Literatura

En el mar hay cocodrilos o el eterno camino a la libertad

Félix Molina-Flórez

09/04/2012 - 10:40

 

Acabo de leer uno de esos libros que difícilmente salen de la memoria. Un libro que sería complejo situarlo dentro de un género literario específico (como acostumbran los críticos casados con Griemas, Barthes o Propp, a quienes, como es natural, les importa la estructura). Un libro que si bien no es una novela en el sentido formal del término, sí evidencia las preocupaciones estilísticas del autor que parece más preocupado por contar una historia que por cualquier otra cosa. Un libro que desde el título propone una ruptura: En el mar hay cocodrilos.

Imagínese que usted es un niño de 10 años a quien la madre ha sacado de un país en guerra (bélica y religiosa) con la única consigna de salvarle la vida, y lo deja solo, en otra nación, (también en guerra), para que usted se las arregle como pueda. Piense en que a esa edad usted busca mejores posibilidades o un mejor futuro, pero dicho porvenir no está más que distante en un lugar cuya lengua desconoce casi por completo y donde, como si fuera poco, no tiene dónde pernoctar y comer. Esa es la historia de Enaiatollah, quien después de muchos años decide contársela a Fabio Geda quien, con un lenguaje sutil va “reproduciéndola”, mezclando literatura y periodismo y dejando que la trama fluya y no se estanque con tecnicismo vacuos o se pierda en una retórica innecesaria, dos de los principales características de la narrativa contemporánea.

En el transcurso de la narración uno suele preguntarse, ¿Será posible que a un solo ser humano le sucedan tantas cosas “malas” en tan poco tiempo? ¿De dónde saca un niño de diez años fuerzas para ir camino a la libertad en medio de humillaciones, desprecios, tragedias? ¿Cómo es que sortea casi con intuición todas sus derrotas y de dónde esa sorprendente capacidad para sobreponerse a todo? ¿Cómo, en medio del deseo de la libertad, expone su vida al cruzar el Mediterráneo en una balsa inflable con unos amigos improvisados que anhelan la misma libertad? ¿Cómo soporta los estragos de un trabajo para hombres con la única idea de reunir dinero y continuar  su marcha hacia una parte apacible que ni siquiera conoce? Enaiatollah, en su búsqueda por la libertad y la felicidad, llega a Pakistán, Irán, Turquía, Grecia y finalmente a Italia donde, por fin, encuentra sosiego, y desde donde decide contarle su historia al mundo.

Fabio Geda nos muestra cómo el discurso de la guerra va apocando las posibilidades del retorno; de regresar al origen donde quedaba la felicidad disfrazada de juegos. El exilio, el desarraigo, el problema de la identidad, el totalitarismo, el fundamentalismo religioso, la infancia, la desidia, el abandono, la muerte, la decadencia social, la disociación, son algunos de los temas que se nos revela en el transcurso de la historia. A todo esto se enfrenta un personaje que a fuerza de la imposición tiene que enfrentarse a un mundo que apenas está empezando a conocer; a una sociedad excluyente que es autista a las tragedias de los otros, quizá porque ella también son los otros.

Pocos libros tienen la capacidad de deslumbrar en medio de una era en la que lo más importante es la imagen que proyectan las pantallas de televisión. Sin embargo, se prueba nuevamente que una historia bien contada es susceptible de dejar una huella significativa en el lector. Es una historia limpia y contada con humor. Fabio Geda, —quien vendría a ser como una especie de amanuense que nos cuenta su propia versión— parece aproximarnos a la vida de un Lazarillo contemporáneo a quien le suceden muchas tragedias,  que muy a pesar de la ironía y el sarcasmo con que las cuenta siguen demostrándonos que la existencia no tiene nada de chistoso. Aunque al final, quizá fue el humor, y esa profunda capacidad de reír, lo que le permitió a Enaiat, sortear todas sus vicisitudes hasta alcanzar su objetivo.

Si de pronto hay alguien por ahí con la idea de comprar un libro de superación personal para regalárselo a un hijo o ponérselo a leer a sus estudiantes no tiene por qué buscar manuales que le ayuden a ser felices; con que lea esta historia es suficiente. Este libro, sin proponérselo, es un verdadero manual de instrucciones para entender que las cosas a veces suceden por algo, y que —por lo menos en el caso de Enaiat— la vida a veces triunfa.

Félix Molina-Flórez

Contacto: flex20_06@hotmail.com

Sobre el autor

Félix Molina Flórez

Félix Molina Flórez

Piedra de sol

Félix Molina Flórez (Valledupar 1986). Docente, promotor de lectura y bibliotecario. Ha publicado algunos textos poéticos, narrativos y ensayísticos. La columna "Piedra de sol" es un espacio donde se abordan temas relacionados con la literatura, la cultura y las artes en general.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Génesis o turbulencia de la palabra (IV)

Génesis o turbulencia de la palabra (IV)

  En Puerto de Amor (Nada que ocultar), la poeta Gloria Young forja un nuevo lenguaje en el que hurga, se sumerge -bucea es la pala...

Elena Poniatowska, la cuarta mujer en ganar el Premio Cervantes

Elena Poniatowska, la cuarta mujer en ganar el Premio Cervantes

Desde muy joven, Elena Poniatowska demostró su gusto por narrar historias. Con sólo 21 años ya integraba el diario mexicano “Excel...

Ojos de Loto Azul, la última publicación de Juan de Dios Rosado

Ojos de Loto Azul, la última publicación de Juan de Dios Rosado

Nacido en la Guajira, pero de corazón vallenato, Juan de Dios es un hombre polifacético. Además de ejercer la docencia durante más ...

Tres poemas de Marco Antonio Valencia

Tres poemas de Marco Antonio Valencia

Marco Antonio Valencia Calle nació en Popayán, Cauca, en 1967. Es profesor de la Universidad del Cauca y del Colegio San Antonio de P...

Vientos que arrastran

Vientos que arrastran

En 1996, siendo un adolescente, fui a Rock al Parque. Y nunca regresé. O casi. El año antepasado tuve razones para ir: una escara...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube