Literatura

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández

21/01/2020 - 05:25

 

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología
El escritor Ray Bradbury / Foto: Zenda Libros

El escritor y guionista estadounidense Ray Bradbury fallecía el 05 de junio de 2012 a los 91 años de edad.

Autor de numerosas obras de ciencia ficción, llegó a ser considerado como uno de los grandes visionarios de la literatura y, sin embargo, en su vida cotidiana prefería mantenerse alejado de los avances tecnológicos.

Estas contradicciones hacen del escritor una personalidad compleja e insólita. Ray Bradbury escribió cientos de novelas, relatos, obras de teatro y guiones de televisión y cine en una prolífica carrera que comenzó a germinar allá por la década de los 40 del siglo pasado.

Sus novelas más famosas son Farenheit 451 y Something Wicked This Way Comes (La Feria de las Tiniemblas), y de las compilaciones de relatos destacan sus Crónicas Marcianas.

El nieto del escritor, Danny Karapetian, dijo: "Influyó a muchos artistas, escritores, profesores, científicos, y es siempre conmovedor y reconfortante escuchar sus historias.

"Su legado vive en su impresionante obra, formada por libros, películas, televisión y teatro pero, lo que es más importante, vive en las mentes y corazones de cualquiera que lo leyera, porque leer su obra era conocerlo".

Muchos de sus seguidores le han rendido homenaje. El director de Moon, Duncan Jones, lamentó la pérdida: "Otro espectacular visionario de la ciencia ficción nos ha dejado".

Un escritor visionario

Bradbury nació en Illinois, Estados Unidos, y en la adolescencia se trasladó con su familia a Los Ángeles. Terminados los estudios, se ganó la vida vendiendo periódicos y escribiendo en su tiempo libre.

Desde principios de los años 40, sus relatos comenzaron a aparecer en revistas como Weird TalesAstounding Science FictionCaptain Future.

En 1947, se casó con Marguerite 'Maggie' McClure y publicó su primer libro, Dark Carnival. Tres años más tarde, Bradbury empezó a construir su prestigio como escritor gracias a Crónicas Marcianas, una colección de relatos sobre terrícolas materialistas que colonizaban y explotaban de mala manera el planeta Marte.

Su novela más celebrada, Farenheit 451, publicada en 1953, presenta una sociedad del futuro en la que los libros están prohibidos.

La historia, que recibe su nombre de la temperatura a la que supuestamente arde el papel, fue profética: los personajes son adictos a telenovelas, mientras que minúsculos auriculares, conocidos como "dedales del oído" suministran una corriente constante de música y noticias. Una versión cinematográfica del libro dirigida por François Truffaut se estrenó en 1966.

Paradójicamente, el autor especializado en ciencia ficción, que él prefería denominar "fantasía", no era muy amigo de la tecnología. Durante años, Bradbury intentó evitar la publicación de Farenheit 451 como libro electrónico. Le dijo al New York Times que los libros electrónicos "huelen a gasolina quemada" y calificó internet como "una gran distracción"."Carece de significado, no es real. Está en algún lugar en el aire", manifestó.

Pero cambió de idea en 2011, cuando renovó su contrato editorial. Su agente señaló: "Le explicamos la situación, que un contrato nuevo no sería posible sin derechos de libro electrónico. Lo entendió y nos dio permiso para seguir adelante".

Bradbury hizo varios trabajos para cine y televisión. Escribió el guión de la película de John Houston, Moby Dick, y los guiones de muchas series de televisión, incluyendo Suspense, El Show de Alfred Hitchcock y The Twilight Zone.

 

José Luis Hernández

Sobre el autor

José Luis Hernández

José Luis Hernández

La Lupa literaria

José Luis Hernández, Barranquilla (1966). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la prensa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La poesía y yo

La poesía y yo

  Puede llegar a ser cierta la afirmación de W.H. Auden de que “no hay palabra escrita del puño del hombre que pueda detener la...

Feminismo y escritura en Nuala O’Faolain

Feminismo y escritura en Nuala O’Faolain

  “Yo soy la irlandesa típica: nada extraordinaria, heredera de un largo linaje nada extraordinario, de esos que no dejan huella...

Los Borrachos

Los Borrachos

  Después de caminar un rato, los tres amigos, que habían establecido el pacto de no hablar sobre el trabajo que les unía, la an...

Se llamaba Matilde Espinosa

Se llamaba Matilde Espinosa

El 25 de mayo de 2010 se cumplió el primer centenario del nacimiento de Matilde Espinosa, gran señora de la poesía colombiana y pr...

El realismo caribe de David Sánchez Juliao

El realismo caribe de David Sánchez Juliao

“La culpa ––tal vez–– sea también de uno. No de ellos únicamente, porque el infortunio de este país que hemos contribuido ...

Lo más leído

La historia afroamericana contada en las canciones de Salsa

Alejandro Álvarez Martínez | Música y folclor

Los Pacabuyes: ¿un pueblo Chimila o Malibú?

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Pueblos

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

El Vallenato de Rafael Escalona

Darío Blanco Arboleda | Música y folclor

Armando Zabaleta: el fecundo compositor de “No voy a Patillal”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados