Literatura

Tras la poesía de Dora Isabel Berdugo

Luis Carlos Ramirez Lascarro

06/11/2018 - 06:35

 

Tras la poesía de Dora Isabel Berdugo
Dora Isabel Berdugo / Foto: Blog de la autora

Dora Isabel Berdugo Iriarte nació en Cartagena de indias (Colombia). Abogada, poeta, teatrista y dramaturga. Especialista en Comunicación  para el Desarrollo y  Master Oficial en Intervención Social en la Sociedad del Conocimiento, UNIR, España. Se ha desempeñado como docente universitaria, juez en encargo, asesora, redactora cultural del periódico on-line El Sol y de las revistas virtuales la Calvaria de Cartagena y De Sur a Sur revista hispanoaméricana de poesia   (2018).

Directora de teatro, investigadora social, gestora cultural y coordinadora académica del festival de poesía negra y cantos ancestrales de Cartagena, ha obtenido varios premios nacionales e internacionales en poesía, y premios locales y regionales como directora teatral y dramaturga. Premio internacional artista literario 2017 AZ Libris Show, Cartagena de Indias.

Ha publicado los libros: Mutaciones, Por el agujero que se filtran las vivencias, Encintando sucesos y el Rastro de la Sangre, Rostros e imágenes de los seres anónimos y Anécdotas del vecindario (Poesía). En dramaturgia ha creado: GB (teatro del absurdo), La muerte toca dos veces (obra de teatro basada en el cuento de Juan Rulfo Diles que no me maten), Monólogo el agónico oficio de escribir (teatro). Ha sido antologada en Bajo el fuego del caribe colombiano. Cuatro poetas afrocartageneras (Apidama ediciones. 2017). El  estado social de derecho colombiano Revista Surcos. Cartagena. 1995. El Raúl de mis recuerdos (Universidad revista de pensamiento y cultura de la Buad, México 2016).

 

TE HABLO DESDE EL AYER QUE ME VISITA

Intenté
ser como tú

Ignoré
que la sangre hierve
y el cuerpo se pudre

Ser semejantes 
no es ser iguales

No tenemos otro espacio
Por eso 
Habitemos este cuerpo 
sin estorbarnos

 

CONDENA II

Huiste de la nada
para no ser memoria

Creíste que por no dejar huellas
podías liberarte de tu historia

Hoy pretendes dar el salto
sin comprender

Que al entrar en el vacío

habrás empezado a ser recuerdo

 

FETICHE

Pretendiste hacer de mí
una más de tus historias
una máscara de mujer
un tejido de palabras
un fetiche de tu alma
un objeto de conquista
un amor para tu ego

Olvidaste

Que el amor como mi vida no es creación de tu intelecto

 

POEMA EN TRES TIEMPOS
I
Sibila

Tal vez
fue tu deseo de vivir
y no tú oficio
quien te obligó
a ser
una voz sin cuerpo


II
Poeta

Seguramente
será tu oficio
y no tu vida
quien te convertirá
en voz sin cuerdas
palabra eco olvido recuerdo...


III
Deseo

Sibila
tal vez un día
el eco de tu voz
se encuentre con mi grito
para acompasar nuestro oficio
al ritmo del olvido

 

LA VIUDA

A la muerte del marido 
la viuda parece recogerse en su duelo
y con ella las noticias del barrio

Todos la extrañan 
sus vidas han estado 
en su lengua
no come ni sale ni ríe 
y ya no habla mal de nadie.

El vecindario compadece a la viuda 
todos creen que el dolor la ha cambiado
En medio de lágrimas oculta sus motivos
nadie intuye al escuchar sus gritos
que el pudor y la tristeza
solo duraran hasta cobrar 
la primera mesada 
de su marido muerto

 

CÁLCULOS FALLIDOS
Él quiere controlar la vida de todo el vecindario
mira con desprecio a quien no le hace la venia
y con fastidio a todo aquel que lo confronta

Ha escrito su sentencia sin saberlo y está feliz
después de la última paliza
su mujer en secreto decidió marcharse
el no sospecha que ella
la marrana, la ignorante, la pueblerina,
la poca cosa que tanto le avergüenza
es la única que tendría la vocación de cuidarlo.

Piensa que al sacarla de su vida
estará libre y va a celebrarlo
a unos pasos de su puerta una bala lo encontró
ahora cuadripléjico y consciente
sabe que no inspira compasión
y que en adelante 
en su vida 
que será muy larga 
solo recibirá lo que merece
Desprecio

 

Sobre el autor

Luis Carlos Ramirez Lascarro

Luis Carlos Ramirez Lascarro

A tres tabacos

Luis Carlos Ramírez Lascarro, Guamal, Magdalena, Colombia, 1984. Estudiante de Historia y Patrimonio en la Universidad del Magdalena. Autor de los libros: El acordeón de Juancho y otros cuentos y Semana Santa de Guamal, una reseña histórica; ambos con Fallidos editores en el 2020. Ha publicado en las antologías: Poesía Social sin banderas (2005); Polen para fecundar manantiales (2008); Con otra voz y Poemas inolvidables (2011); Tocando el viento (2012) Antología Nacional de Relata (2013), Diez años no son tanto y Antología Elipsis internacional (2021). Ponente invitado al Foro Vallenato Clásico en el marco del 49 Festival de la Leyenda Vallenata (2016) y al VI Encuentro Nacional de Investigadores de Música Vallenata (2017). Su ensayo: El Vallenato protesta fue incluido en el 4to Número de la Revista Vallenatología de la UPC (2017). En el 2019 escribe la obra teatral Flores de María, inspirada en el poema musical Alicia Adorada, montada por Maderos Teatro y participa como coautor del monólogo Cruselfa. Algunos de sus poemas han sido incluidos en la edición 30 de la Revista Mariamulata y la edición 6 de la Gaceta Hojalata (2020). Colaborador frecuente de la revista cultural La Gota fría del Fondo mixto de cultura de La Guajira. 

 

1 Comentarios


Dora Isabel Berdugo Iriarte 16-12-2018 10:49 PM

Gracias Luis Carlos. Un abrazo

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Los triángulos brillantes en los cuentos de Diego Niño

Los triángulos brillantes en los cuentos de Diego Niño

  La noche es una niña traviesa, pero el Niño (Diego) es el hombre travieso de la narración breve (y oscuramente deliciosa). De ...

El hombre que no mató a su mujer

El hombre que no mató a su mujer

Nuestro personaje es un señor enjuto y jorobado, de vestimenta pasada de moda y holgada debido a su flacura, gafas de carey con lente ...

“Amo, luego existo”: Ígor Barreto

“Amo, luego existo”: Ígor Barreto

En medio de la pandemia, las artes en general han acompañado el confinamiento. Los festivales y los encuentros migraron de las tablas ...

Carmen Matojo

Carmen Matojo

Nadie sabe cuándo ni cómo llegó al pueblo, lo cierto fue que desde su llegada las mujeres se sentían incómodas con su presencia. D...

Horror al vacío de la belleza

Horror al vacío de la belleza

Algunas novelas sugieren el encuentro con la belleza desde la primera frase. Para algunos lectores, esa primera página puede llenarlos...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados