Literatura

Décimas al medallista olímpico vallenato

Redacción

14/08/2012 - 11:06

 

Oscar Muñoz / Foto: El HeraldoOscar Luis Muñoz Oviedo llegó a Londres como el único representante del taekwondo de Colombia y terminó arrancando una plaza entre los tres mejores en la categoría de 58 kilógramos.

Con sólo 19 años, el joven se ha convertido en una leyenda vallenata y ha contribuido a que Colombia obtenga en Londres 2012 su mejor resultado olímpico de la historia. Por este motivo, el poeta José Atuesta Mindiola le dedica estas décimas que recogen todo el orgullo y la alegría suscitados por su triunfo.

I

Bienvenido campeón

Oscar Luis Muñoz Oviedo,

hay un esplendor muy ledo

que brota del corazón;

orgullo de la Nación

que hace historia en el Cesar,

usted acaba de ganar

medalla en las olimpiadas;

su vida será exaltada

como ejemplo de imitar.

 

II

Es de bronce la medalla,

para nosotros es de oro,

porque grande es el decoro

como el héroe en la batalla;

su valor tiene la talla

de un patriota convencido

que el deporte es bendecido

para el cuerpo y la salud;

elixir de juventud

que Dios nos ha concedido.

 

III

En las calles empedradas

barrio “Cola de Caballo”,

fervorosa sin desmayo

y desde la madrugada

la gente bien preparada

confiando en la trayectoria

festejaron la victoria;

sus  padres Nancy y Pompilio

abrazados en idilios

a Dios le daban la gloria.

 

IV

Yo que soy hombre sensato,

dedico mis versos hondos

a este rey del taekwondo

que es orgullo vallenato.

El deporte es el mandato

de la humilde recreación,

bien lo dice la lección:

la disciplina del atleta,

llegar triunfante a la meta

buscando consagración.

 

José Atuesta Mindiola

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cumpleaños 87, Gabriel García Márquez (Parte III)

Cumpleaños 87, Gabriel García Márquez (Parte III)

Está de más manifestar que Gabriel García Márquez es uno de los exponentes más importantes del realismo mágico -género literario...

La línea azul, de Ingrid Betancourt

La línea azul, de Ingrid Betancourt

En noviembre de 2010, el libro “No hay silencio que no termine” de Ingrid Betancourt me dejó con la certeza que era una obra muy b...

El camino del hombre es recto

El camino del hombre es recto

Jules, un hombre negro de sesenta años, está sentado con los codos apoyados sobre el mesón de la cocina. En el suelo hay manchas d...

“Yo a los cinco años ya estaba declamando”: El Indio Rómulo

“Yo a los cinco años ya estaba declamando”: El Indio Rómulo

  Hacer remembranza de “El Indio Rómulo” es hacer patria. Es retroceder en el tiempo y vivir muy intensamente momentos imbor...

El puzzle de la Historia o el aroma a trópico de Jorge Eliécer Pardo (Parte 1)

El puzzle de la Historia o el aroma a trópico de Jorge Eliécer Pardo (Parte 1)

A modo de introducción, un repaso por la historia reciente:  Nunca he creído que América Latina en general, y Colombia en partic...

Lo más leído

Historia del teatro moderno y universal

Rolando Sifuentes | Artes escénicas

¿Por qué existen los años bisiestos?

Redacción | Ocio y sociedad

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Un poema de Álvaro Cepeda Samudio

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Santander y la tradición literaria

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Josephine Baker: una afroamericana en París

Liliana Kancepolski | Ocio y sociedad

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Tres Marías

Diego Niño | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados