Literatura

Algunas estructuras literarias

José Luis Hernández

03/04/2018 - 06:25

 

 

A lo largo de su evolución, la novela ha ganado en complejidad y profundidad. La progresión cronológica (o lineal) ha sido reemplazada en muchas ocasiones por otros recursos estilísticos que potencian el impacto en el lector. También se han ido introduciendo nuevos enfoques, nuevas formas de divulgar ciertos sucesos, o introducir nuevos personajes.

Cuando hablamos de una estructura literaria, nos referimos a la disposición u orden que el escritor da a las partes de la novela. El tema o la intensidad de la trama pueden influenciar el modo en el que se estructure una novela. A continuación enumeramos algunas de las estructuras que se han impuesto en las últimas décadas.   

Estructura inversa

Consiste en contar la historia al revés, invirtiendo la cronología. Por ejemplo, se inicia contando lo que sucedió un viernes, en el siguiente capítulo se cuenta lo que sucedió el jues, en el siguiente capítulo lo sucedido el miércoles; y así sucesivamente.

Estructura circular

En este tipo de estructura se finaliza la historia en el mismo punto en que se inició. Por ejemplo, se inicia la historia con un hombre que va a disparale a otro. En los siguientes capítulos se cuenta todo lo que sucedió antes para llegar a esa situación. Al final se regresa al momento en que el hombre va a dispararle al otro y se muestra si lo hace o no.

Estructura convergente

Se trata de contar dos o más historias intercalandolas dentro de una novela, para unirlas al final. Por ejemplo: se cuenta la historia de X en un capítulo, la historia de Y en el segundo y la historia de Z en el tercero; para unir las historias de X,Y y Z en el cuarto capítulo.

Estructura parlela

Es contar dos versiones de una misma historia a partir de un punto de quiebre. Por ejemplo: un hombre compra la loteria y se cuenta lo que sucedió tras ganarsela; mientras aparte se cuenta la historia de lo que sucedió con su vida tras no ganarla.

Estructuras formales

De otra parte, existen las llamadas estructuras formales que ayudan a estructurar una novela. La más común es la división en capítulos ya sea sin numerar o bien numerados, con títulos o con ambas opciones. También se puede utilizar fechas para indicar cuando pasan los acontecimientos, o estructurar la novela por medio de cartas o E-mails.

 

José Luis Hernández

 

Sobre el autor

José Luis Hernández

José Luis Hernández

La Lupa literaria

José Luis Hernández, Barranquilla (1966). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la prensa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

3 Comentarios


Jonathan 17-02-2019 05:44 PM

Muy bien organizado el artículo, me ha gustado por lo corto y denso que es, con poco dice mucho.Una gran ayuda para los que andamos aprendiendo todavía esto de la escritura. Gracias.

Mauro palau 08-10-2020 08:40 PM

Muchas gracias por la.informacion precisa y corta

mecha 23-10-2021 12:57 PM

Quiero saber si la metaliteratura forma parte de las estructuras formales

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Galeano se nos fue aunque se quede

Galeano se nos fue aunque se quede

“El entrañable escritor es un malabarista del verso que supo cómo convocarnos a la ternura de descubrirnos hechos de historia...

El alma salvaje de nuestra sociedad

El alma salvaje de nuestra sociedad

El poeta y fundador de Terrear Ediciones, William Jiménez, conversa con el escritor Miguel Barrios Payares en torno a la lectura, el q...

Lo que me dejó el amor de Julieta

Lo que me dejó el amor de Julieta

No quedan rastros de mi amor bajo tu cielo, pero me alegro mucho de haber volado en él. Tenía doce años cuando Julieta me prometi...

Sucedió por Valencia, Colombia

Sucedió por Valencia, Colombia

Nunca olvidaré esa tarde de agosto. Un sol tremendamente caliente se paseaba por los techos y en las calles. Valencia estaba solo, h...

Ernesto Sábato o el laberinto de la soledad

Ernesto Sábato o el laberinto de la soledad

Murió prácticamente ciego, como si su enfermedad hubiese sido una consecuencia directa de su portentoso texto “Informe sobre ciegos...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados