Literatura

Los cuatro reinos fantásticos de Julio Verbel

María Ruth Mosquera

18/07/2018 - 06:50

 

Los cuatro reinos fantásticos de Julio Verbel
Julio Alejandro Verbel, autor de los cuentos ilustrados “Cuatro reinos”

En la sabana de Sucre existen cuatro reinos en los que habitan personajes fantásticos. Duendes, hadas, gnomos y magos acompañan la cotidianidad y hacen que la vida allí tenga matices bonitos, divertidos, didácticos. A Cayena, por ejemplo, le encanta ponerse vertidos coloridos y pintarse el afro de rojo. Miyo es una viajera del territorio de sus ancestros zenúes y cohabita con todos como testimonio alegre de la su existencia y pervivencia de su etnia allí. Las hadas del fandango, tal vez por su espíritu fiestero, son un tanto regordetas, como Orot, a quien se le van las horas contemplando el paisaje, respirando el aroma de las flores silvestres y contando mariposas, mientras su mente la lleva a un futuro cercano en el que es alguien importante. Está el Duende gaitero, con su rostro sapiente añejado en la tradición folclórica de la sabana, a cuyo espíritu – el de la sabana - suele vérsele con su barba musgosa, sus ojos verdes, sus orejas de árboles y un castillo por cabello, cuidando la vida en los reinos.

Estos cuatro reinos son sendos municipios del departamento de Sucre en el Caribe colombiano: Colosó, Galeras, Morroa y Sampués, donde viven eruditos artesanos que vienen a ser los magos en este universo, cuyo creador es Julio Alejandro Verbel Anachury, un diseñador gráfico e ilustrador de cuentos infantiles, que encontró en su arte la forma de transformar imaginarios y generar sentido de pertenencia hacia el territorio y su cultura.

“Cuatro reinos es un proyecto que yo comencé a trabajar desde el 2013 en Sincelejo. Es una búsqueda de cómo generar sentido de pertenencia con los niños hacia su región, la sabana de sucre. Comencé un proceso investigativo de ir a los diferentes municipios, indagar sobre la flora y la fauna presente en la región, su arquitectura, su folclor, su trabajo artesanal. Entonces de esa investigación salieron una serie de personajes e ilustraciones que iban dando una ambientación a lo que a futuro sería un cuento ilustrado que se llamaría cuatro reinos”, relata Julio.

Inicialmente, el trabajo se llamó Érase una vez Sincelejo, un cuento ilustrado que estuvo en exposiciones en Bogotá y otras regiones del país. El proceso investigativo continuó y a medida que Julio fue descubriendo las maravillas de su departamento, también fue enriqueciendo el concepto, ampliando la población de personajes fantásticos y cambió el nombre a cuatro reinos, donde los municipios son vistos como reinos y los artesanos son vistos como magos.

“Yo no me considero escritor, pero me di a la tarea, ya que veía que estaba saliendo una serie de imágenes e lustraciones, entonces ¿por qué no atrevernos a hacer literatura infantil? Así nacieron los cuentos ilustrados “Cuatro reinos”, que hoy son libros, pero además una serie de exposiciones y murales no solo en sucre y el caribe, sino en Colombia y ya con algunas conexiones más allá de la frontera. “La idea es lograr una transformación o darle una vista diferente a la cultura y el folclor de la sabana sucreña, para despertar en los niños la curiosidad por descubrir más de su región, de una manera lúdica, divertida, ilustrada; generar todo un imaginario cultural, fantástico, literario que a los niños les llame la atención”.

A medida que Julio se sumergía en su investigación cultural, que conversaba con los artesanos y encontraba en esos diálogos el ADN propio, de sus parientes, paisanos, ancestros, se iba llenando de inspiración, de motivos. Todo esto sumado a las imágenes que guardaba en su memoria de su infancia jugando a crear personajes, de los cuadernos de colegio llenos de historietas creadas por él, sumado todo ello a la influencia informativa de la época a través de dibujos animados y el referente de Disney.

Por eso su trabajo es una confluencia de motivos, como dijo alguna vez en una entrevista, “un artesano con el arquetipo de un dios griego, para crear un artesano mágico, o el fandango en la piel de un hada, todo esto con el propósito de crear un universo nuevo a partir del trabajo de los artesanos y las tradiciones sucreñas con los personajes que todos conocemos para captar la atención de mi público objetivo, pero también con la idea de que sientan los personajes más cercanos, más propios”.

Tiene un sueño este ilustrador, que “en un futuro, una persona de 30 o 40 años me diga, ¿sabes Julio?, yo nací y crecí con tus cuentos, con los personajes y me siento orgulloso de ser sucreño, de ser parte del Caribe colombiano. Mi sueño es que este proceso que se viene haciendo tenga duración en el tiempo y las generaciones sepan lo bello que es ser caribeño y ser colombiano”, expresa.

Y pareciera que los astros se están alineando en favor de ese sueño, pues Cuatro reinos acaba de ser seleccionado entre los ganadores de Crea Digital, convocatoria para la producción de contenidos digitales con potencial comercial y énfasis cultural y/o educativo del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y el Ministerio de Cultura. “Acá en Sincelejo hay un grupo de animadores muy buenos que se llama Lanzcom Audiovisual S.A.S. que vieron todo este proceso de investigación que yo venía haciendo, dijeron que les gusta sobretodo la ilustración y que les gustaría presentarlo en la convocatoria de Crea Digital, que es casi como un premio Oscar nacional, con la idea de realizar una serie animada para niños acá en Colombia. A mí me pareció interesante porque sería un paso más para este”, cuenta.

Y ganaron. De modo que pronto los niños de Colombia y el mundo podrán ver a todos estos personajes creados por Julio, así como los relatos en torno a ellos, en una serie animada. Una noticia muy bonita porque ya es un paso más para extender este imaginario que se ha venido trabajando a través de ilustraciones y cuentos infantiles. Una alegría muy grande sobretodo porque también todo el equipo de trabajo es talento caribeño; somos todos sucreños con dos de Córdoba. Estamos contentos”.

El sueño se cumplirá, sin duda, pues Julio Verbel es un apasionado de su trabajo, con una disponibilidad constante, de domingo a domingo, siempre dibujando, pintando, escribiendo, indagando y llevando sus hallazgos y creaciones a los entornos culturales de la región, pintándolos en murales, o conectándolos con el público en fiestas patronales y festivales de la sabana.

 

Mariaruth Mosquera

@Sherowiya

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cicatriz

Cicatriz

Cintia habló toda la noche. Aprovechando el espacio que daba su monólogo, me di a la tarea de observarla, medir sus gestos, sopesar...

Beso

Beso

Están desnudos, sentados en los dos costados de la cama, dándose la espalda. A él le baja una gota de sudor que se pierde en la ba...

El hombre que no mató a su mujer

El hombre que no mató a su mujer

Nuestro personaje es un señor enjuto y jorobado, de vestimenta pasada de moda y holgada debido a su flacura, gafas de carey con lente ...

“La poesía está en un proceso de cambio y nos toca reinventarnos”: Jacqueline Coquies

“La poesía está en un proceso de cambio y nos toca reinventarnos”: Jacqueline Coquies

Sonriente y emprendedora. Jacqueline Coquies Maestre viaja de un lado a otro del Atlántico -y ahora de la costa Caribe de Colombia...

La poesía y yo

La poesía y yo

  Puede llegar a ser cierta la afirmación de W.H. Auden de que “no hay palabra escrita del puño del hombre que pueda detener la...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube