Literatura

Décimas a Valledupar, de José Atuesta Mindiola

Redacción

06/01/2015 - 06:25

 

Valledupar, Iglesia La ConcepciónLa décima es una de las formas poéticas de mayor arraigo y distribución en toda Latinoamérica, siendo especialmente significativa en la poesía popular y rural.

En el caso de Valledupar, uno de sus máximos exponentes es el poeta y docente José Atuesta Mindiola de quien ya publicamos las “Décimas de vida”.

En esta ocasión, les presentamos sus décimas dedicadas especialmente a la ciudad a Valledupar: capital del departamento del Cesar. En ellas sobresale el aprecio y el orgullo de vivir en un lugar tan rico cultural y folclóricamente.

 

Décimas a Valledupar

I

Dice un viejo trovador

que en la ribera floresta

una mañana de fiesta

se iluminó de esplendor:

una flauta y un tambor

en melódico sonar

esperaban el cantar

de un indígena Chimila,

que sacó de su mochila

tu nombre Valledupar.

 

II

Tu nombre Valledupar

hasta en el aire se siente,

el Guatapurí esplendente

aquí nos viene a bañar;

su cauce deja al pasar

el perfume de granizos,

la magia de los carrizos

con su leyenda ancestral

y el deleite musical

en este pueblo mestizo.

 

III

Aquí  la tristeza es poca

quien llega goza la fiesta,

alegre sube a la cuesta

cuando el acordeón se toca.

El verso de boca en boca

siempre invita a parrandear;

tu nombre Valledupar

tiene sentido profundo

y se conoce en el mundo

por el canto popular.

 

IV

Valledupar yo te quiero,

paraíso de lealtad,

el abrazo es hermandad

aquí nadie es forastero,

y dicen que los troveros

riegan versos en la greda,

como una estera de seda

formada de hermosas flores;

quien viene buscando amores

con amor aquí se queda.

 

José Atuesta Mindiola

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cuando los galardones los ganan los malos libros

Cuando los galardones los ganan los malos libros

Los premios literarios no son siempre designados a obras que lo merecen, puesto que en muchos casos se juegan intereses desconocidos ...

Herrumbre, de Elkin Pinto Gámez

Herrumbre, de Elkin Pinto Gámez

  Hay libros que nos cobijan, que nos aguardan, que nos abrazan,  en fin, nos protegen de la larga noche de las catástrofes y el ...

10 cuentos infantiles que nacen de una historia de horror

10 cuentos infantiles que nacen de una historia de horror

  Los cuentos infantiles se destacan muchas veces por su simpleza, sus protagonistas exageradamente buenos o malos, y sus finales end...

Ricardo Antonio Arias presenta Los cuentos del Tumbacucharas

Ricardo Antonio Arias presenta Los cuentos del Tumbacucharas

La escritura tiene ese poder de trasladar a otros tiempos y transmitir las costumbres de una comunidad. Ése es uno de los grandes fine...

Noam Chomsky y los ilusionistas de este mundo

Noam Chomsky y los ilusionistas de este mundo

Leer a Noam Chomsky resulta siempre ser una experiencia sorprendente. No solamente porque desvela la existencia en Estados Unidos de un...

Lo más leído

Jaime, el de la Nacho

Diego Niño | Ocio y sociedad

Los inicios de la cerveza en Colombia

José Luis Hernández | Historia

Claude Monet y Chaïm Soutine, dos pintores antagónicos

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La vida, esa feroz bancarrota

Diego Niño | Artes plásticas

La partida del Adán

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

¿Qué está pasando con la literatura del Cesar?

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados