Literatura

Eduardo Galeano y la muerte de un gigante de las letras latinoamericanas

Redacción

14/04/2015 - 06:20

 

Eduardo Galeano y la muerte de un gigante de las letras latinoamericanas

Eduardo Galeano

Desde el pasado lunes 13 de abril, Latinoamérica quedó huérfana de una de sus mayores figuras literarias de la segunda mitad del siglo XX. Una voz de conciencia y lucidez. Un testigo y crítico de los cambios de un continente que deseaba ver unido.

El periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de obras como “Las venas abiertas de América Latina” (1971), “Memoria del fuego” (1986) y “Patas arriba” (2008), murió en su ciudad natal Montevideo a los 74 años de edad, tras una debilitamiento a raíz del cáncer de pulmón diagnosticado en 2007.

Su camino en los medios de comunicación empezó de manera insólita y tan solo con 14 años: dibujando caricaturas políticas y vendiéndolas a periódicos. La primera fue vendida a un diario socialista uruguayo El Sol que volvió a contratarlo a posteriori.

En los años sesenta inició formalmente su carrera en el periodismo, profesión que ejerció a lo largo de toda su vida. Fue redactor jefe del semanario “Marcha” (1961-1964), director del diario “Época” (1964-1966) y director de publicaciones de la Universidad de Uruguay (1964-1973).

En 1971 publicó su gran obra, “Las venas abiertas de América Latina” de la que luego declaró no sentirse satisfecho debido a que se trata de una obra de juventud para la que, según dijo él mismo, le faltaba formación. Dos años después, en 1973, se produjo un golpe militar en su país que le obligó a exiliarse en Argentina tras pasar por la cárcel. 

Latinoamérica ha sido muchas veces protagonista tanto de su ficción como de su ensayo. En España, adonde emigró en los ochenta, pergeñó su trilogía Memoria del tiempo, compuesta por  los títulos Los nacimientos, Las caras y las máscaras El siglo del viento, volúmenes que recogen la historia de América Latina desde el origen de los tiempos.

Considerado uno de los intelectuales más destacados y comprometidos de la izquierda latinoamericana, y uno de los mayores escritores latinoamericanos contemporáneos, Galeano abordó y reflexionó sobre temas políticos e históricos a través de la ficción y la no ficción e incluso en películas documentales, la más reciente Ojos bien abiertos (2010), de Gonzalo Arijon. 

A pesar de su desafección por “Las venas abiertas...”, la obra se ha mantenido como un referente para entender la dinámica de la división y explotación del continente sudamericano. De hecho, cuando el presidente venezolano Hugo Chávez regaló públicamente la obra a Barack Obama en la  Cumbre de las Américas de 2009, el título se colocó inmediatamente en el puesto número uno de ventas de Amazon. 

Poco después del anuncio de la muerte de Eduardo Galeano, la editorial Siglo XXI reveló que publicará en breve un texto inédito del autor (probablemente en el mes de mayo), que aparecerá simultáneamente en distintos países de América Latina y España.

 

PanoramaCultural.com.co 

1 Comentarios


Berta Lucia Estrada 14-04-2015 09:32 AM

Si bien Edo Galeano consideraba que Las venas abiertas de América Latina era en cierta forma una obra ingenua, dado que le faltaba madurez política al momento de escribirla, también es cierto que es una lectura obligatoria para que los latinoamericanos entendamos mejor el robo sistemático que se instaló en nuestro continente desde la llegada de los españoles y que luego han seguido las grandes potencias y los políticos avivatos y grandes empresarios que suelen atropellar al pueblo. Larga memoria a Edo Gaelano Berta Lucía Estrada Autora de la columna Fractales

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Horacio Benavides, premio Nacional de Poesia de MinCultura

Horacio Benavides, premio Nacional de Poesia de MinCultura

El Ministerio de Cultura de Colombia otorgó a principios de agosto el premio Nacional de Poesía 2013 al caucano Horacio Benavides Zú...

Recuerdos en primera persona: CARLOS….. gracias siempre

Recuerdos en primera persona: CARLOS….. gracias siempre

El pasado quince mayo me dieron la noticia a la hora del almuerzo de tu partida, fue una impresión muy especial, había visto la noche...

Los cuenteros brillaron en Valledupar

Los cuenteros brillaron en Valledupar

Narrar cuentos es algo que en algún momento de nuestras vidas hemos hecho, sea con un hijo, un sobrino, un hermanito o un abuelo. Nues...

Una voz necesaria o un inclemente látigo

Una voz necesaria o un inclemente látigo

Su voz tal vez fue nutrida por el viento seco que corría en la ranchería, donde de niña, vio la vida asomarse como un ilustre visita...

Literatura de viajes o cómo viajar desde los libros

Literatura de viajes o cómo viajar desde los libros

  Ir a cualquier parte del mundo, volver y contarlo. Esta sería una manera de definir, en general, la Literatura de Viajes. Para alg...

Lo más leído

El Balay, el toro inmortal de Don Arturo Cumplido

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Pablo Flórez: la voz cantante del porro cantado

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

Jairo Varela, el que consolidó la identidad de la salsa colombiana

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

El machismo en las canciones vallenatas

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Adiós, Caño lindo. Adiós panorama delicioso de los llanos

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados