Historia

José Bonaparte o Pepe Botella, aliado indirecto del grito de independencia en América

Arnoldo Mestre Arzuaga

07/10/2020 - 04:35

 

José Bonaparte o Pepe Botella, aliado indirecto del grito de independencia en América
José I Bonaparte, Rey de España (1768-1844) / Óleo sobre lienzo (1809) de Robert Lefèvre

La historia cada cual la cuenta como más le convenga. Si bien es cierto que José Napoleón Bonaparte fue un rey impuesto en España por su hermano Napoleón, emperador de Francia y quien imponía reyes en Europa al igual que un alcalde municipal nombre inspectores de policía, no es cierto que fue un borracho, ni mucho menos un alcohólico que se pasaba el tiempo de fiesta en fiesta. Es bien sabido que los españoles tienen fama de ponerle apodos a todo el que se les antoje y más cuando el personaje no sea de su agrado. José Bonaparte, además de ser un usurpador de la monarquía borbón, era un francés impuesto por la supremacía de fuerzas del emperador reinante.

Se ganó el remoquete de Pepe botella, por favorecer y liberar las ventas de aguardientes y otras bebidas alcohólicas, al igual que la fabricación de naipes y otros juegos de azar. Para ello sólo se tenía que pagar un impuesto aliviado a la corona.

José Napoleón Bonaparte, más conocido como José I Bonaparte o José Napoleón I, fue un político, diplomático y abogado francés, hermano mayor de Napoleón Bonaparte, diputado por Córcega en el Consejo de los Quinientos y secretario del mismo, y nuevamente en el Cuerpo Legislativo, ministro plenipotenciario, nació el 7 de enero del año 1768, en Corte (Córcega, Francia) y murió el 28 de julio de 1844 en FLORENCIA (Italia).

José se convirtió en rey de España por deseo de su hermano. Presionado por Napoleón y sin demasiados apoyos, el gobierno de José I fue positivo, pero rechazado por la mayoría, a mediados de 1808. Como rey impuesto por Napoleón Bonaparte (obligando a Carlos IV a abdicar) fue muy mal acogido por los españoles que enseguida le llamaron despectivamente Pepe Botella, por lo explicado anteriormente.

Contrariamente a la leyenda popular, José I era un hombre inteligente, sumamente culto y con talento para moverse en las turbulentas aguas de la política. Además, era honesto y, a pesar de su rechazo inicial de la corona española, pretendía gobernar con magnanimidad y acento ilustrado.

Napoleón puso fin a la discusión entre los monarcas sobre quién debía reinar. Primero, forzó a Fernando VII a que devolviera la corona a su padre, Carlos IV, y después, forzó a este último a cedérsela a cambio de una renta de 30 millones anuales. Poco más tarde, el Emperador se la entregó a su hermano José, que en junio de 1808 era proclamado por Napoleón como rey de España.

José Bonaparte gobernó a España durante cinco años desde 1808 hasta 1813, cuando su hermano fue obligado a abdicar como emperador. El grito de independencia se da en 1810, es decir en pleno gobierno de José Bonaparte, las tropas fieles a Fernando VII estaban dispersas tanto en España como en sus colonias, por esta razón la respuesta militar no fue inmediata, lo que favoreció a los insurgentes granadinos, debido a su desorganización y división de conceptos, fueron presa fácil para el pacificador Pablo Morillo y Morillo, ya restablecido en el poder Fernando VII. Gracias a la intervención Napoleónica en Europa, nuestros primeros rebeldes del yugo español, tuvieron un éxito rápido y con poca resistencia.

Se puede decir sin equivocación alguna, que Napoleón Bonaparte, fue el gran aliado indirecto de la liberación de los granadinos en 1810.

 

Arnoldo Mestre Arzuaga

Sobre el autor

Arnoldo Mestre Arzuaga

Arnoldo Mestre Arzuaga

La narrativa de Nondo

Arnoldo Mestre Arzuaga (Valledupar) es un abogado apasionado por la agricultura y la ganadería, pero también y sobre todo, un contador de historias que reflejan las costumbres, las tradiciones y los sucesos que muchos han olvidado y que otros ni siquiera conocieron. Ha publicado varias obras entre las que destacamos “Cuentos y Leyendas de mi valle”, “El hombre de las cachacas”, “El sastre innovador” y “Gracias a Cupertino”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

El camino hacia la abolición de la esclavitud y su resonancia en la Nueva Granada

Con el paso de los años, desde las más diversas latitudes empezaron a aglutinarse clamores que cuestionaron la trata esclavista. Al i...

La historia sorprendente de la máquina de escribir

La historia sorprendente de la máquina de escribir

  Se reconocen diferentes inventores para la máquina de escribir en un periodo relativamente cercano, pero la persona con la que coi...

El chocolate: otra gran historia americana

El chocolate: otra gran historia americana

  La palabra de origen azteca lo demuestra: el chocolate es de origen americano. Las noticias más antiguas sobre su consumo y prepa...

La esclavitud en Santa Marta: una mirada antropológica

La esclavitud en Santa Marta: una mirada antropológica

  La investigación de documentos de archivo (Archivo Nacional en Bogotá, Archivo del Palacio Episcopal de Santa Marta, y Archivo Hi...

Imaginarios y prohibiciones en el Caribe colombiano colonial

Imaginarios y prohibiciones en el Caribe colombiano colonial

  El poder y la imaginería colonial forjaron los sincretismos religiosos, además de la captura de los cultos indígenas–africanos...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Dioses made in Colombia

Leonardy Pérez Aguilar | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados