Historia

Ponce de León, primer gobernador de Puerto Rico y adelantado de la Florida

Alonso Fernández García

02/06/2023 - 00:13

 

Ponce de León, primer gobernador de Puerto Rico y adelantado de la Florida
Juan Ponce de León / Foto: Créditos a su autor

 

Hay veces que la Historia resulta ser una antítesis de sí misma. Por un lado, nos lega la candidez de la máxima aproximación a la verdad de los hechos y sucesos pasados. Por otro, nos intriga con las espesas brumas de acontecimientos poco documentados o inciertos y, cuando esto se mezcla con una dosis de superstición y fantasía, nacen las leyendas. Juan Ponce de León protagonizó los dos extremos, pues de sus vivencias no sólo nos queda la clarividencia de saber que él fue quien dio nombre a la actual Florida y Puerto Rico, sino también el mito de una vetusta leyenda que se gestó hace quinientos años y que nos llega con el nombre de “fuente de la juventud”.

Sus comienzos en España y el Nuevo Mundo

Ponce de León nació en Santervás de Campos, una villa al noroeste de la provincia de Valladolid, en el año 1460. Desde temprana edad dedicó su carrera al oficio militar, llegando a ser paje del mismísimo Fernando el Católico en la Corte de Aragón. Como hombre de armas de su tiempo, tomó parte en la conquista de Granada, el último reducto musulmán de la península.

Al ser de familia noble y acomodada, tuvo ocasión de, tras haber participado en la conquista de Granada, establecerse en cualquier parte del nuevo reino recién anexionado. Sin embargo, con las noticias del hallazgo de nuevas tierras de ultramar antes ignotas, decidió embarcarse en la empresa del Nuevo Mundo. Las crónicas de su época vacilan sobre cuál fue el primer viaje a América de Ponce de León, unas afirman que fue en el segundo viaje de Cristóbal Colón en 1493, otras aseveran que viajó junto a Nicolás de Ovando y otros 2.500 españoles, entre los que se incluían Francisco Pizarro y Bartolomé de las Casas, en 1502. En lo que todas coinciden es que para el año 1502 participó, bajo el mando de Ovando, en el sofocamiento de una rebelión taína en la isla de La Española. Por los servicios prestados, Ovando le recompensó haciéndole gobernador de la provincia de Higüey, siendo este su primer cargo administrativo. Ese mismo año contrajo matrimonio en Santo Domingo con una indígena bautizada como Leonor, con la que tuvo cuatro hijos.

Insatisfecho con la gobernación de una pequeña provincia de la isla de La Española, Ponce de León solicitó a la Corona los derechos para explorar la isla que los taínos llamaban “Boriquén”, y establecerse allí. Estos derechos le fueron concedidos mediante una capitulación, y en 1508 partió hacia la isla, en donde entabló una buena relación con el cacique indígena Agüeybaná, lo cual le permitió hacerse rápidamente con el control de lo que hoy se conoce como Puerto Rico.

En esta isla, que años antes había sido nombrada como “San Juan” por Cristóbal Colón (hoy es el nombre de la capital), fundó la ciudad de Cáparra. Un año después, en 1509, fue nombrado gobernador de toda la isla, siendo, de iure, el primer gobernador español de Puerto Rico. Su administración se centró en crear asentamientos, fortificaciones, fundiciones de oro y, en definitiva, crear una incipiente economía para conectarla con el resto de asentamientos españoles en otras islas de las Antillas. A pesar de que pudo hacerse con el control de la isla gracias a la alianza con los indígenas, durante estos primeros años fallecieron no pocos taínos a causa de las enfermedades y los trabajos forzados.

La ambición de Ponce de León se vería frustrada pronto, pues Diego Colón (hijo de Cristóbal Colón) litigaba contra él por la gobernación de la isla. Este litigio, que lo dirimió la Corona, concluyó en dar la gobernación a Diego Colón, terminando con el mandato de Ponce de León en 1511. Con todo, la Corona no quiso enemistarse con él y lo favoreció otorgándole distintas nombradías, dádivas, dones y agasajos. Algo que Ponce de León agradeció a la Corona rebautizando a Cáparra como “Puerto Rico”. En las décadas posteriores, la ciudad capital de Puerto Rico llegaría a tener tanta pujanza, que su nombre se extendió para nombrar a toda la isla. Y San Juan, que era, en origen, el nombre de la isla dado por Colón, pasaría a referirse a la capital.

Hacia la Florida

Habiendo perdido el cargo de gobernador, Ponce de León tuvo que prestar un último servicio en Puerto Rico. Con la muerte del antiguo aliado indígena Agüeybaná, su hijo, Agüeybaná II, apodado “El Valiente” por los españoles, accedió al cacicazgo y opuso una feroz resistencia a los europeos. Fue Ponce de León quien organizó la defensa que terminaría por derrotar a los indígenas sublevados, pero que también acabó con la vida de la mitad de los españoles que había en la isla. Después de esto, se aventuró brevemente en la exploración de algunas zonas del norte de Cuba.

Finalizada su labor de exploración allí, se dispuso a explorar las islas de las Antillas que pudieran aparecer al norte de las que ya habían hallado los españoles en el sur. Entonces, en 1513 partió con tres naves rumbo norte, llegando a las Bahamas. Prosiguiendo su viaje aún más al norte, avistó un 27 de marzo, Domingo de Resurrección (día de Pascua Florida), lo que parecía ser una extensa isla a la que bautizó como “Florida” por la festividad que se celebraba el día en que vislumbró por primera vez aquellas tierras. No obstante, debido a las inclemencias de los elementos, no pudo desembarcar en tierra firme hasta el 2 de abril, donde entabló contacto con algunos pobladores autóctonos.

En su regreso a Cuba, fue bordeando toda la costa occidental de la actual península de Florida, en donde también halló la Corriente del Golfo, que permitiría conectar con mayor rapidez los viajes intercontinentales. Al año siguiente, en 1514, volvió a España, en donde consiguió de la Corona distintos derechos y licencias para la conquista del Caribe. De esta manera, los años venideros participó activamente en distintas expediciones y exploraciones por todo el Caribe y las Antillas. En tanto, estuvo organizando los preparativos para llevar una gran expedición a la Florida y crear las primeras colonias, lo cual consiguió en 1521. Aunque este asentamiento resultó ser efímero debido a los constantes ataques indígenas, que no cejaban en su empeño de combatir a los españoles hasta el punto de herir a Ponce de León con una flecha envenenada, que hubo de ser mortal para el conquistador, pues murió poco después en La Habana. Hoy sus restos descansan en la catedral del Viejo San Juan, en Puerto Rico.

La leyenda de la fuente de la juventud

Hasta nuestros días llega la enigmática leyenda de Ponce de León como el hombre que fue a explorar la Florida en busca de la fuente de la eterna juventud, hecho que habría guiado todas sus aspiraciones los últimos años de su vida. Esta leyenda tampoco desecha la posibilidad de que, quizá, la encontrase.

Lo cierto es que este mito que fabula sobre la existencia de una presunta fuente mágica de la que mana agua milagrosa capaz de sanar cualquier mal, herida, enfermedad y, además, revertir la vejez proveyendo así la inmortalidad, se remonta a tiempos inmemorables. Ya en la Antigua Grecia el antiquísimo historiador Heródoto recogía en su libro Historias, las siguientes palabras:

“Viendo entonces el rey cuánto admiraban los exploradores una vida de tan largos años, los condujo él mismo a ver una fuente muy singular, cuya agua pondrá al que se bañe en ella más empapado y reluciente que si se untara con el aceite más exquisito, y hará despedir de su húmedo cuerpo un olor de viola finísimo y delicado. Acerca de esta rara fuente referían después los enviados ser de agua tan ligera que nada sufría que sobrenadase en ella, ni madera de especie alguna, ni otra cosa más leve que la madera, pues lo mismo era echar algo en ella, fuese lo que fuese, que irse a fondo al momento. Y en verdad, si tal es el agua cual dicen, ¿no se pudiera conjeturar que el uso que de ella hacen para todos los etíopes, hará que gocen los Macrobios de tan larga vida?”

´´Este mito se extendió también durante gran parte de Europa en la Edad Media. Sin embargo, el hecho de que se arrogue su búsqueda a Ponce de León en la Florida se debe, principalmente, a dos hechos. Uno es la existencia de leyendas místicas de los propios indígenas taínos que hablaban de arroyos y aguas curativas en el norte. El segundo, y más notorio, viene de la mano del libro Memoria, de Hernando de Escalante Fontaneda en 1575, que venía a relatar que décadas atrás, cuando Ponce de León llegó por primera vez a Florida, podría tener en consideración, pero de forma accesoria, la leyenda de la fuente de la juventud de la que podría haber hablado algún indígena. De hecho, el propio Fontaneda era escéptico con estas relaciones. Sin embargo, el que sí hizo una relación directa entre la exploración de Florida por parte de Ponce de León con la búsqueda de la fuente de la juventud, basándose en el libro de Fontaneda, fue Antonio de Herrera y Tordesillas en su libro Historia general de los hechos de los Castellanos en las islas y tierra firme del Mar Océano, en la que afirmaba que los caciques indígenas sanaban sus heridas en un prodigioso arroyo en el que corrían aguas milagrosas y curativas y, al enterarse de esto Ponce de León, se dispuso a encontrarlo. El libro de Herrera, de 1601, se refería así acerca de esta leyenda:

“Es cosa cierta  que de más del principal propósito de Juan Ponce de León, para la navegación que hizo (que se ha referido en el capítulo lo precedente) que fue descubrir nuevas tierras, que era en lo que más entendían los Castellanos, en aquellos primeros tiempos. Fue a buscar la fuente de Bimini, y en la Florida un río, dando en esto crédito a los Indios de Cuba, y a otros de la Española, que decían que bañándose en él, o en la fuente, los hombres viejos bolivia moços. Y fue verdad, que muchos Indios de Cuba, teniendo por cierto que avía este río passaron no mucho antes que los Castellanos, descibriessen aquella isla a las tierras de la Florida en busca dél, y allí se quedaron, y poblaron un pueblo, y hasta oy dura aquella generación de los de Cuba”

 Toda razón tenía Don Herrera en decir que en la Florida dura hasta hoy aquella generación de los de Cuba, es innegable. Pero no es fiable pensar desde la historiografía que el motivo del viaje de Ponce de León fuera la búsqueda de la fuente de la juventud. Más aún cuando, en lugar de con la panacea, salió de Florida con una herida mortal causada por una flecha envenenada, curiosamente.

 

Alonso Fernández García

 

Referencias

Historia general de los hechos de los castellanos en las islas i tierra firme del Mar Oceano: https://liburutegibiltegi.bizkaia.eus/handle/20.500.11938/71235

https://dbe.rah.es/biografias/9947/juan-ponce-de-leon

Sobre el autor

Alonso Fernández García

Alonso Fernández García

Entre orillas de dos mundos

Si las lontananzas de la historia nos llegan en las letras, las anchuras de un océano se estrechan en la correspondencia. Qué hubo y qué hay entre una pequeña península al sur de los Pirineos y gran parte del continente americano, son cuestiones que nos definen en lo bueno y lo malo. Comprender las respuestas permitirá contemplar la escala de grises sobre la que “dibujamos”.

Alonso Fernández García es bachiller en letras del I.E.S Campos y Torozos, estudiante en la Universidad de Valladolid y periodista en ciernes. Criado en Tierra de Campos Góticos, entre mares de mieses con sus correspondientes castillos y palomares como horizonte y fondo, vaga entre lo pasado y lo presente para comprender el devenir del futuro.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La fundación de Cúcuta: historia del poblamiento de los Santanderes en Colombia

La fundación de Cúcuta: historia del poblamiento de los Santanderes en Colombia

  El decaimiento de la extracción de oro en la provincia de Pamplona, llevó a que los colonos de Pamplona y Ocaña comenzaran a int...

El estrecho de Magallanes: breve historia del hallazgo por los europeos en el siglo XVI

El estrecho de Magallanes: breve historia del hallazgo por los europeos en el siglo XVI

  El descubrimiento del territorio magallánico constituyó una consecuencia indirecta de la búsqueda del paso oceánico que debía ...

La línea férrea de Santa Marta al margen oriental del río Magdalena: historia de lo que debió ser y no fue

La línea férrea de Santa Marta al margen oriental del río Magdalena: historia de lo que debió ser y no fue

  La construcción de líneas férreas para comunicar las regiones productivas del país con el mar, y con el río Magdalena, fue pol...

El mapa que Cristóbal Colón usó en su primer viaje

El mapa que Cristóbal Colón usó en su primer viaje

  La Universidad de Yale guardaba un mapa que puede esconder algunas de las claves que hicieron que Colón se decidiera a tomar el ru...

Los apuros del Bloody Mary

Los apuros del Bloody Mary

  Sobre las 8 de la mañana del domingo 17 de diciembre de 1961 aterrizó en el aeropuerto El Dorado el avión Hércules que traía e...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados