Literatura

Bajo el sol de los venaos, de Carlos Llanos Diazgranados

Redacción

30/05/2012 - 10:40

 

Ilustración de portada de Bajo el sol de los VenaosEn nuestro esfuerzo por rescatar las obras que hablan del Valle de Upar y de sus leyendas, destacamos la obra “Bajo el sol de los venaos” (2010) de Carlos Llanos Diazgranados.

En esta historia que acontece en un pueblito de la costa llamado San Nicolás de Tolentino, un joven criado narra la historia de Lauro, un viajero venido del extranjero quien, a consecuencia de un accidente, se establece en la aldea y empieza a ofrecer sus servicios para aconsejar y orientar a la gente en sus vidas personales.

Desde muy temprano, el criado muestra su admiración por un hombre que “nunca llegó a su destino pero recibía correspondencia confidencial en ruso y en inglés”. Lauro representa todo un enigma para un pueblo desconectado del mundo exterior y, a lo largo de la trama, el misterio en torno a su procedencia seguirá creciendo.

En su estadía, Lauro conoce a un viejo sabio llamado Don Tomás: “un ser solitario, acostumbrado a resolver sus problemas sin ayuda de nadie”. Un autodidacta que logró levantar una finca y desarrollar habilidades tan variadas como la arquitectura, la electricidad, la mecánica y muchas otras áreas.

Ese encuentro representa el inicio de una gran amistad que abrirá la puerta a grandes discusiones filosóficas y existencialistas sobre el pasado y el devenir de la región Caribe de Colombia.

Mientras tanto, Lauro conoce e indaga en las grandes leyendas del Valle de Upar. Mitos que forman parte de la oralidad y la historia, que dan nombre a monumentos y eventos simbólicos de nuestra región.

Si algo debemos destacar en esta obra es la capacidad del autor para sumergirnos en esos grandes momentos históricos del Valle con una narración sutil y detallada, integrada naturalmente dentro de la historia de Lauro.

El joven criado –protagonista observador–  describe los fundamentos de la Leyenda Vallenata, el enfrentamiento de Francisco el Hombre con el diablo, y otros episodios claves sin perder un solo detalle de la acción y nos invita a vivir –muchas veces de manera crítica– el legado de nuestros ancestros.

En ese sentido, uno de los destacados personajes del libro explica sobre la Leyenda vallenata que “nunca ha entendido el por qué se conmemora, año tras año, como un milagro, un evento histórico que tuvo consecuencias negativas para los grupos étnicos aborígenes”.

Más allá de la mitología abundante, intervienen personajes emblemáticos en cada capítulo, recreando así un universo extravagante y en pleno movimiento. Entre ellos están Changó (que nutre un parecido notable con Manuel Zapata Olivella), Séptimus (un personaje cataqueño que nos recuerda a Gabo), Calixto de Lavarcés (quien mantiene grandes similitudes con Rafael Escalona), y también se menciona a José María Vargas Vila: “el primer literato colombiano de talla mundial”.

Con esta novela, y a través de un lenguaje sencillo y preciso, Carlos Llanos recrea la esencia de un pueblo en el que prevalece la magia del instante. Su prosa amena y didáctica nos ofrece un viaje lleno de sorpresas que aconsejamos a todos los lectores.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Incertidumbre

Incertidumbre

Empecemos por el final porque la muerte, la terca muerte, no tiene ni pies ni cabeza, no conoce antes ni después, porque sólo hay ete...

Carmen Carmen

Carmen Carmen

¡Que rompa el son caliente, y que lo baile la gente, pecho con pecho, vaso con vaso, y agua con agua con aguardiente!   Yoruba soy,...

Ocho poemas para conocer a Giovanny Gómez

Ocho poemas para conocer a Giovanny Gómez

Giovanny Gómez nació en Bogotá (Colombia) en 1979. Fundador y director de la Revista de Poesía “Luna de Locos”, en Pereira, di...

Caballero Bonald y el Cervantes

Caballero Bonald y el Cervantes

José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926) pudo ser un elegante oficial de navío por su exquisito aire, de aristócrat...

Deberías llamarte Esperanza

Deberías llamarte Esperanza

Me interceptaron dos policías en la puerta del articulado y me obligaron a salir. Me requisaron, pidieron mi cédula y me retuvieron...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

La chicha: historia de una bebida americana

José Luis Hernández | Historia

Los cuentos, esas pequeñas grandes historias

Almudena Gonsálvez López | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Viajar con Yamith

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados