Literatura

Tres poemas de Marco Antonio Valencia

Luis Carlos Ramirez Lascarro

21/08/2018 - 08:35

 

Tres poemas de Marco Antonio Valencia
El poeta Marco Antonio Valencia Calle / Foto: Jorge Eliécer Pardo

Marco Antonio Valencia Calle nació en Popayán, Cauca, en 1967. Es profesor de la Universidad del Cauca y del Colegio San Antonio de Padua, de Timbío. Es columnista semanal de los diarios: El liberal, Diario del sur, Unicacuca hoy y las páginas web: www.ciudadblanca.com y www.depast.com.

Es cofundador de la Asociación Caucana de Escritores y fue Presidente Nacional del Consejo Nacional de Literatura y miembro del Consejo Nacional de Cultura del MinCutlura del 2010 al 2012. Ha recibido los siguientes reconocimientos: Premio de Literatura Caucana: Mitos y Leyendas “Caucanizate” (2007), II Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 100 años (2004), 2° Puesto en el Premio Nacional de Poesía Carlos Héctor Trejos (2004), Premio Nacional de Poesía, Casa Silva, “Descanse en Paz la Guerra” (2003) y Premio Nacional de Poesía Ciudad de Chiquinquirá (2000).

Es autor de los libros: 14 Crónicas (2000), Oscuro por Claritas (2002), La segunda piel (2003), Bestiario familiar (2004), El profesor espantapájaros (2005), Los versos de la iguana (2005), Invisibles (2009), La noche del trapecista (2010) y El jardín del rinoceronte (2011).

 

Las certezas del amante

ni el alma rota ni la lágrima viva

tengo esta tarde

donde ni te pienso ni te añoro

 

no tengo celos

ni me muerdo los labios por tu ausencia

 

mi alma está tranquila

el cuerpo sosegado

y ya no me preocupa la distancia

 

no tengo dinero

ni motivos para llenarte de regalos

comprarte un poema o brindarte una flor

 

no lloro con canciones de amor

ni quiero componerte versos

para enviarte en una esquela

 

no tengo una duda bailándome en el pecho

ni en la cabeza ideas locas para enamorarte

 

no tengo ni dolores de novio

ni sufro las tormentas del enamorado

 

como vos tan sólo tengo

las certezas el amante y no del amado.

 

Los versos de la iguana

 

en esta tarde y todas las tardes

ríete,

en esta noche sin mirar las estrellas

recuérdame,

bebe un líquido caliente

un trago de vino puede ser

y brinda

ya sabes por quien

y por qué

y para qué

 

en esta vida de sueños

suéñame

en aguas mansas

 

regresa por tus caminos de siempre

y no riegues la senda con mi nombre

olvídame

soy agua de otros ríos

verso de otros poemas

 

a la hora de levantar vuelos

o de hacer nido en otros cuerpos

alza la mano izquierda

y recuerda lo que en ella un día te leí

recuerda mujer

los versos de la iguana.

 

Palabritas turcas para pedirlo con discreción

querida amelia:

 

  • Supongo que así te has de llamar –

me nace inventar tu nombre

al sabor de una copa

al eyacular alcohol en mi garganta

al preñar mis entrañas con el vino

 

me nace la palabra Amelia

al calor de una luz suave

y la flor de una filarmónica

 

miro la copa y casi te presiento

en el fondo rojo

cristalino

te sospecho con una sonrisa

dibujada en el alma

y no me provocas para amiga

me provocas para el incesto

al fin, eres hija del vino y de las ganas

de la luz de una vela y la poesía

las gotas de vino que son tus manos

me bajan por el cuello

me abrazan por el pecho

y me inundad por la boca

me da miedo:

si te como de un trago

y no hay más vino

de me acaba la ilusión

 

¿qué hacemos Amelia?

¿qué harías vos?

Sobre el autor

Luis Carlos Ramirez Lascarro

Luis Carlos Ramirez Lascarro

A tres tabacos

Luis Carlos Ramírez Lascarro nació el 29 de junio de 1984 en la población de Guamal, Magdalena, Colombia. Es técnico en Telecomunicaciones y tecnólogo en Electrónica. Estudia actualmente Ingeniería de Telecomunicaciones y trabaja para una empresa nacional de distribución de energía eléctrica. Finalista de la cuarta versión del concurso Tulio Bayer, Poesía Social sin Banderas, 2005, en cuya antología fue incluido con el poema: Anuncio. Finalista también del Concurso Internacional de Micro ficción “Garzón Céspedes” 2007. Su texto El Hombre, fue incluido en el libro “Polen para fecundar manantiales” de la colección Gaviotas de Azogue de la CIINOE, antología de los finalistas y ganadores de dicho concurso, editado en 2008. El poema Monólogo viendo a los ojos a un sin vergüenza, fue incluido en la antología “Con otra voz”, editado por Latin Heritage Foundation. Esta misma editorial incluyó sus escritos: Niche, Piropo y Oda al porro en la antología “Poemas Inolvidables”, de autores de diversos lugares a nivel mundial. Ambas ediciones del 2011. Incluido en la antología Tocando el viento del Taller Relata de creación literaria: La poesía es un viaje, 2012, con los poemas: Confidencia y guamal y con el texto de reflexión sobre poesía: Aproximación poética. Invitado a la séptima edición del Festival Internacional de Poesía: Luna de Locos de Pereira (2013) e incluido en la Antología nacional de Relata, 2013, con el poema: Amanecer.

Es autor del libro, publicado de manera independiente: El Guamalero: Textos de un Robavion y de los libros aún inéditos: Confidencia y Libro de sueños.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

“El Caribe es una buena arepa de huevo”: John Jairo Junieles

“El Caribe es una buena arepa de huevo”: John Jairo Junieles

No hay paraíso sin lectura. O no hay paraíso sin hablar de lecturas. La afirmación es atrevida, pero, estimado lector, póngase a pe...

Tres siglos románticos [III]

Tres siglos románticos [III]

  El Romanticismo, con amplia manifestación en el mundoliterario y en las artes, fue un movimiento complejo y profundo que surge d...

Confesiones ante una cazadora cazada

Confesiones ante una cazadora cazada

«La amistad no es menos misteriosa que el amor o que cualquiera de las otras fases de esta confusión que es la vida ». Jorge Luis Bo...

Cinco poemas de John Harold Better

Cinco poemas de John Harold Better

  John Harold Better Armella nació en Barranquilla en 1978. Es autor de los libros: China White (2006), Locas de Felicidad: Cróni...

Febrero Escarlata o la crónica roja en su estado puro

Febrero Escarlata o la crónica roja en su estado puro

El reciente premio de periodismo Simón Bolívar otorgado a Ernesto McCausland fue una excusa para conocer la obra del periodista y pas...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube