Literatura

Los Héroes ocultos del Vallenato ven la luz del día

Redacción

23/05/2013 - 14:30

 

Carlos Quintero, Alberto Muñoz y Julio C. Oñate durante la presentación del libroLibros son los que se leen y otros los que se regalan. También están los que se regalan y se leen. Pero mejor son los que se regalan, se leen y se comparten, y en esta última categoría debería entrar el  libro “Héroes ocultos del Vallenato”: una obra escrita por el investigador musical Julio César Oñate Martínez con el fin de hacer justicia a esos grandes músicos y cantantes del folclor vallenato que no han recibido todavía el reconocimiento del gran público.

Decimos “hacer justicia” porque ellos son los que, en términos del propio escritor, “abrieron y abonaron el camino” para que el folclor Vallenato ganara en riqueza musical y que, de paso, otros se hicieran grandes.

No todo el mundo puede llegar a la cima más alta –ésta es una ley que todos entenderán–, pero no por eso todos deben quedarse en la más desoladora oscuridad. Con este principio nació este proyecto: un encargo del mismo alcalde de Valledupar, Fredys Socarras Reales, a uno de los más reconocidos vallenatologos del momento para que los artistas recibieran un homenaje unánime.

Sólo se trata de una primera parte, esclareció el autor, y es algo comprensible si la idea es consagrar a los que han permitido el crecimiento y sostenimiento de la música vallenata a lo largo de más de cincuenta años de historia musical, pero aún así, el libro aborda 30 perfiles importantes con sus respectivas anécdotas y biografías.

Se trata de un libro escrito con cariño y rigor donde el texto impera.  Entre las figuras homenajeadas se encuentran Ovidio Granados: un hombre que, pese a tener terminantemente prohibido poner un dedo sobre el acordeón guardado por su papá, acabó siendo uno de los más reputados reparadores de acordeoneros del Valle; Rodolfo Castilla también conocido como el Pulpo de la Caja, un hombre que parece multiplicar sus manos al ejecutar el instrumento; Virgilio Barrera: el héroe de la guacharaca quien acompañó a Israel Romero en un sinfín de escenarios; Wilson Peña: un percusionista que llegó a ostentar el título de “mejor timbero” de los grupos del folclor Vallenato; o Hugues Martínez, la guitarra vitalicia de los Zuleta.

Es fácil ocultar a alguien. La selección de los 5 artistas que hemos hecho previamente también termina ocultando a los otros 25 artistas que aparecen en el libro y, por eso, queremos recalcar la necesidad de compartir y comentar este libro en tertulias académicas, darle una mayor duración de vida, porque parte de un buena intención.

Como bien dijo el docente José Atuesta Mindiola, se ha de informar y sensibilizar a los alumnos sobre quienes hicieron que el folclor vallenato sea el que es hoy. También debemos citar las palabras de Rodolfo Quintero en el prólogo del libro, leídas con el acento pulcro y claro del periodista Carlos Quintero: “Nada más aconsejable en estos tiempos de protagonismos excluyentes y de marcado individualismo que recordar aquellos sabios versos de Neruda donde advierte que el viejo vino de su patria no lo hace un hombre sino muchos hombres y no una uva sino muchas plantas…”

1 Comentarios


Miguel Ángel Huerta Chavez 09-08-2019 02:46 PM

Que bueno que saquen estos libros que entre comillas sacan del anonimato a todos esos músicos que pusieron su granito de arena a este hermoso folcklor vallenato y que se les de el reconocimiento que merecen, siempre o casi siempre el reconocimiento y los aplausos se los lleva el conocido , el estelar por decir de alguna manera y los demás que son parte importantísima de una agrupación son casi siempre injustamente minimizados, ojalá que a todos estos musicos se les haga algún homenaje, por que ellos también son parte fundamental de este bello folcklor vallenato.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El poema de Günter Grass que irritó a la clase política

El poema de Günter Grass que irritó a la clase política

La poesía es una forma de expresión poderosa. Una herramienta que permite describir un paisaje, unas emociones, conceptos filosófi...

El poeta Candelario Obeso y su visión de la nación colombiana del siglo XIX

El poeta Candelario Obeso y su visión de la nación colombiana del siglo XIX

Candelario Obeso es el primer poeta afrocolombiano al que se le publica su obra. Nacido en Mompox (1849-1884), de su vida se conoce que...

Álvaro Cepeda Samudio, sin igual y siempre igual

Álvaro Cepeda Samudio, sin igual y siempre igual

  Cada vez que recuerdo el nombre de Álvaro Cepeda Samudio (Barranquilla 30/03/1926 – Nueva York 12/10/1972), y esto me sucede muc...

Reconocimiento a Cervantes

Reconocimiento a Cervantes

El periplo vital cervantino abarca dos siglos (1547-1616) en donde la vida literaria española  inaugura una época en la que el esc...

A pencazo limpio

A pencazo limpio

Mandé mi mano derecha con la velocidad de un águila, dando justo en la mejilla derecha de mi contrincante, tan fuerte, que tuve miedo...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados