Historia

¿Cómo se desencadenó la masacre de las bananeras? Los hechos del 6 de diciembre de 1928

Jorge Enrique Elías Caro

11/08/2021 - 05:00

 

¿Cómo se desencadenó la masacre de las bananeras? Los hechos del 6 de diciembre de 1928
Masacre de las bananeras en Colombia / Foto: Wikipedia

 

Las cosas sucedieron porque una vez concentrados los trabajadores obreros en los distintos puntos de congregación en los cuales se reunían como acto de manifestación y protesta pacífica, siendo las once de la noche del día miércoles 5 de diciembre llegó la noticia que el Dr. Núñez Roca, gobernador del departamento de Magdalena, acaba de emitir un decreto por medio del cual ordenaba la dispersión de los grupos de huelguistas.

El decreto hacía varias consideraciones, entre ellas la de que la huelga había generado una asonada. Norma que para los huelguistas fue de muy mal gusto, pues el Gobernador expidió dicho decreto sin consultarles a ninguna comisión que los representara, sólo lo hizo desde la óptica de la multinacional, de las autoridades militares que defendían los intereses de ésta compañía norteamericana y de la “bananocracia” criolla; lógicamente, los obreros irrumpieron en manifestaciones de protestas.

El ejército allí acantonado fue comisionado para hacer cumplir las disposiciones del Gobernador del departamento, y con ese motivo se ordenó a los huelguistas que se disiparan. Muchos de ellos estaban acostados en los playones, otros en los alrededores de la estación del tren y otros dormían al aire libre. Una vez los soldados llegaron a la plaza leyeron el texto completo del decreto y dieron quince minutos para que la muchedumbre obrera acantonada en la plaza -que estaba conformada por más de 1.500 personas- se dispersaran. Como éstos no quisieron obedecer las órdenes dadas por los jefes militares, y por el contrario los huelguistas cada vez más agitaban las banderas del tricolor nacional y pancartas alusivas al movimiento obrero y en contra de la explotación laboral, al grito de “viva Colombia”, lo siguiente que hicieron los soldados fue tocar a ritmo de tambores una corneta por tres veces, previo aviso de que harían tocar el instrumento de viento en un lapso de un minuto entre toque y toque; si al cabo de una tercera no se había disipado el grupo, se procedería a disparar en contra de las personas que se encontraran en mitin. En efecto, al sonar la tercera corneta, los manifestantes se mantuvieron en pie de lucha en sus protestas y, por ende, no se dispersaron; instantes después sólo se escuchó la voz de un militar que decía “fuego” y con ello, segundos después, se sintió el rugir de las ametralladoras y las descargas de la fusilería disparadas en contra de los obreros que se encontraban en huelga.

El espectáculo que ofreció la estación de Ciénaga fue realmente pavoroso. Los cadáveres, los heridos, los familiares de las víctimas originaron unas imágenes desconsoladoras. En fin, una vergüenza total para los anales del Ejército colombiano. Estos hechos se registraron en la madrugada del jueves 6 de diciembre de 1928.

Ya todo estaba consumado. Las primeras crónicas que salieron sobre los resultados de muertes antes de tener un reporte oficial más amplio, mencionaban 8 muertos y 20 heridos. Una semana después en esas mismas fuentes se hablaba ya de 100 muertos y 238 heridos. Mientras tanto, las fuentes oficiales de manera reservada y en comunicaciones diplomáticas, comunicaban que eran más de 1.000 los muertos. Cifra que, según sobrevivientes y narraciones de la época de la Matanza de las Bananeras sobrepasó los mil masacrados, hasta el punto que los vagones del tren iban llenos de cadáveres, a los cuales enterraban en fosas recónditas aún desconocidas. Eso sin contar el número de personas que pavoridas huyeron del lugar a distintos lugares del país, sin importar perder sus pertenencias, todo por temor a ser masacrados por las autoridades.

 

Jorge Enrique Elías Caro

Doctor en Ciencias Históricas, Máster en Historia Contemporánea, mención Estudios Latinoamericanos

Acerca de esta publicación: el artículo “ ¿Cómo se desencadenó la masacre de las bananeras? Los hechos del 6 de diciembre de 1928 ” del profesor Jorge Enrique Elías Caro, corresponde a un capítulo del ensayo académico publicado anteriormente bajo el título: “ La masacre obrera de 1928 en la Zona Bananera del Magdalena-Colombia. Una historia inconclusa ” por el mismo autor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Las dos Beatriz de la conquista

Las dos Beatriz de la conquista

La cautivante historia de dos mujeres indígenas bautizadas por los españoles con el nombre de Beatriz nos ofrece nuevas luces sobre...

El primer ferrocarril interoceánico y el “suicidio” de los chinos en Panamá

El primer ferrocarril interoceánico y el “suicidio” de los chinos en Panamá

Un pasado esplendoroso. China fue el país más importante del mundo entre 500 y 1500. El emperador Yongle (Zhu Di) de la Dinastía Min...

Breve historia de las comunicaciones desde la Prehistoria a la Edad media

Breve historia de las comunicaciones desde la Prehistoria a la Edad media

  La comunicación es un proceso que nos caracteriza a los seres humanos y que realizamos mediante el uso de un lenguaje complejo, pa...

Montería: historia de la ciudad de las Golondrinas

Montería: historia de la ciudad de las Golondrinas

  Muchas fuentes documentales presentan a don Juan de Torrezar Díaz Pimienta como el fundador de Montería, quien bautizó la ciudad...

Las espadas de Bolívar

Las espadas de Bolívar

La espada de Bolívar es uno de esos objetos míticos que todos quisieran tocar y ver de cerca por haber sido empuñada por el mismo Li...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados