Historia

La renuncia de López Pumarejo: ¿Origen del Bogotazo?

Álvaro Yaguna Nuñez

13/04/2020 - 05:30

 

La renuncia de López Pumarejo: ¿Origen del Bogotazo?
El presidente colombiano López Pumarejo antes de su renuncia en 1945

Con ocasión del nueve de abril, hago referencia al triste y aciago suceso de la política nacional, concretamente del magnicidio del líder popular, Jorge Eliécer Gaitán, en el año de 1948. Se recuerda que, pese a las muchas investigaciones que se dieron, nunca se tuvo una razón certera, contundente y convincente, procesalmente hablando de lo ocurrido en la puerta del antiguo edificio Agustín Nieto, a la 1: 15 pm, en el centro de la capital de la república.

En otro episodio de la historia “prohibida” del país, la caída del presidente López Pumarejo, en fecha anterior a la muerte del caudillo liberal, se asemeja hoy, al preámbulo de los cruentos sucesos y hecatombe dadas en el “Bogotazo”.

Enuncia dicha narración que el 19 de Julio de 1945, López Pumarejo renunció a la presidencia, antes de finalizar su segundo mandato; el 7 de agosto de 1945 se posesionó el designado Alberto Lleras Camargo, para completar el periodo constitucional establecido; el 6 de mayo/1946, fue elegido Mariano Ospina Pérez, un ingeniero elitista del departamento de Antioquia, en representación del célebre partido del trapo azul, liderado en la época por Laureano Gómez. ¿Cómo se da la llegada de estos al poder? En una etapa de crisis partidista por las huestes liberales, los aspirantes Gabriel Turbay y Jorge Eliécer Gaitán no consolidan una verdadera unidad, dando paso a la división y por ende al acceso conservador “en ayunas” desde la entronización de la llamada república liberal, iniciada con Enrique Olaya Herrera.

Pero, ¿hacia dónde apunta esta secuencia histórica consignada oportunamente por los historiadores de la “permitida” y oficial de la nación?

En el periodo 1942/1946, el accionar “dudoso” del entonces Delfín, Alfonso López Michelsen, inicia una cadena de escándalos, llegados hasta los estrados del Congreso de la República, entre ellos, el negocio de la Handal, su participación en la Junta Directiva de Bavaria (venta de acciones en cartera), el crimen del boxeador Mamatoco, los negocios de la Trilladora Girardot, la construcción de la casa Campestre en la finca Las Monjas, principalmente. Esta serie de “negociados” fue fustigada por el ímpetu agraviante del cuarto poder, representado por las fuertes informaciones del Siglo, el diario de la operación objetiva, orientado por Laureano Gómez, en clara oposición al mandato López Pumarejo; éste en varias ocasiones se salió de casillas, disgustado en exceso, preparaba una salida decorosa, exhibiendo una renuncia esperada con ansiedad inusitada por los enemigos de turno, agazapados, para lanzar sus terribles dentelladas. Fue un periodo hostil, insostenible, en el cual le correspondió al mandatario liberal “capotear” el ataque feroz de la oposición, muy pendiente de las actuaciones alrededor del gobierno y del doctor López Michelsen, que aprovechaba muy convenientemente su posición privilegiada como hijo del ejecutivo

Finalmente, la historia “prohibida” del país, determinó que el crimen de la Magdalena (Mamatoco), La Handal, Bavaria, La Trilladora del  Tolima, La casa Campestre de Las Monjas, La Tropical Oíl Company, la acusación al partido Liberal de violencia sobre campesinos, la nueva elección de Roberto Michelsen en la nueva junta directiva de la compañía cervecera y el fustigamiento opresivo del periódico Siglo, obligaron a la renuncia del Viejo López, facilitaron y “empujaron”, valga el término, para la llegada del presidente de la cabeza plateada al poder. El resto es una Historia demasiado conocida. Sí, una Historia aparte de la República de Colombia, muy negativa, por cierto. Todavía muchos la comentan. Claro, es la realidad de la nación.

 

Álvaro Yaguna Núñez

 

Referencias:

Selección de Textos de la Revista Alternativa 1974/1980

Manual de Historia Presidencial- Colombia 1819/2004

Ignacio Arizmendi Posada

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Chiriguaná y su fundación el 6 de mayo de 1536

Chiriguaná y su fundación el 6 de mayo de 1536

Datos históricos confirman que, en el siglo XVI, la costa Caribe se encontraba habitada por diversos grupos indígenas dentro de los c...

En Arjona nadie olvida a Manuelita

En Arjona nadie olvida a Manuelita

El 13 de marzo de 1775, cumpliendo órdenes del gobernador de la provincia de Cartagena de Indias, el insaciable ‘Fundador de pueblos...

La importancia estratégica de Magangué en los siglos XVIII y XIX

La importancia estratégica de Magangué en los siglos XVIII y XIX

Durante los últimos años del siglo XVIII y los primeros del XIX, Magangué adquiere gran importancia estratégica, no sólo económic...

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

Con el paso de los años, desde las más diversas latitudes empezaron a aglutinarse clamores que cuestionaron la trata esclavista. Al i...

La historia de San Diego-Cesar: pasado, presente y futuro

La historia de San Diego-Cesar: pasado, presente y futuro

  Lo que hoy es San Diego, está localizado a corta distancia al oriente, del pueblo de Los Tupes, gran centro poblacional y ceremoni...

Lo más leído

El Balay, el toro inmortal de Don Arturo Cumplido

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Pablo Flórez: la voz cantante del porro cantado

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

Herencia española en la gastronomía de Latinoamérica

José Luis Hernández | Gastronomía

Jairo Varela, el que consolidó la identidad de la salsa colombiana

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

El machismo en las canciones vallenatas

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados