba originalmente dirigida a Henry Cullen, su objetivo fundamental era llamar la atención de la nación liberal más poderosa del siglo XIX, Gran Bretaña, a fin de que se decidiera a involucrarse en la independencia americana. No obstante, cuando los británicos finalmente accedieron al llamado de Bolívar, éste prefirió la ayuda de Haití

La carta tenía como título: Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta Isla. La edición inglesa de la carta tuvo el título de A friend y, en español, «Un caballero de esta isla». El original más antiguo que se conocía es el manuscrito borrador de la versión inglesa conservado en el Archivo General de la Nación (Bogotá), en el fondo Secretaría de Guerra y Marina, volumen 323.

La primera publicación conocida de la Carta en español apareció impresa en 1833, en el volumen XXI, Apéndice, de la Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador, compilada por Francisco Javier Yánez y Cristóbal Mendoza.

No se había podido localizar el manuscrito original español ni se conocía copia alguna entre 1815 y 1883, salvo las dos publicadas en inglés de 1818 y 1825, hasta que en 1996 se informó del hallazgo en un archivo ubicado en Ecuador del manuscrito original en idioma español del documento.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La independencia de Cartagena

La independencia de Cartagena

  Fundada por Pedro de Heredia en 1533, desde sus inicios Cartagena de Indias se posicionó como puerto estratégico para la defensa ...

La construcción del primer tren transcontinental en Panamá

La construcción del primer tren transcontinental en Panamá

La construcción se inició en agosto de 1850 alrededor de Cerro Mono, más adelante conocido como Monte Esperanza, una zona de cuatro ...

El asedio a Cartagena de Indias y la gran epidemia de peste de 1741

El asedio a Cartagena de Indias y la gran epidemia de peste de 1741

En 1741, como parte de los enfrentamientos que tuvieron lugar durante la conocida Guerra de la Oreja de Jenkins o la Guerra del Asien...

El tabaco: una historia americana

El tabaco: una historia americana

Una de las costumbres más antiguas de la humanidad es el hábito de fumar. Desde tiempos remotos el hombre ya tenía la costumbre de...

El dilema de los límites fronterizos entre la Nueva Granada y sus vecinos (1830-1883)

El dilema de los límites fronterizos entre la Nueva Granada y sus vecinos (1830-1883)

Con posterioridad a la disolución de la unión colombiana o Gran Colombia, los países de allí resultantes tomaron la doctrina del ut...

Lo más leído

La historia del sandwich (o sánduche)

José Mendez | Gastronomía

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

Valledupar, tu cielo tiene…

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La independencia de Cartagena

Redacción | Historia

Luis Aguilera, in memoriam

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El “ahogao” más diligente

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube