Literatura

Conversaciones sobre Cervantes en los 400 años de su muerte

Johari Gautier Carmona

26/02/2016 - 07:05

 

Conversaciones sobre Cervantes en los 400 años de su muerte

Santiago Roncagliolo / Foto: Johari Gautier Carmona

Quería ser un héroe de guerra y terminó siendo una figura absoluta del mundo de las letras. En el año de la conmemoración de los 400 años de su muerte, las conversaciones sobre Cervantes  están destinadas a rescatar algún detalle de una biografía excepcional marcada por las ironías y las superaciones personales, pero también por un contexto político complejo.

La España que conoció Cervantes es la del desaliento y el desengaño. Aquel país de buenas apariencias, que vive todavía deslumbrado por la noticia del descubrimiento de América, que presume de su Armada invencible, desfallece en realidad a cada paso, y se precipita por el derrotero de las luchas internas y externas, algunas de ellas culminadas por derrotas humillantes y estrepitosas. “Cuando [Cervantes] escribe El Quijote, España pierde Portugal”, explica Santiago Roncagliolo para ilustrar el contexto de una época marcada por el orgullo y el olor a decadencia.

Invitado por Casa América-Catalunya a conversar sobre la vida del primer gran novelista en lengua española, el escritor peruano retrata la realidad de un hombre inconforme, inquieto y ambicioso, que supo cambiar –con su ingenio y osadía– las letras hispanas para siempre.

“Cervantes rompe la manera de escribir ficción”, manifiesta Roncagliolo y en esta declaración se condensan muchas realidades: primero el tono crítico de un narrador que no duda en pintar las miserias de una nación en pleno naufragio y en desnudar a políticos o instituciones, luego la osadía creativa de un autor que combina y fusiona distintos géneros en una misma obra, siempre manteniendo un cierto humor o una luz esperanzadora que acompaña al lector, y finalmente, los elementos autobiográficos e históricos que permiten situar la historia en un marco concreto.

De regreso a España después de la batalla de Lepanto en la cual participó y se lesionó, secuestrado durante un largo tiempo y obligado a trabajar para devolver las grandes sumas avanzadas por la misma familia, Cervantes solicita una pensión que le niega el Estado. La frustración de verse olvidado –pese a haber participado en un conflicto que él no se cansa en resaltar y recordar–, explica la dureza de la prosa de su obra más famosa, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, donde abunda la presencia de la sátira en las descripciones y los hechos relatados. El Quijote se burla, destruye, y delata la realidad de la Castilla real: un territorio en el que florecen “escuálidos, jamelgos y mujeres gordas y feas”.   

De todas las facetas de El Quijote, la que quizás deba rescatarse con mayor ímpetu es su carácter subversivo. “El retrato del poder en El Quijote es el de un poder corrupto”, explica Santiago Roncagliolo, y en efecto, Cervantes no se cansa en retratar una clase política que se ha convertido en un lastre para el país y su pueblo. Es una viva denuncia que se alimenta de algunas circunstancias de la época.

Esta mirada crítica, esa descripción prolija de algunos mecanismos deficientes de un país todavía en su “época de oro”, doblada de una sutil reflexión filosófica, hace que la obra siga actual y viaje exitosamente por el tiempo, pues el lector entiende que las dificultades descritas en los siglos XVI y XVIII son a menudo inherentes a los seres humanos, a su forma de relacionarse entre ellos, y no tanto a la coyuntura que experimenta España.

También resalta ese gran tema que hoy en día permanece vigente y que va directamente ligado a la biografía de Cervantes (su estancia en la cárcel o sus innumerables viajes): la libertad y el ser humano. ¿Podemos cambiar el mundo o el mundo nos cambia a nosotros? ¿Es moral intentar cambiar el mundo?

 

Johari Gautier Carmona 

Sobre el autor

Johari Gautier Carmona

Johari Gautier Carmona

Textos caribeños

Periodista y narrador. Dirige PanoramaCultural.com.co desde su fundación en 2012.

Parisino español (del distrito XV) de herencia antillana. Barcelonés francés (del Guinardó) con fuerte ancla africana. Y, además -como si no fuera poco-: vallenato de adopción.

Escribe sobre culturas, África, viajes, medio ambiente y literatura. Todo lo que, de alguna forma, está ahí y no se deja ver… Autor de "Cuentos históricos del pueblo africano" (Ed. Almuzara, 2010), Del sueño y sus pesadillas (Atmósfera Literaria, 2015) y "El Rey del mambo" (Ed. Irreverentes, 2009). 

@JohariGautier

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Tres poemas de Marco Antonio Valencia

Tres poemas de Marco Antonio Valencia

Marco Antonio Valencia Calle nació en Popayán, Cauca, en 1967. Es profesor de la Universidad del Cauca y del Colegio San Antonio de P...

A orillas del gran río, de Diógenes Armando Pino Ávila

A orillas del gran río, de Diógenes Armando Pino Ávila

En los versos del poeta y escritor cesarense Diógenes Armando Pino Ávila, descubrimos el deseo de narrar y evidenciar los matices de ...

Décimas a la pilonera mayor, de José Atuesta Mindiola

Décimas a la pilonera mayor, de José Atuesta Mindiola

El Festival de la Leyenda Vallenata -que ilumina cada mes de abril- es, además de un tiempo para vivir la música, un espacio para r...

La novela no gana por nocaut, pero tampoco gana por puntos

La novela no gana por nocaut, pero tampoco gana por puntos

  Decía Cortázar que el cuento es una pelea que se gana por nocaut y que la novela se gana por puntos. Esa sentencia, con el perdó...

Crónica: La escuela ambiental, ganadora primer premio de crónica

Crónica: La escuela ambiental, ganadora primer premio de crónica

Corría el año de 1996 y “La Escuela” era apenas el brumoso sueño de su creador, al que aún llamaban “doctor”. Era el tiempo...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados