Literatura

Décimas a la mujer

José Atuesta Mindiola

26/03/2015 - 06:05

 

Y Dios te hizo a ti mujer

bella vestida de luna,

y de una fresca laguna

agua te da de beber.

Bendice tu amanecer

en los espejos del día,

tu risa una sinfonía

en los jardines del alma, 

eres del viento la palma 

perfumada de poesía.

             

II

El amor de tu mirar

es como el agua del río

o la lluvia del estío

que a la tierra hace cantar. 

Cada huella de tu andar

es la orilla primorosa

donde florece dichosa

la vida honesta y bonita.

Toda mujer es bendita

como el rocío en la rosa. 

       

III

La esperanza es la estación,  

la búsqueda del sendero

porque siempre hay un lucero              

brillando en el corazón. 

Nunca esconde la pasión

de brindar su simpatía,

el trabajo es la alegría

que realiza con altura, 

y se enlaza de ternura

para embellecer el día.

 

IV    

Las flores son para el viento 

caligramas de color

o sonatas del chupaflor

en sus leves movimientos.

Una flor llevas por dentro

de los pies a la cabeza,

con exquisita pureza

te adornan a ti mujer:

si me voy, quiero volver 

a cantarle a tu belleza.

 

José Atuesta Mindiola

Sobre el autor

José Atuesta Mindiola

José Atuesta Mindiola

El tinajero

José Atuesta Mindiola (Mariangola, Cesar). Poeta y profesor de biología. Ganó en el año 2003 el Premio Nacional Casa de Poesía Silva y es autor de libros como “Dulce arena del musengue” (1991), “Estación de los cuerpos” (1996), “Décimas Vallenatas” (2006), “La décima es como el río” (2008) y “Sonetos Vallenatos” (2011).

Su columna “El Tinajero” aborda los capítulos más variados de la actualidad y la cultura del Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La historia detrás del otro título de El amor en los tiempos del cólera

La historia detrás del otro título de El amor en los tiempos del cólera

En 1985, tres años después de que Gabriel García Márquez recibiera su Premio Nobel de literatura, un nuevo temblor zarandeaba el mu...

Voluptuosidad y otros poemas de Diógenes Armando Pino Avila

Voluptuosidad y otros poemas de Diógenes Armando Pino Avila

Tras la publicación de sus poemas "Cosmogonías y cosmovisiones", el poeta Diógenes Armando Pino Ávila recorre con estos nuevos vers...

Sutil anecdotario sobre la familia García Márquez (1)

Sutil anecdotario sobre la familia García Márquez (1)

  Escribir un anecdotario completo sobre el historial de la familia García Márquez  es un tema que  alcanzaría para editar no ...

Inicia el II Festival Campesino de Versos de San José de Oriente

Inicia el II Festival Campesino de Versos de San José de Oriente

Desde el 21 de marzo y hasta el 25 marzo, acontece en el municipio de San José de Oriente (Cesar) un encuentro único de dedicado a la...

Los pasillos secretos en el mundo despreciable de Álvaro Mutis

Los pasillos secretos en el mundo despreciable de Álvaro Mutis

"El último hombre sobre la tierra lo que hará antes de morir es escribir poesía. Será un lamento, un decir, qué hice, qué es esto...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Viejos poemas de mi juventud

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

La lectura, según Paulo Freire

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados