Historia

El Tratado de Tordesillas o la repartición del mundo

Alonso Fernández García

28/05/2023 - 17:20

 

El Tratado de Tordesillas o la repartición del mundo
Reparto del mundo en dos hemisferios entre España y Portugal según el Tratado de Tordesillas de 1494 / Foto: créditos a su autor

 

El año 1492 marcó el fin de la presencia musulmana en la península ibérica después de casi ocho siglos de constantes contiendas. El resultado político que quedó después de este hito, fue la existencia de dos potencias. Por un lado, la unión dinástica de la Corona de Castilla y la Corona de Aragón que sellaron los Reyes Católicos compuso a España como entidad política conexa, y sus dominios, además de los peninsulares, se extendían por Nápoles y Sicilia. De otra parte, estaba Portugal, lo que antaño fuera un feudo del Reino de León, obtuvo su independencia de éste en el año 1139, formando su propio reino que prosiguió con la Reconquista en el flanco más occidental de la península.

Estas dos potencias, una vez desaparecida la amenaza musulmana del sur —que había marcado su historia y existencia hasta el momento— viraron los ojos al mar. Los avances tecnológicos en las naves marítimas, su posición geográfica y la caída de Constantinopla en 1453 empujaron a España y a Portugal a empeñarse a fondo en el vasto océano Atlántico. Ya durante el siglo XV el reino luso se anexó las Azores y Madeira, y Castilla hizo lo propio con Canarias. En esta tesitura, fue Portugal la pionera en bordear todo el continente africano, estableciendo puertos francos en toda su costa, para llegar a las lejanas Indias Orientales y poder obtener las ansiadas y caras especias bajo el mando del gran navegante Vasco de Gama. El establecimiento de esta ruta comercial por parte de Portugal le aseguró la exclusividad de su navegación, pero creó un conflicto de intereses con España, cuya política marítima también estaba enfocada en abrir nuevas rutas comerciales con la India a través del Atlántico.

Esta situación tan desfavorable para España se mitigó en 1492 con la llegada de Cristóbal Colón a América. A partir de entonces, el conflicto entre ambos, lejos de remediarse, se extendió también al nuevo continente y las nuevas rutas que de él se esperaban. Esta contingencia sobre el dominio marítimo en el Atlántico desembocó en tensiones políticas que traían preludios de una nueva guerra sin cuartel. Fue entonces cuando los dos reinos entablaron nuevas relaciones para dirimir estas disputas por la vía diplomática.

Con estos precedentes, el siete de junio de 1494 los representantes de los Reyes Católicos y los de Juan II de Portugal se reunieron en la villa vallisoletana de Tordesillas. Tras largas y extensas discusiones acerca de los territorios del orbe que quedarían bajo influencia española o portuguesa, los embajadores de ambos reinos llegaron al consenso, dando a luz al Tratado de Tordesillas. A pesar de que en aquella fecha todavía no se había dado la primera vuelta al mundo ni se había explorado en su totalidad, en el Tratado de Tordesillas se instauraron las normas que regularían los ejercicios comerciales, marítimos y de las posteriores exploraciones y conquistas a lo largo y ancho del orbe entre España y Portugal. Así, el tratado formalizó este concilio mediante una línea situada a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, en el que las empresas españolas no interfirieran en las rutas portuguesas del Cabo de Buena Esperanza y las portuguesas no se entrometiesen en las nuevas rutas de las Antillas. Esto se traducía en el reparto de África y el océano Índico para Portugal, y casi toda América y parte del sudeste asiático para España. Sobre las demarcaciones, el Tratado de Tordesillas se expresa, textualmente, de la siguiente manera:

“Que se haga é señale por el dicho mar Océano una raya, ó línea derecha de polo á polo, convien á saber, del polo ártico al polo antartico, que es de Norte á Sur, la cual raya ó línea se aya de dar, é dé derecha, como dicho es, á tresientas é setenta leguas de las islas del Cabo Verde, hacia la parte del Poniente, por grados ó por otra manera como mejor y mas presto se pueda dar, de manera que no sean mas (...) é que todo lo que hasta aquí se ha fallado é descobierto, é de aquí adelante se hallare, é descobriere por el dicho señor de Portugal, é por sus navios, asy islas como tierra firme, desde la dicha raya, é línea dada en la forma susodicha, yendo por la dicha parte del Levante dentro de la dicha raya á la parte del Levante, ó del Norte, ó del Sul della, tanto que no sea atravesando la dicha raya, que esto sea, é finque, é pertenezca al dicho señor rey de Portugal é á sus subcesores, para siempre jamas, é que todo lo otro, asy islas, como tierra firme, halladas y por hallar, descubiertas y por descobrir, que son ó fueren halladas por los dichos señores rey é reyna de Castilla, é de Aragón, etc., é por sus navios desde la dicha raya dada en la forma susodicha, yendo por la dicha parte del Poniente, después de pasada la dicha raya hacia el Poniente, ó el Norte, ó el Sul della, que todo sea, é finque, é pertenezca á los dichos señores rey é reyna de Castilla, de León, etc., é á sus subcesores para siempre jamas.”

En la práctica, este tratado bilateral también supuso la paz en estos asuntos entre las dos coronas. A esto hay que añadir, que las nuevas tierras descubiertas por los españoles dos años antes ya habían sido afianzadas en favor de los Reyes Católicos, pues en las Bulas Alejandrinas emitidas por el Papa Alejandro VI (el famoso Rodrigo de Borgia) se otorgaba el derecho del Nuevo Mundo a los Reyes Católicos y sus sucesores so pena de excomunión a cualquier otro que accediera a estas tierras sin el consentimiento de los monarcas de España.

Años después, el Tratado de Tordesillas se diluiría como consecuencia de la Unión Ibérica que se produjo entre 1580 y 1640, en la que Portugal y todos sus territorios pasaron a formar parte de la monarquía hispánica bajo el reinado de Felipe II. Sin embargo, este tratado es, en términos diplomáticos e históricos, una de las mayores reliquias que se conservan de su tiempo, representando también el fruto del diálogo y la diplomacia que evitó una guerra. Actualmente, existen dos incunables originales; uno, escrito en castellano, se conserva en el Arquivo Nacional da Torre do Tombo, en Lisboa; el otro, redactado en portugués, se custodia en el Archivo General de las Indias, en Sevilla. Este tratado, presentado de forma conjunta por España y Portugal, pasó a formar parte de la Memoria del Mundo de la UNESCO, en 2007.

 

Alonso Fernández García

 

Referencias:

https://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/areas/archivos/mc/registro-memoria-unesco/2007/tratado-tordesillas.html#:~:text=El%20Tratado%20de%20Tordesillas%20de,las%20islas%20de%20Cabo%20Verde.

https://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/catalogo/description/121027?nm

http://www.tordesillas.net/descubre-tordesillas/historia/el-tratado-de-tordesillas

Sobre el autor

Alonso Fernández García

Alonso Fernández García

Entre orillas de dos mundos

Si las lontananzas de la historia nos llegan en las letras, las anchuras de un océano se estrechan en la correspondencia. Qué hubo y qué hay entre una pequeña península al sur de los Pirineos y gran parte del continente americano, son cuestiones que nos definen en lo bueno y lo malo. Comprender las respuestas permitirá contemplar la escala de grises sobre la que “dibujamos”.

Alonso Fernández García es bachiller en letras del I.E.S Campos y Torozos, estudiante en la Universidad de Valladolid y periodista en ciernes. Criado en Tierra de Campos Góticos, entre mares de mieses con sus correspondientes castillos y palomares como horizonte y fondo, vaga entre lo pasado y lo presente para comprender el devenir del futuro.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Orígenes y sustentos del dólar

Orígenes y sustentos del dólar

  Es la causa de que el color del dinero sea verde, el motivo de que tantos quieran guardar sus ahorros en esta pecunia, es un impres...

Los mares relatados: la muerte de Magallanes

Los mares relatados: la muerte de Magallanes

  Hacia mediados de abril de 1521, la trayectoria de Fernando de Magallanes como explorador, portugués al servicio del Rey, había l...

El Banco Magdalena: historia de un municipio que también fue departamento

El Banco Magdalena: historia de un municipio que también fue departamento

  Antes de que llegaran los conquistadores, la región estaba poblada por indios Chimilas, en el País de Pocabuy, que significa “i...

El béisbol: de cómo nació y cómo llegó a Colombia

El béisbol: de cómo nació y cómo llegó a Colombia

  Muy popular en Estados Unidos, Cuba o Venezuela, el béisbol (o baseball en inglés) también se ha ido haciendo un espacio en Colo...

Décimas a los cincuenta años del departamento del Cesar

Décimas a los cincuenta años del departamento del Cesar

  Desde la creación de La Guajira, que fue separada del departamento del Magdalena en 1964, nace la idea de otro departamento adic...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados