Historia

El ascenso de Juan José Nieto Gil: el primer presidente afrodescendiente de Colombia

Nathalie R. Goldwaser Yankelevich

16/07/2021 - 04:55

 

El ascenso de Juan José Nieto Gil: el primer presidente afrodescendiente de Colombia
Juan José Nieto Gil, el primer presidente afrodescendiente de Colombia / Foto: wikipedia

 

Una mujer es el motivo por el cual en la actualidad se conoce y se estudia a Juan José Nieto Gil, en tanto escritor. En la Nueva Granada, un hombre de su estirpe, nacido el 24 de junio de 1805 en Baraona, dentro de una familia humilde, no hubiera podido llegar quizás ni siquiera a acceder a los autores de la época. Como trabajador para un comerciante canario, José Palacio y Ponse de León, accedió circunstancialmente a ciertos libros prestados por su jefe. Pero el casamiento con María Margarita (hija del comerciante), en 1827, le permitió alcanzar un rango superior al que había heredado. Esto lo llevó, en parte, a interesarse en la política de su patria. Con un espíritu democrático y republicano vio con malos ojos el intento de Bolívar, en 1828, de perpetuarse en el poder. En toda la Gran Colombia, la grieta entre bolivianos y antibolivianos era inmanente. El objetivo de los primeros era modificar la Constitución de Cúcuta. El de los segundos, que se cumpliera lo que la Ley prescribía.

Enrolado en el ejercicio militar bajo las órdenes del general José María Obando por estar contra los supuestos intentos dictatoriales de Bolívar, participó en la llamada “Guerra de los Supremos”, una guerra civil que le implicó a Nieto Gil la prisión en Tescua. Seguidamente, el ostracismo en Kingston (Jamaica), donde vivió cinco años. Nuestro autor ya contaba con un escrito denominado Derechos y deberes del hombre en Sociedad, publicado en Cartagena en el año 1834. Confeso seguidor de Santander, fue elegido, en 1839, diputado de la Cámara Provincial de Cartagena.

En 1847, de regreso a su “patria chica”, Nieto Gil comienza a pergeñar la posible fundación de un periódico que en 1849 llevará el nombre La Democracia. Cuatro años más tarde obtiene el cargo de gobernador de su ciudad, decretó la expulsión del obispo, proclamó la abolición de la esclavitud e incorporó la educación primaria totalmente gratuita. Reelegido por segunda vez como gobernador, se proclamó a favor del golpe de Estado realizado por el general José María Melo. Fue la primera, y por el momento única, ocasión que la Nueva Granada tuvo un presidente “negro” o “mestizo”: la Asamblea Constituyente proclamó a Nieto Gil general y lo eligió presidente del Estado. En 1860, sancionó la segunda Constitución Política de Cartagena. Estuvo en ejercicio hasta el 18 de julio de 1861, cuando asumió Mosquera.

Tal como dicen algunos de sus estudiosos, Nieto Gil fue muy activo durante toda su vida, con ideales grandilocuentes y muy útil para su partido. Le temieron como militar y ha sido reconocido como demócrata, eso le valió, en 1865, el premio de la espada de honor. Falleció un año más tarde en su Cartagena querida. Juan José Nieto Gil, como todo hombre de acción, intervino también en el mundo de la literatura. Además, publicó un estudio, en 1839, sobre la geografía de Cartagena. Pero su máxima producción se dio en la ciudad de asilo, Jamaica, cuyas publicaciones se ligaron al género novela: Rosina o la prisión del castillo de Chágres (1842), Ingermina o la hija de Calamar (1844) y Los Moriscos (1845), pioneras en lo que fuera la historia de la “literatura colombiana”.

Fals Borda insiste varias veces que el motivo por el cual Nieto Gil logró asimilarse y ascender socialmente fue el matrimonio con María Margarita Palacio y Ponse de León: “Estas familias –Palacio y Cavero– formaban parte de la oligarquía cartagenera, pero no de su aristocracia tradicional, que se había formado con personas provenientes de la carrera militar y de más altas posiciones administrativas virreinales. Al alinearse con la Independencia, los Palacios y Caveros ingresaron al grupo de la nueva burguesía comercial urbana –los nuevos ricos, la clase emergente de la época– que se formaba con la república, y llenaba los claros dejados por la aristocracia emigrante a otros lugares más prometedores que la Cartagena de esos días. Parece que las vicisitudes de la guerra de Independencia y la decadencia económica de Cartagena (a partir del sitio de 1815) quebraron parcialmente la estructura de castas heredada de la colonia, y nuevos canales de movilidad social se abrieron entonces” (Fals Borda, 1986).

Evidentemente, por su preparación y apostura, fue capaz de aprovechar tanto aquel quiebre de estructura, como esta nueva fluidez en las costumbres de su tierra. Los biógrafos de Nieto Gil (Fals Borda, 1986; Espinosa, 2001; Pineda Botero, 1999) suelen afirmar que su temple ético y su creencia en la democracia parecen derivarse de las influencias utópicas recibidas a través de la literatura política a la que tuvo acceso desde joven. En particular, la influencia del Catecismo o instrucción popular, escrito por el cura rebelde de Mompox, doctor Juan Fernández de Sotomayor y Picón (Lomné, 2003). Un catecismo liberal cuyas palabras claves remiten al Rousseau del Contrato Social, tales como libertad y derechos del hombre, justicia, pacto social.  

 

Nathalie R. Goldwaser Yankelevich

Profesora e investigadora argentina. Doctora en Ciencias del Arte por Paris 1 Panthéon Sorbonne Francia y Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Acerca de esta publicación: el artículo “ El ascenso de Juan José Nieto Gil: el primer presidente afrodescendiente de Colombia ” de la profesora Nathalie R. Goldwaser, corresponde a un capítulo extraído del ensayo académico publicado anteriormente bajo el título: “ Novelar la historia del Caribe colombiano, su mito fundacional y el mestizaje entre los sexos. Juan José Nieto Gil, 1844 ” por la misma autora.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Pedro Claver, entre la esclavitud y la evangelización en Cartagena de Indias

Pedro Claver, entre la esclavitud y la evangelización en Cartagena de Indias

Pedro Claver nació el 26 de junio de 1580 en Verdu, un pequeño poblado de la actual Cataluña (España), al norte de la península ib...

El béisbol: de cómo nació y cómo llegó a Colombia

El béisbol: de cómo nació y cómo llegó a Colombia

  Muy popular en Estados Unidos, Cuba o Venezuela, el béisbol (o baseball en inglés) también se ha ido haciendo un espacio en Colo...

El hombre negro en la independencia de Colombia

El hombre negro en la independencia de Colombia

  Los antecedentes pre-revolucionarios que se dieron en el suelo patrio colombiano, desde inicios del siglo XVI hasta finales del sig...

Lorica, historia de un territorio híbrido entre el mar y la tierra

Lorica, historia de un territorio híbrido entre el mar y la tierra

  Santa Cruz de Lorica no es ni ha sido una ciudad aislada, espectadora. Ha sido protagonista de la historia del Caribe colombiano y ...

La historia sorprendente de la máquina de escribir

La historia sorprendente de la máquina de escribir

  Se reconocen diferentes inventores para la máquina de escribir en un periodo relativamente cercano, pero la persona con la que coi...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados