Literatura

Gabriel García Márquez, presente en la apertura del Hay Festival 2016

Redacción

01/02/2016 - 04:45

 

Piedad Bonett, Alberto Salcedo y Jaime Abello en el conversatorio sobre Gabo / Foto: Juan David Padilla

El diálogo que tuvo lugar el pasado 27 de enero, a medio día, en el auditorio de la Casa Museo Gabriel García Márquez en Aracataca para celebrar el inicio de Hay Festival de Cartagena es digno de recordar.

No faltó la presencia de altos representantes estatales, como la Ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba; el Alcalde de Aracataca, Pedro Sánchez Rueda, o el Secretario de Cultura de Aracataca, Wilson Hernández, entre otras autoridades. Sin contar la afluencia de un público visitante de más de 120 personas y numerosos catequeros y habitantes de la región.

El tema abordado fue “la curiosidad y el olfato periodístico de Gabo’”, y quienes se encargaron de desarrollarlo fueron la escritora Piedad Bonnett, el cronista e investigador, Alberto Salcedo Ramos y el director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Jaime Abello Banfi, bajo la moderación de la periodista Margarita Vidal.

Margarita Vidal, inició el diálogo señalando su admiración por la visión periodística del autor de ‘Cien años de soledad’. “La faceta a la que Gabo más le gustaba destacar era la de periodista, una profesión que ejerció por más de 60 años y el mejor oficio del mundo, como él lo definió en un momento”.

Jaime Abello,  señaló que más allá del periodista, el  foro permite descubrir a un hombre apasionado. “Un análisis comprometido con el periodismo lo llevó a pensar, a crear su fundación. En 1994 vimos a un Gabo regresando al periodismo, pensando en los temas de la educación; un Gabo con experiencia en impartir talleres de creación de historias y que  decide abordar el tema de ‘Noticia de un secuestro’, para hablar de la libertad de expresión”.  

Abello también aseguró que el escritor tenía muy claro cuál era la diferencia entre el campo literario  y periodismo.  “Se ha dicho que Gabo desde niño quería ser escritor, que se aprendió poemas de memoria, pero buscando los caminos de escritor tiene la fortuna de encontrarse con el periodismo y descubre que ese oficio tiene otras posibilidades. Ahí aprende que no hay nada que le convenga más a un escritor que hacer primero una investigación exhaustiva para luego crear lo que le viene en gana”. 

Por su parte, Piedad Bonnet, resaltó la dosis de autoconciencia del escritor de Aracataca para poder seguir sus propios caminos. “Cuando Gabo estudiaba en Zipaquirá su mayor pasión era la poesía. Pero una intuición última le dijo que él no era para escribir poemas y tuvo la valentía enorme y se va por el camino de periodista. Creo que lo que él quería ser primordialmente era escritor. Y eso se evidencia cuando decía que lo que él quería hacer era escribir solo sobre su infancia. Él encuentra el periodismo como una salida extraordinaria que le permite escribir sobre lo que le gusta mientras que paralelamente salen otras cosas maravillosas como las que vimos en su obra. Los poetas no somos buenos para contar. Pero Gabo era un hombre que adoraba la música de las palabras, tenía tantas cosas que contar, que supo que la poesía ya estaba incluida en su prosa”.

En su análisis sobre el escritor colombiano, Bonnett destacó cómo después de ‘La Hojarasca’, García Márquez optó por una novela como ‘El Coronel no tiene quién le escriba’. “Es una obra que tiene una decantación verbal enorme y yo creo que esa ya es una lección del periodismo. Pero él tenía en su cabeza esa costumbre de llenar de hipérboles sus obras y en ‘Cien años de soledad’ es la novela donde mejor conjuga la capacidad de narrar los hechos con gran imaginación, y eso es lo que la academia denomina Realismo Mágico”, concluye.

El destacado cronista Alberto Salcedo Ramos, dijo que el nobel tuvo  intuición literaria y una gran curiosidad que le permitió pasar de la ficción a la no ficción. “Cuando Gabo empezó a probar el reportaje lo hizo en La Costa, muy tímidamente publicando en El Heraldo. Pero cuando llega a Bogotá y empieza a trabajar con El Espectador lo empieza a hacer de forma decidida. Lo primero que yo destacaría es que él supo moverse entre el periodismo y la novela”.

El conversatorio que además abordó otros aspectos como la visión política del escritor y el apoyo incondicional que tuvo de su viuda Mercedes Barcha, concluyó poco después de la 1:30 p.m., para dar terminada así la serie de actividades que MinCultura realizó en Aracataca desde el pasado 26 de enero.

 

PanoramaCultural.com.co 

2 Comentarios


Alberto Muñoz Peñaloza 06-02-2016 11:45 AM

Todo lo que se dice de nuestro Nobel García Márquez, incluye en forma plena ese mundo mágico que nos resulta común por estas tierras y la influencia periodística en la construcción de su obra literaria. Quienes crecimos y /o habitamos disfrutamos también de la dicha de "vivir" en Macondo y afianzamos en el parto creativo de Gabo periodista la importancia de ser objetivos, combinar muy bien la verdad con la ficcón del alma y describir lo que nos enaltece, para el bien general.

Jairo Tapia Tietjen 08-02-2016 10:16 AM

*CEC,Centro de Estudios Culturales, J.Tapiatietjen - Director Para no mancillar la memoria de Gabo no deben repetir la invitación hecha a dos hienas del periodismo latinoamericano, el arg. Lanata y el propietario de los prinicpales medios de TV Prensa de Venezuela; quienes huboeran hecho vomitar y convulsionar a Gabo con as atrocidades que se les escucharon; ¡Bon Sort!!

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Si, un poema inspirador de Rudyard Kipling

Si, un poema inspirador de Rudyard Kipling

  Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila, cuando todo a tu lado es cabeza perdida. Si tienes en ti mismo una fe que te niegan ...

Lo que tú quieras, de Mary Daza Orozco

Lo que tú quieras, de Mary Daza Orozco

¿Por qué todos se van? Ésa es la pregunta de un hombre que busca su lugar en un mundo lleno de indiferencias y desencuentros, que re...

Libros de cuentos para conocer África

Libros de cuentos para conocer África

  El continente africano está mucho más cerca de lo que creemos. Sus leyendas y tradiciones –tan poderosas como su tierra fértil...

Décimas a la mujer, de José Atuesta Mindiola

Décimas a la mujer, de José Atuesta Mindiola

El 8 de marzo es la ocasión de recordar y alabar el papel de la mujer en la sociedad, felicitarla por su entrega y voluntad, y enfatiz...

Acotaciones sobre la novela “Cuando arden las palmas”

Acotaciones sobre la novela “Cuando arden las palmas”

Iván Gutiérrez Visbal es un escritor que nació en La Paz, Cesar (1960) y desde hace varios años reside en Bogotá, donde tuvo la op...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Oye lo que dice Alejo con su nota apesarada

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Dioses made in Colombia

Leonardy Pérez Aguilar | Opinión

Las Pilanderas, entre lo paródico y el travestismo

Álvaro Rojano Osorio | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados